sábado, 31 de julio de 2010

Avance u obligación?

El otro día a raíz de este post de Peibol, recordé que hacía tiempo que quería hablar del tema que hoy os voy a exponer. Realmente no tiene mucho que ver con el post de Peibol, pero un poco si que se tocan, al evidenciar la falta de personalidad que parece que guía hoy en día nuestra sociedad.

La figura de la mujer, en el último siglo ha sufrido un cambio espectacular. De ser ama de casa y de tener como primera ocupación el cuidado de los hijos, ha pasado a ser ama de casa, trabajar, mantenerse guapa y atractiva, cuidar a sus hijos, tener hobbies, ser culta, cariñosa y encima sentirse la mar de realizada. Lo que al principio parecía una liberación, al final ha terminado siendo practicamente una nueva forma de esclavitud. Oh! que avanzadas y liberadas estamos, ahora tenemos que hacer el triple de cosas para sobrevivir!

Hemos llegado a un punto en el que escuchar que una mujer es ama de casa con menos de cuarenta años, nos hace considerarla estúpida, poco ambiciosa, y poquito menos que retrasada mental. Que una mujer dedique su tiempo a criar a sus hijos es visto hoy en día como una señal de debilidad y de atraso. Y yo me pregunto, por qué? Por qué necesita una persona hacer trescientas cosas al día para sentirse realizada? Es que no puede ser culta y cultivada si no trabaja? Es que todos trabajamos en algo que nos proporciona nuevos conocimientos cada día? Por qué es tan importante que salgamos a ganar dinero si al final ese dinero lo gastamos en que otro cuide a nuestros críos?

Entiendo que hay muchas mujeres a las que ocuparse de la casa y cuidar de los niños les resulte agotador y opresor, y eso lo respeto profundamente, pero estoy segura de que hay por ahí otras muchas mujeres, bueno, y hombres también, claro, a los que no les importaría quedarse en casa y serían perfectamente felices con ello. Pero claro, como admitirlo? Cómo admitir que te pasas por el forro el tener que demostrar nada para que no te consideren una mujer florero? Entrando un poco en la generalización y la absurdez, en qué nos ha beneficiado esta situación? Mmm, lo de los sueldos no me vale, antes las familias vivían mejor con un solo sueldo de lo que viven ahora con dos. Las generaciones de niños están cada vez más desatendidos, criados por abuelos exhaustos que emplean su tiempo en educar niños que no son suyos y con los que no pueden identificarse, porque pertenecen a mundos totalmente diferentes. Niños que crecen viendo a sus padres agotados de trabajar y que lo último que les apetece al llegar a casa es pasar un rato con ellos jugando o hablando.

Obviamente aún estamos en un periodo de transición, y quizás con el paso de los años acabe alcanzándose un equilibrio en el que podamos con todo. Pero, lo que me molesta de esta situación es el tener que estar demostrando continuamente tu valía. Si tú necesitas tener un curriculum de 500 páginas, un culo prieto de hacer pilates, saberte la wikipedia de memoria y haber hecho tres años de voluntariado en nigeria, para sentirte realizado, eso no quiere decir que el resto de seres humanos del mundo lo necesiten. Elige tu vida y deja elegir libremente las suyas a los demás.

Sé que muchas personas necesitan que los dos miembros de la pareja trabajen, monetariamente, y que quedarse en casa es un lujo que no se pueden permitir, pero no hablo de eso en este post, hablo del hecho de que tener libertad para hacer lo que quieras acabe convirtiéndose en "haz lo que te hemos dado la oportunidad de hacer o te consideraremos una lacra de la sociedad". Sinceramente, dudo mucho que para vivir y ser feliz haga falta trabajar. Hace falta ocupar el tiempo en algo, pero no tiene por qué ser trabajar.

El avance para mí significa poder elegir.

18 comentarios:

  1. El avance para mi significa que lo que piensen los demás sobre tus decisiones vitales te de igual. Probablemente, yo con una madre ama de casa de 35 años cuyos temas de conversación sean pañales, biberones, lactancia, limpieza, etc, no desee pasar mucho tiempo porque no me va a interesar en absoluto su conversación y es posible que me aburra.

    Yo soy de las que piensan que el trabajo dignifica. No hacer nada te hace sentirte inútil y contribuye a bajar la autoestima. Pero ser ama de casa, tambien es trabajar. El problema es que no cotiza. Por eso yo no puedo dejar de pensar que es un error no luchar por tener unos recursos que te hagan ser una persona independiente, y que dedicarte a criar a tus hijos y a cuidar de tu casa y de tu marido te deja en una situación de total dependencia. ¿Y si tu marido te deja? ¿Confías en que conseguirás un buen arreglo en los trámites del divorcio y que seguirá manteniéndote? Y cuando tus hijos sean mayores e independientes, ¿seguirá tu ex-marido teniendo la obligación de mantenerte? De no ser así, ¿crees que con 50 años es un buen momento para buscar un trabajo, si no has trabajado nunca fuera de casa? ¿Otra persona más para la economía sumergida? ¿Y si tu marido se queda sin trabajo?

    El trabajo doméstico es un trabajo muy digno, y necesario. La historia de la humanidad se ha escrito desde el punto de vista masculino, y el papel de las mujeres en la historia ha estado, la mayoría de las veces, destinado a la invisibilidad. Una de las luchas feministas, desde el principio, fue que se reconociera el trabajo doméstico como trabajo productivo. Eso nunca ha ocurrido, y por eso, muchas personas luchan, en sus casas, porque sea un trabajo compartido, y muchas lo han conseguido, y muchos hijos se han criado con su padre, y con su madre, porque ambos han sabido modificar sus vidas y sus circunstancias a su función de padres.

    Tal y como están las cosas, creo que hay que tener muchos ovarios para dedicarse unicamente al trabajo doméstico y a criar hijos. Con eso, nadie te va a pagar la jubilación.

    ResponderEliminar
  2. Caótica, si, entiendo lo que dices, pero hay algunas cosas que quiero matizar. Precisamente una de las cosas que dices en tu primer párrafo es a lo que yo me refería. Por qué das por hecho que una ama de casa solo tiene esos temas de conversación? Es que tú con tus amigas hablas solo de trabajo? Porque si a mi me viene una amiga...digamos...secretaria, y en su conversación solo me hablara de su jefe y de los papeleos que hace, me aburriría como una ostra. Eso es un prejuicio que tenemos sobre esa elección, que esa persona no tiene más vida que sus hijos y su marido y su casa. Una cosa no quita la otra.

    Lo de que el trabajo dignifique...pues sí, es muy digno, pero probablemente no sea lo único que dignifique, puedes emplear tu tiempo libre en otras cosas que dignifiquen igual pero que no consistan en ir todos los días a una oficina, no? La parte económica y de cotizar si es un problema. Tambien estoy perfectamente de acuerdo en que tal y como es nuestro sistema es poco viable, y es una pena que una persona para poder dedicarse a su familia tenga que depender tan bestialmente. Pero no me refería a eso, quiero decir, es una mala situación, y un riesgo muy grande que no todo el mundo está dispuesto a correr, pero, si alguien decide arriesgarse y hacerlo...pues oye, yo solo digo que es su decisión. Y en cuanto a lo de sacar provecho del divorcio, pues mira, si esa persona ha dedicado su tiempo a criar a unos niños que también son tuyos, y a cuidar de una casa que también es tuya, y a hacerte la comida etc etc, "sin cobrar", pues oye, tampoco me parece que sea algo monstruoso que en el divorcio le toque algo para poder sobrevivir y no quedarse tirada. Pero estoy totalmente de acuerdo contigo en que es una mala situación.
    Aunque hay personas que pueden mantenerse solas perfectamente, porque a lo mejor tienen herencias, o negocios que no necesitan de su presencia, etc, y aún así siguen trabajando por el miedo al qué dirán.

    ResponderEliminar
  3. yo opino que en la sociedad de consumismo en la que vivimos, en la que queremos tener lo mejor de todo y ser los mejores en todo, o trabajas o no hay nada que hacer...por otro lado estoy totalmente de acuerdo con caótica, pienso que el trabajo te aporta mucho y no sólo a nivel económico, pero claro eso trae como consecuencia que si no se reparte bien el tiempo los niños pues quedan "desatendidos"...supongo que como dices, esto será el principio, y que con el paso del tiempo todo se regularice algo, y todas las parcelas de nuestras vidas entren en equilibrio.
    1 besillo

    ResponderEliminar
  4. Yo conocí a una mujer que, poco después de casarse, se quedó sin trabajo.Decidió que en vez de angustiarse por ello, como podía permitírselo, se quedó embarazada y empatando el paro con alguna ayuda familiar pasó los dos primeros años de vida del niño con él en casa. Después encontró de nuevo un trabajo y siguió con su vida. Dice que es una de las mejores decisiones que ha tomado en su vida, porque pudo disfrutar de la primera infancia de su hijo.

    En cualquier caso el argumento de caótica, respecto a la dependencia es muy poderoso. Creo que es importante poder salir adelante por tus propios medios, pero es una pena, que la única forma sea salir a trabajar, sin poder dejar a otro las responsabilidades de la casa y de los hijos.

    Pero te doy la razón en lo de los prejuicios, yo misma caigo en él fácilmente. Estoy segura que si alguna de mis amigas me dice que no quiere trabajar, sino vivir de su marido... lo primero que pensaré es que no tiene ambiciones en esta vida. :S Qué chunga soy!

    ResponderEliminar
  5. Me quedo con tu última frase, se trata de elegir.
    Es cierto que miramos mal a quien decide quedarse con los niños, pero se mira aún peor a quien decide que la familia no es su prioridad, que prefiere seguir viajando, ascendiendo laboralmente, teniendo amigos, saliendo de copas... a tener hijos, porque a nosotras tener hijos se nos sigue notando infinitamente más que a ellos... si los tienes y sigues haciendo la otra vida ¡¡eres una descastada!!; mientras tener hijos suponga renunciar a la otra vida sólo de quien aporta la mitad de los cromosomas el avance no habrá sido auténtico... Somos las primeras (no nosotras, hablo de los últimos 50 años, no perdamos de vista que la auténtica liberación de la mujer empieza con la aparición de la píldora y todo lo que eso implica) y por eso pagamos el precio, algún día se equilibrará y la elección será de verdad una elección.
    Y no estoy gritando machiiiismoooo de forma desaforada, porque no se trata de eso, es sólo que el cambio ha sido tan rápido que aún tenemos, ellos y nosotras, que adaptarnos.

    ResponderEliminar
  6. Creo, Pétalo, que no me has entendido, o yo me he expresado mal, o ambas cosas por igual. Lo que quiero decir en mi primer párrafo es que la única razón por la cual consideraría a una ama de casa una persona no interesante para mi, sería en el caso que cuento. Pero del mismo modo que considero poco interesante a la nueva novia de un amigo, que es guardia civil, pero más simple que el mecanismo de una dinamo, y la chica me cae bien y es muy maja y cariñosa, pero no me imagino tomando un café a solas con ella.

    En cuanto al tema del divorcio, lo que pretendía decir es que no se hasta que punto el haber dedicado X años de tu vida a criar a tus hijos y a cuidar a tu marido te garantice una seguridad econímica si la cosa termina.

    Una cosa está clara, para vivir se necesita dinero: pa tener un techo, la neverita llena, colchón y ropa. Y eso se consigue trabajando. La persona que tenga posibilidad de vivir sin trabajar, por las razones que sean, y su única motivación para ir a trabajar sea el miedo al "que dirán" me parece, básicamente, subnormal profunda.

    ResponderEliminar
  7. Seamos realistas Pétalo. Hoy día, si una mujer no trabaja fuera de casa es porque:

    1- Se trata de una millonaria que no lo necesita y entonces invierte su tiempo y dinero en otras actividades que le llenan y enriquecen (ocio, cultura, actividades diversas, deportes, viajes, estar con su familia...etc etc...). Es su decisión, totalmente respetable y envidiable incluso (quién pudiera elegir trabajar o no, porque no dependiera de ello su supervivencia!!!).

    2- No puede trabajar fuera porque no encuentra trabajo, está en paro, el marido no quiere, padece alguna enfermedad, su religión no se lo permite, las circunstancias X la obligan a quedarse en casa: limpiando, fregando, barriendo, lavando...bla bla bla...
    Triste, no le queda otra opción, se encontrará frustrada toda su vida...una gran putada!

    3- Pudiendo trabajar, ganarse la vida, ser independiente económicamente...elige quedarse en casa para "cuidar de su maridito y sus retoños, atender la casa, enfoca su vida exclusivamente hacia su vida doméstica, su familia es el eje de su existencia"...qué tipo de educación ha recibido esta mujer???? seguramente esa será la respuesta del por qué de su, para mí, desafortunada elección. Probablemente le hayan inculcado desde pequeña ese rol y que ese modelo de vida es el que debía seguir en el futuro...ha elegido??? no creo...quizás ni se ha planteado la otra opción.

    Conoceis en vuestro ámbito, muchas chicas/mujeres que habiendo recibido una educación abierta y tolerante, más o menos preparadas (no hace falta haber estudiado una carrera universitaria), ELIJAN reducir su mundo a la vida doméstica y renuncien a tener unos ingresos económicos y a disponer de cierta independencia ???? porque yo en el círculo que me muevo, no conozco a ninguna...

    El avance está en poder elegir y como dice Caótica, en que las opiniones de los demás no coarten tu libertad, pero en la actualidad, elegir esa opción en pocos casos es realmente una elección verdadera y poca gente no se arrepiente de haberla tomado.
    La independencia económica es FUNDAMENTAL! si una mujer decide no currar fuera porque no le hace falta, tampoco será una exclava en su casa pues tendrá empleados/as que se encargarán de las tareas domésticas y sgeuramente sus temas de conversación serán más variados que la pobre que s eve obligada a encerrarse en su casa y estar todo el día bregando con los niños y la casa....

    Y no está de más insistir en que las tareas de casa como el cuidado de los hijos dependen de 2 personas y se reparten las obligaciones como debe ser y cada uno hace su parte de esfuerzo, no habría por qué hablar si quiera de este tema...

    ResponderEliminar
  8. Aliena, se puede decir más alto, pero no más claro!

    ResponderEliminar
  9. No me voy a extender porque no quiero abrir un debate, solo aportar mi opinión.

    Yo considero que tal y como están las cosas una persona no puede dedicarse 8h a su trabajo y dedicarle la atención necesaria a la educación de sus hijos al mismo tiempo. Creo que al menos uno de los dos debería quedarse en casa hasta que el hijo tenga su propio horario (guardería, escuela) y entonces tenga tiempo para volver a trabajar (hablo de alrededor de 4 o 5 años mas o menos). Por supuesto, mucha gente no puede permitírselo, pero entonces tendrán que valorar qué es más importante y decidir en consecuencia. Personalmente no quiero tener hijos hasta que tenga claro que uno de los dos se va a hacer cargo de ellos durante el horario laboral, porque considero que cuando se llega a casa se está demasiado cansado para continuar trabajando en la educación y al final, el niño se educa con la consola el solito.

    Dicho esto, a mi me gustaría ser amo de casa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Pues va a ser verdad que no tenía nada que ver con mi entrada, aunque te agradezco igualmente la mención. ;)

    Me ha parecido un post sobresaliente y lleno de lógica, y es que tal y como suelo hablar con un amigo, eso de necesitar un trabajo de la hostia para sentirse realizado no va con nosotros. Nos guataría tener un buen trabajo y que estuviera bien remunerado, desde luego, pero no necesitamos esa ambición feroz de acumular más y más dinero, si a cambio supusiera no tener ningún tiempo de ocio.

    Lo mismo pasa con el caso que nombras de la mujer; ya pueden ser las personas más felices del mundo, cuidando de sus hijos y llevando la casa (lo que implica no pagar niñeras ni asistentas, por otra parte), que a los ojos de los demás siempre serán unas desgraciadas. O qué decir de profesiones como la fontanería, que dan muchísimo dinero, pero no son elegidas por el grueso de la gente con ambición, porque supone "rebajarse". ¿Elegimos el futuro que nos gusta, o el que los demás nos hacen creer que es el correcto? ¿Necesitariamos acumular más y más curriculum si los demás no lo hicieran? ¿Estarían mal vistas las amas de casa en una sociedad en la que casi todas las mujeres lo fueran?

    Da para debatir un buen rato, desde luego...

    ResponderEliminar
  11. Undermind, soy hija de padres trabajadores. Durante mi infancia mi madre no trabajaba aún, asi que sí se dedicó por completo a ser ama de casa, pero cuando llegó mi hermana pequeña, ya mi madre estaba totalmente metida en el mundo laboral. Es una chica muy bien educada, es buena, tiene valores y nunca en su vida ha tenido una consola. No se crió sola. Durante su infancia tenía un padre, una madre, tres abuelos, tias y tios, y una hermana mayor. A pesar de las horas de trabajo de mis padres, nunca estuvieron cansados para estar pendientes de nuestra educación, nunca estuvieron cansados para poner normas y marcarnos límites, para saber con quién entrábamos y salíamos, o para estar al tanto de cómo nos iba en el cole-instituto. Más de una vez, incluso, se quedaron despiertos hasta las 2-3 de la madrugada ayudándome a estudiar para un exámen porque me había agobiado y me bloqueé. Y con mi hermana lo mismo, que una vez la tía estaba convencida de que no podía con un exámen de historia, se pusieron mis padres a ayudarla mano a mano, y sacó un 8,50.

    La mayoría de los niños ya están escolarizados desde los 3 años. La etapa de educación infantil precede a la etapa primaria, pero no es de caracter obligatorio. Pero si yo tuviera un hijo, no se me ocurriría escolarizarlo a los 6 años. Considero que es bueno para ellos que socialicen con sus semejantes desde temprana edad, asi que, el hecho de que un niño tenga su propio horario antes de los tres años, no lo considero descabellado. Por algunos trabajos que he tenido, he tenido contacto con niños. Además, mi madre lleva 20 años ejerciendo de maestra de infantil y primaria, y te aseguro que no necesariamente los niños más sanos, felices e independientes son los hijos de amas de casa.

    ResponderEliminar
  12. Suscribo lo que dice Caótica. Mis padres siempre han trabajado los 2, curiosamente mi madre también es profesora de Primaria y evidentemente por experiencia propia y ajena, te aseguro que no es garantía de nada que tu madre sea "ama de casa" (o tu padre "amo de casa" vamos, aunque estos casos son menos frecuentes).

    A mí me parece que lo importante es la calidad del tiempo que les dediques a tus hijos y no la cantidad de horas que estés con ellos. De qué sirve que estés todo el día con ellos si los plantas delante de la tele o la consola y no les haces ni puñetero caso ???

    ResponderEliminar
  13. Lo de la elección estám muy bien, es el ideal, supongo: quien elija cuidar a sus hijos y no trabajar, adelante; quien decida compaginar ambas cosas, chapeau.

    La putada es que se trata de decisiones, las dos, con muchos daños colaterales díficiles de calibrar correctamente y, a menudo, sin vuelta atrás. Los hijos sólo tienen un año una vez pero para las madres las oportunidades laborales también disminuyen a medida que se alarga el tiempo que permanecen fuera del mercado.

    Es una decisión difícil y, la verdad, no sé cuál de las dos admiro más o menos.

    En lo que sí estoy de acuerdo con Pétalo es que demonizar a las amas de casa porque sí en aras de la emancipación de la mujer es un error que cometemos muchos y que deberíamos empezar a corregir.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Pues yo no creo que nadie "demonice" a las amas de casa, simplemente se sigue pensando que continúan estando en una posición de desventaja.

    ResponderEliminar
  15. Por una vez en la vida me he leído todos los comentarios xDD y me han parecido llenos de aportaciones muy interesantes.

    Por una parte,el tema de quedarse o no con los hijos... Caótica, tú hablas de niños escolarizados a los tres años, pero es que la baja maternal dura cuatro meses. ¡¡Cuatro meses!! ¿Qué pasa hasta que ese niño está escolarizado? Tienes que dejarle ocho horas al día con personas que no son sus padres. Insisto, a partir de los cuatro meses, cuando las relaciones de apego empiezan a formarse a partir de los seis. Que esto sea lo que hace todo el mundo no quiere decir, en mi opinión, que sea la decisión óptima para el crío.

    Para mí lo ideal sería un sistema que permitiera a las madres pasar más tiempo con sus hijos durante la primera infancia, y después medidas de conciliación de la vida familiar y laboral: reducción de jornada y jornada intensiva, guarderías en las empresas, etc etc. Dedicarse por completo a ser ama de casa no lo veo sensato por lo que ha expresado muy bien Caótica.

    Sin embargo, creo que lo más importante del post es precisamente que vivir es elegir, y que las decisiones ajenas hay que respetarlas. En ese sentido, también me ha gustado mucho eso de que parece que para sentirse realizado hay que hacer mil millones de cosas. Me da la impresión de que la perspectiva de la vida ahora es muy acumulativa, es decir: que lo que queremos es llenar el Facebook de fotos y el currículum de cursos y masters, sin preocuparnos por vivir el momento plenamente y disfrutar de las cosas pequeñas.

    Hale, y hasta aquí llego que me extiendo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Me mola que se haya creado un debate ^^. No voy a responderos a todos porque más o menos ya está todo dicho y sería muy largo. Un poco por encima decir que a mí si me gustaría dedicarme los primeros añitos a mis hijos, y que el estado me respaldara. No me gustaría hacerlo para siempre. Pero me parece que las que lo quisieran hacer para siempre y arriesgarse a todos los problemas que eso conlleva, pues felicidades. Realmente la función del post era algo que no supe expresar, y es que me parece curioso que antes no estuviera bien visto trabajar, y ahora lo que no está bien visto es no hacerlo. Al final la sociedad va cambiando pero tiene tanta tendencia a unificarlo todo, que creo que lo importante no está en qué está mal visto y qué bien visto, sino en que tengamos más opciones y todas sean buenas.

    Por cierto, Caótica, tienes razón, te entendí fatal, y además no sé por qué porque luego lo pensé y lo volví a leer perfectamente claro, y es que lo otro no te pegaba nada ^^. Sorry. Un besito.

    ResponderEliminar
  17. A mí me gusta la opción que tomó mi madre: nos tuvo a mi hermano mayor y a mí y se preparó unas oposiciones con dos críos pequeños. Cuando yo tuve 3 años las sacó y empezó a trabajar. Pero claro, ella me tuvo a mí con 26, yo ya rondo los 31 y ni rastro de niños ni de su futuro padre, como para ponerme en pensar en si los dejo o no los dejo o lo que sea XD

    ResponderEliminar
  18. Caótica y Aliena: vuestras madres eran/son profesoras de primaria y eso significa un horario similar al que teníais vosotras en el cole. Yo he tenido que coger una reducción de jornada porque mi horario era de 9 a 7. Mi hijo cena a las 8 y se acuesta a las 9, apenas me daría tiempo a verle despierto. No hay forma de ocuparte de tus hijos si tienes que estar en la oficina 10 horas diarias. Yo, con jornada reducida, disfruto de él por la tarde, pero mi marido hay días que ni le ve.

    Creo que en Europa debemos ser de los países que peor tienen resuelto este problema, y eso que ha mejorado en los últimos años.

    ResponderEliminar