jueves, 1 de octubre de 2009

Los renglones torcidos de Dios II (continuation)

La primera parte aquí.


Mi nuevo amigo Iván, sigue contandome su interesante vida, mientras mi cerebro trabaja a toda máquina buscando maneras para huir sin despeinarme mucho.


- Eres de “pueblofamosoporsufabricaderon”?
- No, solo voy a la facultad de veterinaria (por qué sigo hablándole? por qué tengo esta mierda de educación?)
- Ah, con los animalitos, claro, ellos también tienen su humanidad.

Ein????

- Si, jeje.
- Pues yo voy a ver al juez.

Pues ya me quedo más tranquila oye…

- Ah si? (calculando si bajándome en esa parada llegaría mucho más tarde la facultad)
- Si, porque claro, yo soy separado, sabes, tú eres separada?
- No.

( QUE SI SOY SEPARADA??? CON ESTA PIEL??? ARDERÁS EN EL INFIERNO POR ESA PREGUNTAAAAAA)

- Mejor para ti. Pues claro, yo tengo derecho a ir a ver a mi hijo al colegio, pero yo se lo digo al juez, y él me ignora, me habla de otras cosas. Y yo pienso, este juez está mal del coco o qué? Está en la luna!!

Y no será que está totalmente cuerdo y no te deja ver a tu hijo porque eres medio psicopatilla?

- Oye, y los perros de presa y esas cosas son los mejores, no?
- Para qué?
- Pues…para cuidar las fincas y eso…
- Ah, bueno, si…
- Ah, es que yo tenía antes, sabes? Y los llevaba a exposiciones y todo, y los veterinarios les miraban las patas, los dientes…
- Claro.
- Porque aquí donde tú me ves todo bien vestido, y todo guapeado (llevaba una camisa y un pantalón, nada del otro mundo), yo antes era granjero.
- Ah (no lo habría sospechado nunca).
- Sí, tenía 25 gallinas (uuuuh, gran granja), y tenía cabras, vacas, ovejas, conejos… (y elefantes, leones, ornitorrincos…)
- Precisamente estaba yo ayer hablando con una chica de perros.
- ¿?
- Sí, estaba yo haciendo el cristo en la playa, y de repente oigo “hola!” . Y yo miré y había una chica, y me dijo “me he hecho daño en una roca, los perros no se hacen daño con las rocas”. Y entonces empezamos a hablar de perros.

¿??????????????????????????????? Cuánta peña loca hay en esta isla???????


- Ah.
- Si, si, así por la cara, sin conocerme de nada.

No sé a quién me recodará, oye…

- Y claro, a mi me dio cosa por la chica, porque yo soy un hombre sin malicia ninguna, soy una buena persona, pero si le llega a tocar otro a lo mejor abusan de ella.
- Claro.
- Y las chicas tienen que cuidarse, tú te cuidas?
- Movimiento afirmativo de cabeza para evitar decir “es evidente que no” como pretendía mi lengua.
- Pero claro, es que la gente está muy sola…

Pude ver claramente como ponía esta cara:




- Fuiste a la romería de “pueblofamosoporsumontaña”?
- Eh…no.
- Ay, qué tiempos aquellos en los que yo iba…que bien me lo pasaba.
- Je je.
- Si, era súper divertido, mi hermana tenía un arte para meterse las botellas en las bragas!!!
- ¿??????? Cara de miedo.
- Si si, y llenas!! Más loca! Tenía una tira que iba del sujetador a las bragas (¿?) y allí se las metía, jajajaja.
- Bueno, yo me bajo aquí (claramente aliviada).
- Bueno, encantado, eh? Yo me llamo Iván (otra vez la mano tendida).
- Si si, encantada... (ignorando la mano y volviendo a ponerme, por fin, los benditos auriculares)

No hay comentarios:

Publicar un comentario