jueves, 1 de julio de 2010

Mi portero


Mi portero es un personaje. Desde siempre ha sido una persona muy afable, amigo de los niños y esas cosas. Cuando yo era pequeña era divertido, él me molestaba, yo me reía, jiji-jaja. Además es una manitas, por lo que cuando se rompe algo en las casas, es él el que va a arreglarlo por unas perrillas.

Conforme me hacía mayor, sus bromas empezaron a resultarme menos divertidas, más cansinas. Y es que, cuando tienes 20 años, y te siguen tratando como si tuvieras 8, ya no es tan gracioso. Sobre todo si las bromas son a mala leche. Resultado, una creciente irritación acumulandose y acumulandose hasta convertirse en una especie de rencor sordo y sin sentido. Creo que el origen de todo fue un día mientras mis padres estaban en EEUU. Más de una vez he contado como mis padres se fueron un año a EEUU y yo me quedé en mi casa pilinguiando.
Pues bien, una noche, durante ese año, no me podía dormir. Me levanté, hice pis, y luego iba hacia la cocina para beberme un vaso de agua, cuando mi pie descalzo se posó en el lago Ness. Con la mano tanteé en la pared para encender la luz, pero no se encendió. Oh, oh. Con la luz del móvil descubrí que tanto mi salón como mi cocina eran los Everglades. A las 3.00 de la mañana. Mi primera reacción fue: "me acuesto, y ya mañana me enfrento a este movidón". Y eso hice, me acosté en mi cama y empecé a pensar "la palanca está bajada, se me va a descongelar el congelador", "y si el agua empieza a filtrarse y se la armo a los vecinos de abajo?" Y si se está mojando algún enchufe o regleta y se estropean de por vida?". Así que pasé al plan B.
- Abueeeeeelooooooo!!! snif, snif.
- Qué pasa? Qué pasa? Qué pasa???
- Que se ha rompido algo y tengo la casa inundadadaaaaaa.
- Ah, y?
- Que qué hago!!
- Pues...limpiar el agua.
- Ahora?
- Claro.
- Jo, pues vale.
- Yo mañana te mando a Juan.

Pues bien, eso hice, a las 3.00 de la mañana me puse a limpiar el agua. Con mi cubito, mi recogedor, mi fregona...mi conejo dando el coñazo...una fiesta!! Acabé sobre las cinco, me acosté un ratito y por la mañana me fuí a la facultad. Le dejé la llave de mi casa al portero primero para que pudiera arreglarme lo que fuera que estaba roto. Cuando llegué, el portero me había cambiado un flexible del termo y ya estaba arreglado. "Uf, menos mal, que eficiencia, que suerte tengo con este portero tan chachi guay". Almorcé, y me acosté a ver la tele en el sofá. Como estaba sola, estaba en bragas y camiseta. Al rato de estar viendo la tele me quedé dormida. Hasta que oí como alguien abría la puerta de mi casa.

Poneos en situación, estáis viviendo SOLOS en vuestra casa. SEMIDESNUDOS. Y se oye la puerta de la casa abriéndose. No me meé encima porque dios es grande. Solo de pensarlo me súper acojono. Y aparece mi portero en mi salón. Diciéndome que pensaba que no estaba y que venía a ver si efectivamente había quedado bien la reparación. Mi cara era de flipe total. Que se pensaba que yo no estaba? Y era tan dificil tocar al timbre para comprobarlo???

Desde entonces le tengo una tirria impresionante. Ese fue el principio de todo, luego han pasado más cosas que me han ido siendo más y más seca y borde con él. Porque no entiende que soy una persona adulta y que no puede tratarme como si tuviera 5 años. Tío, córtate un pelo, si son las diez de la mañana y estoy durmiendo, y tú necesitas asomarte al patio por mi ventana por lo que sea, no tienes por qué entrar en mi casa porque sí. Te jodes, y te esperas a que me levante. Y si me despiertas y te abro cabreada, porque ESTOY EN MI CASA SOBANDO PORQUE ME SALE DEL CHIRRI, ni se te ocurra hacerme bromas sobre si soy dormilona o vaga o lo que te salga del nabo porque no tienes ningún derecho. Métete en tu vida.

Pues bien, hace un ratito ha venido a mi puerta, y me ha preguntado por el dinero del recibo de la comunidad (estamos a día uno, ojo, no es que seamos morosos), le he dicho que mi madre no estaba y ha sido todo amor. "No te preocupes miniña, no te preocupes, vale? ya lo hablo con tu madre luego". Creo que por fin me ha cogido miedo. Bien!

O a lo mejor solo está afilando su hacha.

10 comentarios:

  1. jajajaja!!
    buenísimo el porteto cotilla!!
    he descubierto tu blog hace poco pero estoy enganchada y te leo siempre. incluso estoy poniéndome al día con los post antiguos. a partir de ahora, comentaré también.
    nos vemos entonces por aquí.
    un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué horror, cambia la cerradura YA! ¿¡Es que los telefilmes de Antena 3 no te han enseñado nada!?

    ResponderEliminar
  3. Bueno bueno de esos hay a puñadosssss, la fauna porteril da para un blog entero!
    La escena de allanamiento de morada a indivídua mirando el Tomate semidesnuda y medio dormida es ESPELUZNANTE o prólogo de una escena prometedora en una peli porno..según se mire :S
    En serio, qué susto más inncesario!!! y s epodía haber evitado con apretar el botón del timbre...uff..

    Sin embargo estoy convencida de que este hombre es buena gente...tiene pocas habilidades sociales pero no debe ser malo :)

    Eso sí, yo también cuando alguien se me mete entre ceja y ceja, no hay vuelta atrás y tú has tenido motivos de sobra!

    ResponderEliminar
  4. ayyy dios es que existe algún portero que no sea cotilla o metiche?

    Bs

    B.

    ResponderEliminar
  5. ¡Ese huevo quiere sal! Piensa que eres su vecinita sexy, y tiene las llaves de tu casa. Puto miedo, tú XDD

    ResponderEliminar
  6. Bufff, eso de que aparezca de pronto el portero en tu casa no mola nada de nada. A mí me pasa eso y termino en urgencias del susto!!

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Buenooooooooo, un año en EEUU!!!! No sé quien me da más envidia,si ellos por vivir un año ahí o tú por vivir un año sola en casa.
    Lo del portero es preocupante. Además al final a esa gente cada vez le coges más manía y es algo que no se puede parar. Qué chungoooo. Yo por si las moscas cambiaría la cerradura como dicen por ahí.
    Coincido con Indo, me voy poniendo al día con post antiguos y cada día me gusta más este sitio.

    ResponderEliminar
  9. Acabo de descubrir que mi super comentario respondiendoos ha desaparecido ¬¬. Y en mi correo tampoco está. Por lo visto nunca existió.

    Indo, bienvenida!! Encantada de tenerte por aquí,;D.

    Efe, la cosa es que la llave la tiene la vecina de enfrente, que supuestamente es de confianza, y la tiene por si la perdemos y esas cosas, que además nos suelen pasar a menudo. Así que me va a tocar dormir con un cuchillo bajo la almohada.

    Aliena, una peli porno con mi portero de prota no es nada prometedora, I promise. Pero claro que no, no es malo, solo un poco enteradillo. Pero es muy querido en el barrio.

    B, alguno debe haber, pero están escondidos rearmandose! Me encanta la palabra metiche, :).

    Zorro, gracias, ahora me siento más segura. En cualquier caso, seguro que al verme las ingles sin depilar se le bajó un poco la libido.

    Burbuja, si viviera sola probablemente lo haría.

    Mujer de rojo, ya te digo, y más si sabes que los únicos que podrían entrar están cruzando el atláantico.

    Mica,encantada de tenerte por aquí. Pues si, quizá debería haber ido yo también, pero gané otras cosas, y disfruté muchísimo ese año.

    ResponderEliminar
  10. Joder... Qué susto!! Me pasa a mí eso y aunque Dios sea grande, como tú dices, me meo toa en el sofá. Puffffff...
    Yo también le hubiera cogido manía al tipo, aunque no parece mala gente.
    Aun así, yo creo que está un poco salido y quiere ver carne fresca.
    Lo típico.
    Supongo que habrás cambiado la cerradura, no "miniña"?

    Besos

    ResponderEliminar