martes, 15 de junio de 2010

In the flesh III (little pleasures)

- Bañarse en el mar desnuda.
- Estrenar ropa. Es increíble la seguridad que da.
- Las caipirinhas. Ácidas y refrescantes. Es la mejor bebida del mundo.
- Achuchar a un bebé. Y que te sonría y te derrita con su olor a bebé.
- Las crepes. En todas sus variantes.
- Dormir acompañada. Sobre todo si hace frío y la otra persona es una estufita acurrucable.
- Sentir el amor mudo de un animal.
- Chupar los trocitos de lima que quedan al terminar una caipirinha. Absorber los restos ácidos y morder los pequeños restos de azúcar que aún les quedan dentro.
- Los besos blandos, largos y húmedos.
- Los piropos absurdos e inesperados. Y si me hago actriz? Podría? Uff, actriz porno seguro que sí.
- Encerrarte a cantar y llorar:



- Mirarte un tema justo antes de entrar a un examen y que lo pregunten.
- Llegar a casa y descubrir que no hay nadie.
- Sentarme a leer con MascotadelAmor y terminar siendo su esclava de los mimos.
- El café. A cualquier hora, en cualquier situación, el café me hace sentir bien.
- Que el Pelocho me diga guarradas. O cualquier cosa, que me diga cualquier cosa. Y recrearlas durante semanas.
- Salir de la piscina o del mar y notar el pelo mojado chorreando en la espalda. Entonces sacudes la cabeza y te sientes repentinamente sexy y ligera. Y dejas de meter tanta barriga.
- Ir por la calle con el ipod. Siento que estoy en mi propio videoclip.
- Un concierto de Joaquín.
- Londres.
- El peso de la cámara en mi cuello.
- Entrar en pantalones que hacía años que no me ponía.
- Las tardes entre amigos jugando a juegos de mesa. Y el alcohol rulando mientras.
- Las fotos antiguas. Y las risas que se echa uno viendo las pintas que llevaba.
- Llegar a casa, y descubrir el correo lleno de comentarios.
- Abrir un regalo. Despacito despacito, quitando la cinta adhesiva poco a poco, retrasando el momento de ver el regalo.
- Dormir. Sin miedo al despertador.
- Las cosquillitas.
- Los últimos treinta segundos de Defying gravity. Y toda la canción en general, pero es que el final es bestial.

Y podría seguir durante horas, pero mejor sigo otro día. Y vosotros? Qué pequeños placeres tenéis?

8 comentarios:

  1. Se ve que te mola Glee :p

    Muy interesante el post. Mis respuestas están hace tres años, concretamente aquí.

    ResponderEliminar
  2. La versión de Defying Gravity de Kurt es de lo mejorcito que se ha cantado en años (o que estos oídos míos han tenido el placer de escuchar.)

    Entre mis placeres se encuentra el de las sobremesas eternas con mis amigos: hemos llegado a empalmar turnos en restaurantes y a escuchar de voz de la camarera de mediodía "¿pero aun estáis aquí? ¿Os traigo otra vez la carta para pedir la cena?"

    ResponderEliminar
  3. -Que me toquen el pelo.
    -La tarta de chocolate y galletas.
    -The sciencist, cantada por Natasha Begdinfield.
    -In these arms,de Bon Jovi.
    -Aprobar esa asignatura sobre la que pensabas que "ni de coña"

    =)

    ResponderEliminar
  4. Sólo voy a decir que es que ése final con:

    (...)
    And if I'm flying solo
    At least I'm flying free
    (...)
    No Wizard that there is or was
    Is ever gonna bring me down!


    Es tal subidón que vamos... Me encanta :)

    ResponderEliminar
  5. Glee mola Peibol! Tu entrada es preciosa,:).

    Amanda, la versión de Kurt es genial, aunque yo prefiero la original, me parece como más...no sé, apasionada. Las sobremesas largas sone stupendas, tienes razón. Aunque yo nunca he empatado en el mismo restaurante,jajaja.

    R, mmm, que me toquen el pelo...

    Inés:
    I hope you´re happy!!
    Bring me down!!!

    ResponderEliminar
  6. A mi tb me encanta Glee...

    Pequeños placeres... dormir hasta despertarme sola, las sobremesas con amigos o la familia, tumbarme a leer un dia de lluvia

    Lo de bañarme desnuda en el mar me gusta mucho tb...

    ResponderEliminar
  7. mojarme debajo de un tormentazo de verano en medio del campo...qué sensación de "me da todo igual y soy super libre", el olor a tierra húmeda es un acompañamiento esencial.
    lo único asegurarse de que hay un árbol cerca para que capte los relámpagos jejeje.

    ResponderEliminar