lunes, 5 de octubre de 2009

Déjame soñar contigo

Este finde lo he pasado en la casa de la playa con Mimejoramigadetodalavida. Para abreviar y como tengo nuevo blog y estoy super enganchada a Gossip girl (you know you love me, xoxo, Gossip girl), voy a empezar a llamarla Z. En fin, que Z y yo, que hemos decidido que tenemos que pisar nuestras casas lo menos posible para conservar nuestra salud mental, decidimos ir sin depilar ni nada a la casa de la playa (aunque la muy traidora al final si que se depiló y yo no solo fui la gorda de las dos, sino también la peluda, pero en fin).

Hicimos lo típico: comer como cerdas, ver un montón de pelis y series, hablarle del Pelocho al cual no conocía (y dijo que estaba bueno, me quedo más tranquila con mi gusto, aunque me hacía ilusión amar a un feo, como Jane Eyre al señor Rochester), bañarnos en la piscina y en la playa por la tardecita. El sábado teníamos planeada una súper marcha en los pubs de guiris borrachos, a ver si teníamos suerte y nos dábamos un magreíllo etílico, o por lo menos nos subíamos un poquito la autoestima. A eso de las 8 dejamos la playa para ir al apartamento a cenar y ponernos guapas para la gran noche. Hicimos unas pizzas, nos duchamos y peinamos, y nos pusimos el pijama para no ensuciar nuestras galas.

Una hora más tarde Z dijo:
- Yuos, de verdad hay que salir de marcha?
- No? ( uf, que alivio, no tenía malditas ganas)
- Tengo sueño.
- Vale, nos quedamos entonces, pero voy a poner en el messenger que me fui de juerga para minar algunas morales.
- Que buena idea!!

A las doce estabamos roncando en la cama. Y entonces empecé a soñar.

Al día siguiente le dije a Z:
- Hablé anoche?
- Si! dijiste: Por qué te cambias a la derecha si estás cómodo a la izquierda?
- Ah.


No hay comentarios:

Publicar un comentario