jueves, 11 de marzo de 2010

El último truño.

Y una vez más entramos en la sección de cine de Pétalo!!
Bueno vale, solo es la segunda vez, que queréis. La anterior entrega (2012)aquí.

Yo no me considero una persona especialmente crítica con el cine (ni con nada en general), me gusta disfrutar y me dejo convencer con cualquier cosa que me quieran vender. Voy al cine a meterme en la peli y pasar ese rato viviendo esa historia. Pero todo tiene un límite. Hay pelis en las que ni un alma cándida como yo consigue ver nada bueno. Y La última legión o "El último truño" como prefiero llamarla, marcó un antes y un después en mi concepto del cine. Fueron los peores seis euros invertidos en toda mi vida.
Incluso peor invertidos que cuando mandaba sms para compartir el premio del concursante de "Allá tú".



Recuerdo que el día que fuí a verla, era el típico día en el que ibamos al cine porque no teníamos nada mejor que hacer, y no había ninguna película en cartelera que nos llamara especialmente. Nos quedamos dudando ante los posters del cine, y mi ex dijo:" una de romanos!!!la vemos?" Yo pensé: "hombres con falda, Colin Firth, la india esa que está súper buena, Ben Kingsley...vale, veamosla". Desde entonces Colin Firth ha perdido toda mi estima.

Colin, por favor!! Que eres Mr. Darcy!!!Cómo te atreves? Quién te elige los papeles? Espero que tengas una buena excusa, como que tuvieras que pagar una deuda urgente a algunos mafiosos rusos, o que el director de la peli fuera tu hermano pequeño, porque entonces no lo entiendo.

Ya no es cuestión de que el guión sea flojo, previsible, o no tuvieran mucho dinero para el atrezzo. Es que es una mierda desde el principio hasta el final. Por lo que recuerdo (he intentado borrarla de mi memoria, pero no lo consigo), empieza en Roma, en un momento en el que están siendo atacados por los barbaros y el César está siendo amenazado por estos mismos. Entonces el César contrata a Colin Firth, que es algo así como un jefazo de la guardia venido a menos y dado al bebercio(de esto no estoy segura, a lo mejor le habían matado a la familia que es un recurso muy utilizado para dar pena y despertar la ternura sobre el pobre macho frustrado) para que sea su guardaespaldas. Total, que un poquito después, entran los malvados bárbaros a cargarse todo lo que pillen vivo en el palacio del César, y lo matan. Mientras esto sucede, Colin coge al hijo del César (que ahora es el nuevo césar y además es el niño de Love actually) y a Merlín el encantador (que yo tampoco sé que cojones pinta en la peli pero es el profe del niño) y se los lleva de allí para evitar que los maten y el imperio romano pueda resurgir de sus cenizas cuando las cosas se calmen.

Durante todo este tramo de la peli yo no podía parar de flipar viendo a Merlín en Roma, a Colin Firth con un peinado que no le favorecía nada, y al niño de Love actually terriblemente sobreactuado. Pero lo mejor fue cuando entra en escena ashi..ashlira..La india. Al principio intentan metertela doblada haciendo como que es un hombre, un temible guerrero con culito respingón procedente de algún sitio exótico y lejano, con turbante y ojos verdes misteriosos. Nunca se quita el turbante y no habla, solo pelea y les saca de apuros con sus fascinantes artes de guerra. Y como la descubren??? Seguro que lo adivinais. Sí, efectivamente, como es una mujer y todo el mundo sabe que las mujeres son limpitas, ella fue a darse un bañito en el río. Con poca ropa y una pedazo melena que le llega al culo (que bien se disfraza que no tuvo ni la precaución de cortarse el pelo). Y dió la casualidad (uuuuh), de que a Colin también se le antojó bañarse, o darse un paseo, o era gay y quería ver al indio en pelotas, quien sabe. Ella, muy enfadada por verse sorprendida en su baño de espuma, decide pelear con él, haciendo prevalecer así su arte guerreril, convirtiendo la escena en lo más ridículo de la historia del cine, ella, una india buenorra mojada, revolcándose y frotándose con Colin, además llevando una espada para hacerla aún más sexy. Todo con la excusa de estarse peleando, claro. Alguién dijo recurso facil?



Aquí yo empezaba a pensar que no había sido tan buena idea guiarme por los actores al elegir la peli. Mi mundo estaba empezando a desmoronarse. Y no sabía que aún no había llegado lo peor.

A partir de ahí empiezan a escalar decorados de cartón piedra a los que solo falta verles la etiqueta de Leroy Merlin, a decir chorradas cuando matan a los malos (te dije que no te metieras conmigo), y a poner excusas cada vez más baratas para que Colin y la india se magreen a gusto. Y yo me planteo, por qué en este tipo de películas, en las que salen tías duras y llenas de seguridad, que parecen inalcanzables y además están superbuenorras, saben idiomas y a veces hasta tienen propiedades y titulos nobiliarios, siempre acaban cayendo en las garras del prota sin casi pelear? Es algo así como: "por dios, me has visto? nunca en la vida me llegarías a la suela de los zapatos, nene". Y a los cinco milisegundos están en su cama, con cara de corderas, y con un queque de chocolate recién hecho para su hombre en la mesilla de noche. No podrían resistirse un poco más? Por ser un poco consecuentes con su personalidad, digo yo.



Pensáis que no puede empeorar? No sabéis lo mejor. Merlín hace magia. Magia de verdad. Lanza llamitas y cosas raras por los dedos. No convierte al niño en ardilla, pero porque los efectos especiales no daban para ello (aunque no habría sido nada raro que le pusieran un disfraz de ardilla, y palante). Y, señores, cuando digo que los efectos especiales no daban para ello, es porque están hechos con el paint. O con un spectrum, o algo aún peor. Hay que verlo para creerlo.

Pero el final es apoteósico, impresionante, bestial. Encuentran la espada del rey Arturo!!! Resulta que en el trasnscurso de sus tropelías y aventuras, habían llegado a Inglaterra, donde quedaba el único ejército fiel al emperador. Y claro, ahí estaba la espada del rey Arturo, clavada en su piedra. Creo que por esto estaba Merlín el encantador en la peli, para guiarles hasta ella. Y quién la saca? Por supuesto, el niño sobreactuado, el nuevo césar, el heredero natural del imperio. Porque esto tiene toda la lógica del mundo, y si no la pillas es que eres bobo, claramente. (Ahora que lo pienso, Arturo no fue posterior a Roma??? No entiendo nada. Pa mí que la ropa de Arturo era más currada que la de los romanos...).

Cuando por fin terminó el horror, decidí que lo que pasaba es que la peli era una parodia y no lo había pillado. Que era como un Scary movie de las películas de romanos y de aventuras. Pero no, en google ponía que era un drama. En fin, desde que vi esta peli, me hice un saco imaginario. El saco de las pelis casi tan malas como la última legión. Porque si encuentro alguna que la supere me pegaré un tiro.
Espero no haberos spoilereado una peli que quisierais ver, pero, si me permitís un consejo, proteged vuestra inocencia de tremenda bazofia, por favor, sed prudentes.

Y si, claro, Colin y la india se enrrollan, se casan, tienen hijitos mestizos para sustituir a la familia muerta de Colin, y comen queque durante toda su vida, porque además son gente VIP, y el César sobreactuado y Merlín les enchufan en un funcionariado de por vida.

4 comentarios:

  1. Y Ben Kingsley? de qué hace? (por favor, por favor, que no sea Merlín).

    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Joder, qué bueno lo de Merlín y Excalibur, todo el sentido del mundo XDDD

    Pero creo que te gano (bueno, creo no, te gano seguro): yo fuí al cine a ver... ¡Chan, chan, CHAAAAAAAN! ¡Spanish Movie! Única peli donde he visto a la gente levantarse y mandarse a mitad. En serio, deberías echarle un vistazo un día de estos. Estremecedora.

    ResponderEliminar
  3. Juraría que te había escrito un comentario, pero creo que se perdió por el camino...

    Yo tengo la máxima de no ver películas históricas; suelen pasarse la objetividad por el forro, son poco creíbles y me abuuuuuurren. :s

    ResponderEliminar