lunes, 11 de abril de 2011

Nobody knows


Aviso que es el post más ñoño EVER.

Cuando yo era pequeña iba a un colegio de monjas. Era un colegio concertado, solo de niñas. Mi madre y mi tía habían ido a él, y aunque me fui en cuarto, todavía recuerdo muchas cosas. Recuerdo que mi uniforme era un pichi gris con rayitas de un gris más oscuro que formaban cuadros, con una camisa blanca de manga corta debajo. La rebeca y los calcetines eran azul marino y los zapatos negros. Cuando dormía en casa de mi abuela, por la mañana mi abuela me hacía una coleta con un gran lazo blanco, que se me deshacía a los diez minutos.
El colegio tenía varios patios, uno de ellos, el de delante de la capilla, tenía el suelo siempre lleno de unas especie de bellotitas que caían de uno de los árboles que allí crecían. Me encantaba patear las bellotitas. Cuando llovía en ese patio, el suelo resbalaba y nos subíamos los calcetines al máximo para combatir el frío, mientras jugábamos a saltar los charcos.

Pero lo que mejor recuerdo es a mi amiga Y. Nos conocimos en preescolar, y enseguida nos hicimos inseparables. Siempre estábamos juntas, era mi mejor amiga del mundo mundial. A las dos nos gustaba jugar al fútbol y hacer cosas de chicos. Correr a toda pastilla, trepar...pero eramos muy buenas estudiantes. Recuerdo que Y tenía una letra muy bonita y redonda, y como yo la envidiaba y admiraba a la vez. Yo era la pizpireta y ella la dulce. Si una se cortaba el pelo, la otra tenía que cortárselo también. Siempre estábamos juntas, teníamos una relación muy cercana y exclusiva, casi no nos relacionabamos con las demás niñas. O lo hacíamos en pack.

Cuando mi hermano nació, ya he contado muchas veces que padecí una cleptomanía transitoria, y me dediqué a robarle joyas a mi abuela y a venderlas por ahí. Por ahí quiere decir en el colegio, claro. Y las monjas, con la superpercepción sensorial que te da la falta de sexo, se dieron cuenta. La cuestión es que (y de esto me enteré años más tarde porque mis padres no me lo dijeron) las monjas le dijeron a mi madre amablemente que a lo mejor aquel no era el colegio indicado para mí. Mis padres empezaron a plantear el trasladarme a la enseñanza pública, yo pataleé, lloré, y expresé de todas las maneras posibles mi indignación, pero no sirvió de nada. Acababa de perder el reinado de mi casa, y encima me cambiaban de colegio, separándome de mi mejor amiga mundial a una edad en la que era imposible mantener el contacto. Y mi cleptomanía acabó en manos de una psicóloga a la que yo consideraba lers. Y con lo lers que yo era a esa edad es muy probable que si pensaba que ella lo era sea porque realmente era cantidad de lers hasta para mí criterio.

La cuestión es que mi amiga Y y yo nos separamos. Y para mi siempre ha sido uno de los momentos más traumáticos de mi vida. Durante años pensé en ella y la eché muchísimo de menos. Un año más tarde, iba con mi madre y me encontré con una niña de mi clase, y recuerdo que me dijo "Y ya no juega con nadie, solo se sienta en un banco y se aburre". Incluso en la actualidad a veces he pensado en ella de vez en cuando, preguntándome que habría sido de su vida.

Y todo esto viene a que ayer me agregó al facebook. Dejándome totalmente shockeada. Ya no es la niña de antes pero tiene exactamente la misma cara. Y me ha escrito diciéndome que todos estos años ha pensado mucho en mí, que me ha estado buscando y que hace un par de años estuvo en mi orla, y que al salir yo a recogerla, diciendo mi nombre y con mis fotos de pequeña, me reconoció enseguida. Me ha hecho una ilusión que no puedo ni explicar. Nos separaron a una edad en la que la amistad era algo total, inocente e incondicional. Y se ha mantenido así en la memoria de las dos, incorrompible. Me ha impactado mucho el que todos estos años hayamos seguido acordándonos de la otra, preguntándonos por su vida.

Y me ha consolado mucho pensar, que nunca sabemos lo que el futuro nos depara. Hemos quedado para vernos este finde y (re)conocernos. Y pienso en la niña desesperada que era yo por aquella época en la que nació mi hermano y sufrí tantos cambios, y tengo ganas de decirle "no te preocupes, pasarán muchos años, pero la vas a volver a ver".

Y no puedo evitar pensar en lo curioso que es que aparezca en mi vida justo cuando he perdido a mi mejor amiga desde que abandoné ese colegio, y en este momento en el que estoy más necesitada de amigos nuevos que nunca.

14 comentarios:

  1. Mi mejor amiga de peque está muy lejos, pero la sigo en FB. Está guapísima y en diciembre pasado tuvo un niño precioso. Estando tan lejos no hemos recuperado lo que hubo, pero me gusta poder ver cositas de su vida, poder vigilarla :)

    ResponderEliminar
  2. Yo confieso que sigo teniendo a las mismas amigas desde que tengo un año de edad... y ya tengo 31...!! vivíamos casa con casa... y la amistad ha durado siempre... y ha pasado la frontera... somos hermanas no amigas...!!!

    me pasó algo parecido con un amigo del cole al que perdí la pista y le recuperé 8 años después... ahora ha vuelto a ser uno de mis mejores amigos...

    el reencuentro se merece un post y nos cuentas!!!! :)

    ResponderEliminar
  3. Apoyo a NIKITA el reencuentro se merece un post, lo esperamos. A mi también me cambiaron de colegio y perdí a todas mis amigas, no mantengo contacto con ninguna, y la verdad que me da mucha pena. Muak

    ResponderEliminar
  4. ¡Pero qué bonito! A mí me pasa lo mismo con mi mejor amigo de infancia; la diferencia es que nosotros si nos reencontramos con el paso de los años... para descubrir que ya no teníamos nada en común. Es triste, pero el recuerdo de lo que fuimos de pequeños nunca se irá, y formará una parte muy importnte de lo que soy hoy en día. :D

    Enhorabuena por ese reencuentro. ;)

    ResponderEliminar
  5. Ohhh!! sí que son importantes los amigos, sí. Muy importantes =). Un beso gordo!!

    ResponderEliminar
  6. Y yo que! ¿ahora te la vas a coger a ella de mejor amiga? Joo

    ResponderEliminar
  7. A mi me has arrancado dos lagrimones como dos mares >_<

    ResponderEliminar
  8. A mí me pasó igual con mi mejor amiga de la infancia. Al quitarme mis padres de ese cole, perdimos el contacto :(

    La he visto en el FB pero no me he atrevido a agregarla. No sé, ha pasado tanto tiempo... ahora seríamos unas desconocidas totales. No sé qué pensará ella pero yo siempre la he recordado.

    Qué bonito post Pétalo :)

    ResponderEliminar
  9. "con la superpercepción sensorial que te da la falta de sexo" JAJAJAJAJAJA!!!

    Y coñas aparte, me ha parecido un post precioso. ¡Espero que salga todo muy bien! :)

    ResponderEliminar
  10. Qué guay.

    El año pasado me pasó lo mismo con Mi amiga del alma a los seis.
    El año pasado, cuando por fin me hice Facebook, me encontró y me dijo que llevaba años buscándome.

    Hablamos durante siglos y, aunque hemos pasado una vida entera separadas, fue como si hubiésemos estado íntimanente pegadas siempre.

    Ya verás que mágico va a ser!!!

    ResponderEliminar
  11. Pues me ha encantado el post.
    Mucha suerte el finde, Pétalo.

    Bei.

    ResponderEliminar