miércoles, 13 de enero de 2010

Odio las guaguas.



Casa de Pétalo, cualquier hora del día es válida:

Titotitotí,titotitotí,titotitotí...
Pétalo: Mira, un pajarito...
Titotitotí,titotitotí,titotitotí...
Pétalo: Jiji, pajaritooooo...
Titotitotí,titotitotí,titotitotí...
Pétalo: Mmm, por qué no se calla?
Titotitotí,titotitotí,titotitotí...
Pétalo: Joder con el puto pájaro.
Titotitotí,titotitotí,titotitotí...
Pétalo: Mierda, si era el despertador!!!

Nota aclaratoria: Me pasa mucho, integro el sonido del despertador en mis sueños,y a veces es un pájaro, a veces un guardia, a veces un bombero (con lo que el sueño se pone súper interesante, mmm)...

Pétalo se levanta, mete el café con leche en el microondas, y mientras este se calienta y se enfria, ella se mete en la ducha y se lava bien lavadita todos los rincones. Sale de la ducha, se lava los dientes (si, antes del café, manías de una), se pone las lentillas y la crema hidratante. Sale del baño con la toalla, se pone las bragas y el sujetador, y sale a por el cafe con leche aprovechando que está sola en casa. Se lo toma en cinco coma cuatro segundos y se pone el resto de la ropa y accesorios. Se pone un poco de base de maquillaje, por si se encuentra con JL por la calle (cualquiera se expone a no estar resplandeciente), prepara las cosas en el bolso y sale al salón. Allí permanece cinco segundos pensando en que algo le falta. Mientras se lo piensa va a dar los buenos dias y el hasta luego a Mascotadelamor y a Mascotadeldemonio. No, no parece que se le quede nada, y si es así se acordará cuando esté a muchos kilometros de casa, para qué preocuparse ahora? Coge las llaves.


Central de guaguas. La hora depende de la hora a la que Pétalo vaya a salir.



Una chica con gafitas mira un monitor. En él se ve a Pétalo echandose la base de maquillaje para taparse los puntos negros de la nariz, parece concentrada, se deja un pegote súper cantoso en un cachete, la chica ríe malvadamente. Tiene el dedo preparado, cerca del botón, sabe que el momento se acerca. Pétalo se pasea por la casa haciendo chorradas, coge las llaves, va a salir. Por fin. La chica apreta el botón.
AÚAAAAA AÚAAAAAAA!!!!
Toda la central se pone en movimiento, como una máquina bien engrasada, los guagüeros, perfectamente uniformados bajan por sus tubos (o no tienen tubos?, los bomberos vuelven a despistarme) y entran en sus guaguas respectivas. Pétalo ya ha salido, hay que darse prisa. Las guaguas consiguen, una vez más, lograr su cometido, pasar 30 segundos antes de que Pétalo llegue a la parada, para que además ella pueda ver cómo se van. Otro día más, de nuevo, lo han conseguido. Algún día conseguirán que ella por fin se saque el carnet de conducir. Solo es cuestión de perseverancia y vigilancia.

PERO COMO COÑO LO HACEN PARA QUE NUNCA PUEDA COGERLA A TIEMPO SEA LA HORA QUE SEA??? JODER JODER JODER!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario