domingo, 22 de mayo de 2011

Que me guste

"Todas aquí estamos enamoradas del mismo hombre, y el que tenemos en casa es el premio de consolación"

Todos tenemos nuestros ideales sobre como debe ser nuestra pareja. A mí antes me preguntaban cual era mi tipo y al principio decía tontadas como "moreno, con ojos claros y un buen culo". Pero de repente me veía pensando "pelirrojo enorme con pinta de leñador y de poder cargarme al hombro como un fardo sin posibilidad de escapatoria", o "con mala leche, con mucha mala leche para que podamos tener peleas tormentosas y acabemos en la cama follandonos con rabia", o "dulce, que me abrace con cariño y me haga cosquillitas en la espalda, que me lleve a todos lados en coche sin rechistar y cumplir mis deseos sea su mayor hobbie", o "que tenga detalles cuando no me los espero, y que los tenga también si los pido", o "que quiera follarme continuamente pero si no quiero me acaricie hasta quedarme dormida", o "timido, que le de verguenza decirme las cosas y tenga que sacarselas a besos", o "atrevido, que se empeñe en montarselo conmigo en un probador", o "rubio, como Chase, y además australiano, que lleve a nuestros niños en un portabebés", o "que no tenga pelo en el cuerpo, para poder acariciarle y besarle", o "que tenga poco pelo para que no se depile y pueda enroscar mis dedos en el pelo de su pecho, que se note que es un hombre", o "que sea deportista pero no un obseso y que no me obligue a hacer deporte a mí".

Y la gracia es que lo quiero todo. Quiero un moreno despeinado, un pelirrojo barbudo y un rubio lampiño que sea dulce y sumiso y dominante y me folle con ganas pero se retire a la cosquillitas cuando lo pido y cuide de mis hijos y sea tímido y pervertido en un probador. Que se cuide pero no exija que yo lo haga. Un WTF de persona, basicamente.

Así que como mi opinión cambiaba cada cinco minutos, al final he acabado diciendo "que me guste". Y la gente se rie porque lo encuentra obvio, pero es que no es tan obvio. Al final, muchas veces nos acabamos enamorando de pequeños detalles absurdos, como una sonrisa bonita y unos abrazos cariñosos y el resto de caracteristicas nos las inventamos. "Por qué no me dice lo guapa que estoy? si no le cuesta nada", pues porque a lo mejor no se le ocurre, no es porque opine que no lo seas, o porque quiera herirte. Y si es eso lo que piensa, por qué lo quieres a tu lado? A veces nos empeñamos en convertir a la persona que pensamos que nos gusta en la persona que en nuestra imaginación nos gusta realmente. Porque en nuestra imaginación es así, y todo su comportamiento ajeno a esa fantasía es una alteración de la realidad "no se comporta asi CONMIGO". Por eso quiero que aparezca alguien que me guste. Claro que quiero que sea divertido, que sea sexy y educado, y que limpie, y que se preocupe por mí y que sueñe con arrancarme la ropa cada vez que me ve, pero quiero verle, verle de verdad, con virtudes y defectos, y que aún así me siga gustando. Y eso no es un trabajo que tenga que hacer él, el trabajo en la convivencia y en una pareja es necesario, pero partiendo de una compatibilidad previa y real.

No por ser guapo y ponerte cachonda te gusta de verdad. Y esto se aprende con los años. Se aprende a ponerle una correíta al corazón, porque en la superficie todos sabemos ser encantadores, sobre todo si de ello depende el gustarle a otro, lo dificil es ver las carencias y defectos de la otra persona y aprender a aceptarlos como parte del paquete. A veces sin inaceptables, y no pasa nada, no hay que ofuscarse en ello. Ponle una correa al corazón, que tiempo de dejarlo correr libre hay siempre. Y mejor hacerlo en un sitio donde corra el menor riesgo posible.

Por eso busco a un chico que me guste. Y que le guste yo por encima de todo.

16 comentarios:

  1. Sin intención de lamer culos tengo que decir que me encanta tu forma de escribir y de escupir tus ideas.

    ResponderEliminar
  2. Lo más WTF es que ese cúmulo de contradicciones acaba apareciendo personificado cuando menos te lo esperas.

    Y te quedas entre acojonada e incrédula, pensando si es el de verdad o intentando buscar defectos para que el príncipe se convierta en rada de una vez antes de que te rompa el corazón.

    ResponderEliminar
  3. Tengo la suerte de poder decir que yo lo encontré :)

    A veces la cuesta es muy arriba, pero finalmente vuelve a estabilizarse.

    ResponderEliminar
  4. Si señor, el hombre existe... de pronto con pelos de tres colores jajaja, me ha encantado tu contradictoria cabecita como la mia.

    De que llega el hombre, llega.

    ResponderEliminar
  5. uf, yo también quiero algo así, un poco de todo. o es que quiero varios hombres a la vez, no lo sé.

    ResponderEliminar
  6. Ya te lo he dicho por twitter, pero para que conste en el sitio que corresponde.

    Que me guste. Es la definición perfecta de lo que hay que pedir en un chico.

    ResponderEliminar
  7. Y ahora comento otra vez porque soy lers y no le he dado al botoncico para que me lleguen los comentarios al correo.

    ResponderEliminar
  8. Has dado en el clavo. Yo también aspiro a eso: a que me guste y yo le guste con todas las virtudes y defectos incluídos de ambos.
    Mira que se dice fácil y parece sencillo pero es lo más complicado del mundo!
    Por otro lado, a mí eso de ¿qué tipo de chico/a te gusta? siempre me ha parecido una memez!

    ResponderEliminar
  9. Quererlo todo está muy bien. Es la única manera de llegar a tener algo de lo que queremos algún día.

    ResponderEliminar
  10. pues aunque parece contradictorio, yo no habría encontrado una manera tan "correcta" de describirlo... A mi no me gusta un prototipo de chico, sino, el chico en sí... puede ser rubio/moreno/o pelirrojo...

    ResponderEliminar
  11. Me has dejado sin saber qué decir, pero no puedo dejar de comentarte.
    Este post melo guardo para relerlo de vez en cuando, porque has dicho muchas cosas que comparto pero no había sabido expresar tan claramente hasta ahora.

    Un escrito genial, de verdad. Me has hecho pensar un montón y ... no se, una pasada, Petalus.

    ResponderEliminar
  12. Hmm...

    ¿Qué tal te salen las croquetas?

    ResponderEliminar
  13. Yo estoy con Aliena, a mi esa pregunta de tu tipo ideal me parece una tontada, yo he estado con tios de todos los colores de pelo, altos, bajos, flacos, gorditos... y es que yo me enamoro de el... de su forma de ser, de querer, de apreciar... que desgracia enamorarse con facilidad, jaja! Animo con esa busqueda de "el que me guste"

    ResponderEliminar
  14. Tú lo has dicho: y ver los defectos y ver la realidad, y que te siga gustando. Eso es algo maravilloso. Totalmente maravilloso.

    Aunque me quedo con la parte de "y que sueñe con quitarme la ropa cada vez que me vea". Jijijiji. Ya sabes, cada tonto con su tema.

    ResponderEliminar
  15. Hola! Estoy totalmente de acuerdo contigo, y además, quiero decirte que me ha encantado este post, y la facilidad con que has expresado la idea de que el amor es querer a alguien con sus virtudes y sus defectos.
    Nadie es perfecto: todos tenemos nuestros días guapos y nuestros días feos. Nuestros días adorables y nuestros días insoportables.
    Y el amor es querer a una persona con el pack completo de cosas buenas y cosas menos buenas. Lo contrario es egoísmo y superficialidad.
    Yo puedo decir ahora que, después de una larga búsqueda y varios desengaños, al fin encontré a ese chico que me gusta. (Y que le gusto yo tanto en lo bueno como en lo malo).
    Espero que tú encuentres al tuyo pronto. :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. 1º Te echo de menos, quién me lo iba a decir a mí...
    2º Básicamente es un que te quiera y que le quieras, junto con eso de que os gustéis. Puede haber alguien a quien quieras y que te quiera y aún así ser lo más incompatible del mundo. Y descubrirlo es tan triste...
    3º No te voy a decir que lo he encontrado; tal vez cuando tenga 90 años pueda volver y escribir "hey, era él". De momento sólo se decir que me gustaría que fuera él y me enorgullece decir que después de Nacho no me cerré en banda por si salía otro aún peor XD
    4º En serio, te echo mucho de menos.

    ResponderEliminar