sábado, 19 de marzo de 2011

Por qué no los abro

Como veo que estáis todos toditos alucinados por mi capacidad para ignorar mails, voy a ver si consigo explicar brevemente por qué me cuesta tanto abrirlos.

- La primera y obvia es que intuyo que el mail no tiene un contenido agradable o no me va a provocar un sentimiento agradable.

- La segunda es que mientras no lo leo, puede tener un contenido agradable o puede que no. La duda me resulta casi mejor que la certeza de que el contenido es desagradable.

- La tercera, es que aunque sea un contenido agradable, a lo mejor no me conviene leerlo.

- La cuarta es que aunque no me convenga, acabaré leyéndolo igualmente, por eso no lo borro tampoco.

- La quinta es que mientras está ahí cerrado, no estoy esperando a que me llegue alguno nuevo. Ya tengo uno.

Y basicamente estas son las razones por las que prefiero que permanezca cerrado unos días. Aunque mañana ya hace una semana así que intentaré abrirlo mañana.

O pasado. Que mañana tengo fiesta y no quiero amargarmela.

9 comentarios:

  1. Cualquiera te manda una invitación pa nada...

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, yo no podría con la intriga, prefiero leerlo e ir haciéndome al cuerpo poco a poco...

    ResponderEliminar
  3. Se consecuente con lo que has dicho en anteriores post sobre querer olvidarlo. Mi recomendación: bórralo directamente. Leerlo te hará más débil, sea cual sea el contenido.

    ResponderEliminar
  4. Somo, no lo hago con todos los mails! Sólo con los de uno en concreto! Los demás los abro enseguida.

    Efe, Inés, si, exactly, XD.

    Sirenita, gracias!

    Superpatata, como le decía a alguien el otro día, quizá no te han dado suficientes palos, XD.

    Anónimo, es probable, pero soy humana, tengo mucha curiosidad.

    ResponderEliminar
  5. Lo dicho, eres mi ídola!

    Lo has abierto ya???? (qué intriga)

    ResponderEliminar