jueves, 16 de junio de 2011

Salsa!!!

Salir de marcha es como salir a un documental sobre reproducción. Ellas lucen sus atributos sexuales sin ningún tipo de pudor, y ellos intentan pavonearse como pueden. Lo que no parecen notar es que están todos tan preocupados por si mismos que no llegan nunca a encontrarse. En la cumbre de la pirámide de intentos reproductivos están los salseros.

Los salseros son un tipo de tio que cada vez abunda más y más en Canarias. El otro día salí de marcha y estuve a punto de sufrir un ictus al ver lo muchísimo que había proliferado. Y es que a mí, los salseros, me dan escalofríos.

Veréis, los salseros, por si no lo habéis deducido por vosotros mismos, son esos tios que tras años de observación, han descubierto que hay un gran mercado por explotar entre las salseras, que son la versión femenina del salsero, y que da considerablemente menos pena. Todo surge a raíz del mito (o no) de los cubanos, que movimiento de cadera aquí, movimiento de cadera allá, terminaban la jugada con un espectacular movimiento de caderas de adelante hacia atrás y en horizontal. Y entonces todas las chicas se peleaban por quitarse las bragas, se apuntaban en listas para cumplir todos sus masculinos deseos, incluso hacían trios y cuartetos y todo era tetas y lubricación. Un sueño.

Algunos se plantearon sacarse la nacionalidad cubana, pero no funcionaba. Imitar el acento tampoco, quedaba raro. Autobroncearse? Se quedaban a rayas. Solo les quedaba una opción para acceder a ese maravilloso mundo de pecado vip. Aprender a bailar salsa. Y allí fueron ellos, tímidos al principio, a clases de salsa, o a mirar videos en youtube, o incluso sacando libros de la biblioteca con títulos tan sugerentes como "salsa para torpes: cómo pasar de pringado a rey de las nenas".

Y así nacieron los salseros. Ellos no entienden de talento, no lo necesitan. No entienden de ritmo, ni de técnica. Los salseros siguen dos máximas, menear las caderas como si no hubiera mañana, sonreir con boca de mariquita y los ojos muy abiertos, y arrimar la cebolleta al primer trozo de carne que se les acerque. Y parece que les funciona. Aunque bueno, aunque no les funcione del todo, pues es una excusa para frotar el paquete contra carne caliente y bailona, ya es un avance ante los que se quedan de pie parados.

No me entendáis mal, yo apoyo todas las iniciativas que a uno le hagan feliz, pero, personalmente, creo que debería existir una ley estatal que prohibiera a los hombres mover las caderas. A los lados, se entiende. Me parece lo más antilujuria del universo.

Pero algo fascinante de los salseros, es el estilismo. Por qué,repito, POR QUÉ esa necesidad, de usar colores brillantes, de engominarse el pelo, de ponerse cinturones con hebillas enormes y camisas desabrochadas hasta medio pecho, con los pelillos asomando, o peor, depilado, por qué esa tortura de pantalones feos, acampanados, blancos a los que se les transparentan los bolsillos y los cuadritos de vuestros slips, o con cremalleras y cosas raras, y sobretodo, sobre todas las cosas horribles de este universo, POR QUÉ os ponéis artisticos con los zapatos? Por qué los compráis de punta, o extrabrillantes, o con hebillas, o, lo peor de lo peor, con tacón???? Por qué avergonzáis a vuestros futuros hijos así? Y otra cosa, lo de la "barba" esa que consiste en un hilito de pelos bordeando la mandíbula, qué significa? Es algún tipo de lenguaje oculto que significa algo que se me escapa? Como la cosita esa roja que se ponían las geishas para indicar que su virginidad estaba en venta? Significa quizá, que estáis repletitos de espermatozoides bullendo? Y lo más importante, de verdad os funciona? Me fascina.

A veces uno no lo parece. Lo miras y piensas "bueno, parece más o menos normal, no? le pongo ojitos?". Atención que ya no piensas "jo, que bueno está", no, no, piensas "parece MÁS O MENOS normal". Y es que cada día que sales de marcha bajas el listón un poquito. El primer día piensas "seguro que encuentro un chico guapo, divertido, con buen corazón, que le gusten los animales y los niños y sepa planchar". Y la cosa va degenerando hasta que ya solo piensas "por favor, que aparezca uno que tenga pene y sea medio normal". Parece cantidad de fácil no? Pues tengo una noticia: NO LO ES. En fin, que me lío, que estás ahí pensando que parece medio normal, quieto o simplemente moviendo un poco la cabeza, como deben bailar los hombres cuando están solos, virilmente, y de repente al beber de su copa se le baja la manga de la camisa y descubres una pulsera de oro, de eslabones o cosas raras: SALSERO. Porque los salseros son como urracas, sienten fascinación por las joyas masculinas. Un pendiente de brillantes, una pulserita, un reloj, un collar horrible...digusting. De ahí a que lo saque una salsera a bailar y empiece a mover las caderas no hay nada de nada. Y yo veo como mi líbido, vestida de fiesta y peinada y con los ojos cual mapache coqueto, empieza poco a poco a desvestirse, desmaquillarse, se pone un pijama descombinado y se mete en la cama a dormir.

A lo mejor es que no estoy hecha para reproducirme. Los machos de mi especie buscan salseras que los obliguen a mover las caderas y yo busco hombres que no se preocupen por las cosas brillantes y sigan el ritmo con la cabeza. Soy una incomprendida.

Desde aquí mando un mensaje a los potenciales salseros del mundo. Habéis probado a ser amables, a ser un poquito realistas con vuestras posibilidades, a dar una oportunidad a la conversación? Por favor, dejad lo de las caderas como última opción.

19 comentarios:

  1. Jajajajaja!!!

    Yo tuve un shock la primera noche que salí en Tenerife. Muy madrileña yo, bailando un poquito con una amiga (nada de modo gogó) y según me paro un minuto para coger algo de aire, un tío me coge (¡¡¡me coge!! Alerta, alerta, invasión del espacio vital) y se pone a darme vueltas y a frotarse.

    Y yo tiesa como un palo, claro.

    Al menos no gastaba las pintas de salsero de pro.

    PS: También los hay salseros divorciados, que no adoptan la imagen pero sí la táctica y son lamentables. Conozco algún caso.

    ResponderEliminar
  2. Bizarra y desmoralizada16 de junio de 2011, 21:39

    Ay no me digas lo del suelo pélvico que me desmoralizas!! T.T

    Yo creo que los músculos los tengo bien entrenados!! Aunque ahora dudo!

    Pues no sé, yo he pensado también que quizá tenía que ver con los agujeritos que trae, vaya que al dormirme, estando tumbada, se cuele por ahí.

    Que yo sepa si que se abre :S
    Puede tener relación con la forma de la vagina?
    Aunque me quedaría igual con la respuesta porque no sé que forma tiene, hahah.

    No sé que puede ser la verdad!

    ResponderEliminar
  3. Pero a ver, se te sale la copa o quieres decir que manchas?

    ResponderEliminar
  4. Ahhhhh. Pensaba que se te salía la copa, estaba flipada. Vale pues entonces es probable que te la estés poniendo mal. Prueba a ponerte un salvaslip hasta que la controles bien. Al ponertela te limpias bien por fuera de la copa? Porque a lo mejor no es que estés manchando desde dentro, sino son los restos que han quedado fuera, aunque supongo que esto ya lo habrás comprobado,no?

    ResponderEliminar
  5. Bizarra y poco explicativa16 de junio de 2011, 21:46

    Vale, acabo de leer el primer mensaje que te he dejado.Creí que quedaba claro que salía el contenido, pero lo cierto es que no, haha.

    Lo que quiero decir es que mancho como cuando uso un tampax y se me llena en un plis.Pero no debería ser así no?

    ResponderEliminar
  6. Si, sí ,la limpio por fuera.

    Ay, me consuela tu nueva reacción, pensaba que tenía una vagina de vieja.Siempre me había gustado mi vagina!

    Tú como te la pones de dentro? tienes que hacer mucho esfuerzo para sacarla? o casi q te notas el palito? (y lo he cortado al ras, siguiendo el consejo de algnas).

    ResponderEliminar
  7. Te contesto en el otro post, porque entre este titulo y demás...mejor seguimos en el de la copa.

    ResponderEliminar
  8. JAJAJAAJAAJ!!! Dios mío, Pétalo, eres una crack!! Qué bien escribes, jodía!! Qué pedazo de post! Todavía me estoy riendo... xD
    La descripción de los salseros es genial. Vamos, que me los estaba imaginando como si los tuviera delante.
    De hecho, no creas que es una especie endémica de Canarias. Aquí también los tenemos. Aunque peor aún: mezclados con otra especie: los canis!!! Arggggh!
    Claro que, si me he reído con la descripción del estilo salsero, para mí, lo mejor del blog es este párrafo: "Y yo veo como mi líbido, vestida de fiesta y peinada y con los ojos cual mapache coqueto, empieza poco a poco a desvestirse, desmaquillarse, se pone un pijama descombinado y se mete en la cama a dormir".
    Sencillamente, magistral
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Hay una fauna por ahí...
    Si quieres hombres de verdad vete a un bareto heavy mujer xD

    ResponderEliminar
  10. No me gustan los niños, pero a los niños les gusto yo.
    La plancha se me da bien, pero sólo si hablamos de filetes de pollo.
    Bailo salsa... como Stephen Hawking, más o menos.
    Y normal, ni medianamente.

    Sip. Estoy jodido.

    ResponderEliminar
  11. Eh, somofrátes, eso no vale...

    Pues pues... A mi me gustan los niños y los bichos, ya que los tres somos más o menos igual de inocentes.
    Se planchar más o menos y solo bailo en mi casa, cuando estoy solo, y por placer, no por exhibición.
    Ah, y más o menos sé planchar, y estoy dispuesto a aprender más. Mmms, acepto ver pelis moñas porque en el fondo me gustan y... Soy un amor =D

    ResponderEliminar
  12. ¡Que bien! ¿Adonde saliste, a donde no habían caipirinhas el otro dia?

    ResponderEliminar
  13. Empieza por ir a sitios donde no pongan salsa!!

    ResponderEliminar
  14. los salseros son lo peor...! esas imitaciones cutres de Chayanne... esos intentos de movimiento de cadera que parece que la van a dislocar... Estás tomando una copa con una amiga y viene uno y te agarra de la mano y con un semi salto intenta acercarse para arrimar cebolleta ¡¡¡un horror!!!

    ResponderEliminar
  15. Se recomienda tratamiento intensivo a base de canciones de loquillo (cuendo fuimos los mejores, hombres y feo fuerte y formal son imprescindibles)

    Es cierto, Canarias da grima para esas cosas...y ellas... bueno, he visto cosas más dignas en el Malecón de la Habana y en las esquinas de casi cualquier ciudad....

    Yo no bailo (aunque se) porque los hombres no bailamos (y menos los q hemos sido legionarios), yo bebo como un paisano, soy normal, tengo pene, plancho de cine (tengo en marcación rápida los teléfonos de teleplancha y de la lavandería)...los niños me gustan, es como comprar un ladrillo de barro y empezar a moldearlos...se siente uno ... Dios!! y bichos... bueno bichos tengo (un westy que se llama Vader)

    Era aquí donde se echaban las solicitudes, no?

    ResponderEliminar
  16. Quien dijo que la noche estaba hecha para ligar, no era mujer inteligente...

    ResponderEliminar
  17. Inés, es que aquí se reproducen a velocidad de vértigo, y no lo entiendo, de verdad que no. Los salseros divorciados, que penica, ahi ellos en plan "todavía soy joven, mira, mira". Ains.

    Gata, aghs, los canis, otro horror. Sé que no son endémicos de Canarias pero aquí hay mogollón, a la gente le flipa la salsa y a mí no me gusta nada!! Y lo de la líbido es totalmente verdad, no puede estar la pobre más dispuesta y ser mas sufridora, XD.

    Alex, no te creas tú que ahí son muy normales. Y no salgo a sitios de salsa, salgo a sitios en los que ponen de todo, los sitios de moda. En cualquier caso, tampoco salgo especificamente a ligar.

    Somo, lo de la salsa juega muy a tu favor, y lo de la plancha también.

    Alex, yo te compro ya, cuando vienes a verme? :**

    Efe, si, exacto. Te dan ganas de quitarte las bragas verdad?

    Suspi, si, ya van dos veces que me dicen que no tienen caipirinhas pero que si las hacen, a qué juegan?

    Caótica, es que no necesitan que haya salsa necesariamente...si fueses que yo voy a meterme en esos sitios a posta...pero no, aparecen bailando una salsa aunque lo que suene sea bacalao, les da igual.

    Nikita, con un semisalto, XD. Es que son el horror. Pero parece que tienen su público, es fascinante.

    Zruspa, las solicitudes siempre están bien, soy una chica vanidosa! Si, en Canarias proliferan especialmente...debe ser el clima.

    Paranoica, pues no, la verdad es que no. A mí es que ya de por si, el conocer a los tíos de marcha me echa para atrás, me da mal rollo.

    ResponderEliminar