jueves, 24 de marzo de 2011

Running time (II)

Gracias a todos por vuestros comentarios en mi entrada 200. Jo, más riquiños. A ver si cuando llegue a los 100 seguidores puedo hacer otra entrada súper llorica sobre los comentaristas (ejhem*). La verdad es que está muy bonito lo de decir que escribes para tí y demás, y debe ser así en un alto porcentaje, pero mola el triple si alguien te lee, si a alguien le interesa lo que tengas que contar y si alguien te comenta. Si eso no molara tendríamos el blog privado del todo, no?




Hace poco más de un mes me decidí a empezar a correr. Sé que la intriga os corroe por este tema en concreto y no por ningún otro y vuestras uñas están sufriendo seriamente. Pues bien, os diré que correr mola mil. Bueno, correr no mola mil, maticemos, lo que mola es "ir a correr". Primero porque suena como súper glamuroso y te hace parecer una persona súper productiva y entregada.

Dices "me voy a correr", y alguien te dice una cochinada pero la mayoría de la gente piensa "woooow, va a correr". Y luego: "pero lo hace desde hace poco, ese culo no puede ser todo músculo" o "menos mal, lo necesitas, pero no quería decirte nada". Y allá que te vas tú con tu ropa de gacelita a trotar cochineramente. Te pones el ipod en una cosa de esas que se cuelgan del cuello porque tú polar no tiene bolsillos y te sientes un poco tonta porque parece que tienes una tercera teta central. Pero te haces a la idea de que no se nota. Pero si, se nota. Cantidad. Y cuando lo sacas por el cuello del polar para cambiar de canción o para tuitear en tu pausa de mitad de carrera te sientes como los niños especiales cuando van a la playa y llevan en el cuello un cacharrito con monedas y tienen que meter el dedito para sacar un euro y comprarse un polito.

A veces te adelantan pequeños ponys fibrosos y preciosos, enfundados en leggins y con largas coletas que ni despeinadas están las muy perras. Y en esos momentos tú dejas de correr porque notas claramente que tienes la gracia de Falete corriendo. No como ellas que van "hop hop hop, que mona soy, hop hop, mira como se mueve mi pelo, hop!". Tú también quieres ser un pony pero eres una yeguita percherona mirando celosita desde el box. Ains. Pero no hay dolor. También las hay peores, claro. Las hay que corren moviendo los brazos para los lados, con los codos pegados a los costados, como si las persiguiera un niño con una rana en el cole. Y además esas suelen llevar una bufandita absurda en plan "es que me resfrío". Vale hija pero ponte algo menos mariquita. Que te falta correr en delantal.

Es una actividad bastante cotilla. Un día ves a una pareja de niños especiales dándose en lote en plan salvaje en medio de la calle. Otro día te persigue un hombre muy raro que juega a pararse cuando tú te paras. Otro día alguien piropea tu culo y te sientes repentina y absurdamente feliz. Al rato él mismo tío te lo piropea de nuevo y te acojonas y huyes. A veces te enamoras de alguno que te adelanta y un poco más adelante se saca la churra y se pone a mear en una esquina y te desenamoras. Cosas de la vida.

Pero lo que más me mola a mí de correr, es que es la manera más rápida de sentirte en tu propio videoclip. Vas ahí con la música a toda leche, con tu playlist "Running time, blogger´s version", y sin darte cuenta empiezas a mover algunas partes de tu cuerpo al ritmo de la música, y a poner caras. Y a cantar (sin sonido), por supuesto. Y te da el viento en la cara y el mundo está en silencio alrededor porque solo escuchas la música. Y ahí estás tú dándolo todo: "WATERLOOO - PROMISE TO LOVE YOU FOREVER MOOOOORE!!" y moviendo ligeramente los hombros esperando que no se note mucho o que si se nota parezca súper molón y coordinado, cuando tus ojos se encuentran con unos ojos conocidos.

Y ahí está, tu primer amor. Triatleta, para más señas. Un metro noventa de hombre, todo piernas torneadas y musculosas, todo micropantalón de atletismo, todo sonrisa y todo sexydad a raudales. Y tú piensas "mierrrrrrrrda, no me he depilado el bigote, sabía que no debía salir así". Y eres tan consciente de tu bigote que hasta te hace cosquillas en la nariz, consciente de tu tercera teta, y consciente de que es más que probable que se haya dado perfecta cuenta de que estás en pleno momento videoclip de Abba. Por lo menos no llevas una bufanda ridícula. Pero tienes que pararte a saludar porque él muy maldito se está parando y te está mirando fijamente.

Pe: Hombreeeee, cuanto tiempo! (sonrisa falsa)
Pa: Ya te digo! Qué tal tus padres?
Pe: Pues muy bien, y los tuyos? (no me mires el bigote, no me lo mires por favor)
Pa: También bien, ya sabes, no paran. Y tú qué, quemando grasilla?
Pe: Si, ya ves, a ver si cojo un poco de aire y eso...(grasilla, hijo de la gran perra?)

Y lo ves alejarse y piensas "a los doce años no tenías esos muslitos, pequeñín". Pero tampoco hay dolor, tú sigues a lo tuyo. Pero no puedes evitar pensar si el sentir que corres como Falete, que pareces una niña especial, que eres una yegua percherona y que puedes hacerte trenzas en el bigote vale realmente la pena.

Y entonces lo ves, otra mirada conocida. El amor de tu vida número ...24 , 25? no sé. Y está calvo. Y además corre con unas bermudas del real madrid. Y te sientes interiormente malvadamente muy satisfecha. Pues los hay que están como tú. Que no son pequeños ponys pero lo intentan. Que a pesar de que cuesta un poquito, le ponen ganas. Y eso es lo más importante, las ganas.

Y al día siguiente vuelves a ponerte la tercera teta y vuelves a ir. Pero por si acaso te depilas el bigote.

*Jo, venga, que solo me quedan 9 seguidores para los 100 (insertar cara de penita extrema aquí).

19 comentarios:

  1. dios mío, si se puede escribir un post más genial, que me lo digan!!!
    eres la caña y eso ya lo sabía, pero me he reído a rabiar!! lo del niño especial sacando un euro con el dedo para comprarse un polo me ha llegado mucho.
    en fin, que igual no eres un pony, o eso crees tú, pero a mi me pareces la mejor, y sería tu seguidora varias veces si pudiera para que llegaras a 100, pero no me deja!!
    y no te asustes, es un arrebato de amor por haberme hecho reir, pero no soy una acosadora, jejeje.
    un beso.

    ResponderEliminar
  2. Jolines a ver si cojo costumbre, que yo quiero ser un pony conejito!!! ^^

    De verdad que lo que no te pase a ti no le pasa a nadie jajaja.

    PD/Mi pc se volvió loco anoche cuando te iba a comentar en el anterior post, y yo iba a poner: y mojitos!!y mojitos además de caipis!!!

    ResponderEliminar
  3. ¿Riquiños? ¡Anda! yo soy gallego.

    ResponderEliminar
  4. Ya te faltan 8.

    Pues a mi, a pesar de mi vigorexia, me cuesta horrores salir a correr. Pero no ves nada decente, solo personas mayores andando por la orilla del río. Claro,así no te puedes motivar en la vida.

    Lo más importante es que ya llevas un mes y pico saliendo, eso implica una gran fuerza de voluntad, y eso es loable. Olé por ti gacelita!

    ResponderEliminar
  5. Saussure dijo que siempre se escribe para alguien, incluso cuando escribes algo y lo guardas para siempre en una caja fuerte sin enseñárselo a nadie. Ese escrito tiene un destinatario, va dirigido a alguien aunque sea inconsciente.

    Un secreto, los tíos musculitos son tontos, al igual que las rubias.

    PD: No me digas que eres rubia. xD

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado eso de la yegüita percherona (identificada me siento) jajajaja

    Ya me gustaría a mi tener esa fuerza de voluntad para pegarme un mes y pico saliendo a correr ¡ole!

    Y a los musculitos... ni caso (siempre tienen alguna tara) XD

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Yo soy yeguaza, nada de diminutivos monos. Vale que he estado peor, pero me siento tan torpe y absolutamente fuera de lugar cuando me enfundo en mis trapos de ejercicio... en fin.

    ¡Ánimo, que tú puedes! No hagas como yo y dejes que las cervecitas y el sofá ganen la batalla xD

    PD: vale, le doy a seguir, pero que conste que ya te tenía en el reader...

    ResponderEliminar
  8. ^^ jajajaja. La operacíón bikini hace mucho daño! jejeje.
    Peor soy yo que digo "tengo que empezar a hacer deporte..." y así llevo ya 10 años!
    Animo pequeño pony! Seguro que estás divina con tu modelito de correr...

    ResponderEliminar
  9. Durante los meses de verano, y no se por qué (porque en el mp3 llevo "la rosa de los vientos") frecuentemente me sorprendía tarareando o simplemente cantando mentalmente "dancing queen".
    Me pasaba cuando corría (en solitario) y fue un sinvivir, porque en el gimnasio estaba más preocupado de no tararearlo sin darme cuenta que de otra cosa. Maldito subconsciente!

    ResponderEliminar
  10. ¡¡¡¡¡¡Qué monaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!

    Debes estar orgullosa, hay que tener muuuucha fuerza de voluntad para mantenerse medianamente constante en el tema del ejercicio.
    Yo en mis rachas deportivas, tengo muy claro que no me voy a dejar hundir en la miseria por los musculitos y las ponys perfectas. De hecho, ambas tipologías me resultan ridículas e indiferentes!

    Nosotras valemos muchísimo más porque entre toooodasssss las cosas que hacemos, sacamos un tiempito para mejorar nuestra salud y tonificar los músculos pero nuestra vida no está tan vacía como para basarla sólo en el ponylismo :P

    Abba es ideal para motivarte!

    Lo que me ha matao ha sido la frase de tu ex mononeuronal: "quemando grasilla?" tu puta madre imbécil!!!!


    Muaks pequeña hermana!

    ResponderEliminar
  11. jajajaja, muy buena entrada! y... por fin entiendo lo de los ponys del twit! ya creia que Ali se estaba volviendo loca!!!

    Pues te iba a pedir permiso para quedarme por tu blog.... pero viendo que pides seguidores, ni permiso ni ná! me quedo de todas todas!!!

    bsss

    ResponderEliminar
  12. Jajajaja Maeee se quedó intrigada con los ponys!!!
    Pétalo, hay comisión por atraer nuevos lectores a tu blog?

    ResponderEliminar
  13. Tu carita de pena me ha convencido, me hago seguidora de tu blog. Primero me presento y saludo, que no soy nada dada a comentar, pero te conozco desde hace unos meses, así que: Hola, soy Ciclopina y me gusta tu blog, enhorabuena por las 200 entradas y ánimo, que solo te faltan 5 seguidoress.

    ResponderEliminar
  14. Tu blog es el primero del que me hago seguidora, que acabo de crear mi perfil. Y el primero que oomento, que yo leo, pero no aporto, tengo la sensación de no poder añadir nada.
    A ver si ahora le cojo el punto.
    Me ha encantado lo de la tercera teta, yo siempre me he sentido muy rara con mi cutre mp3 colgando hay en medio, pero no tengo otra manera de llevarlo, y no lo podrías haber expresado mejor.

    ResponderEliminar
  15. Ciclopina, hay unas cintas de neopreno que valen para llevar el mp3 en el brazo. Es más cómodo de llevar así. Aunque yo lo llevo en la manica. Colgando del cuello no me mola nada porque pienso que se me va a caer y lo voy a pisar.

    ResponderEliminar
  16. Te leo desde ni me acuerdo y he decidido que vas a ser mi primera "seguida" pero no porque lo hayas "insinuado" si no porque me encantas!!

    ResponderEliminar
  17. Gracias por la información, breadbimbo. Te contesto aquí, por que no se muy bien dónde hacerlo, aunque no creo que lo leas. Tengo que buscar una cinta de neopreno pero ya.

    ResponderEliminar
  18. http://www.gadgetsparacorrer.com/2009/04/10/brazalete-para-mp3-kalenji/

    Mira, algo así como ésto. Los tienes más sencillitos también, como siempre dependiendo de los gustos... suelen estar por debajo de los 9 euros.

    Entre el brazalete y los auriculares esos que se fijan por detrás de la oreja, correr es muchísimo mas cómodo.
    Con los auriculares normales, a mi por lo menos se me van cayendo en cuando sudo un poco.

    Ya me contarás que tal.

    ResponderEliminar
  19. Jajajaja qué buena crónica xDDD Me siento bastante identificado, quitando la parte de los amores (salgo a correr a horas intempestivas) y cambiando lo del cuello por un chisme de esos para el brazo.

    que por cierto te da un aire profesional que pa qué

    Ánimo, que no eres la única que se siente como Falete! =)

    ResponderEliminar