lunes, 13 de junio de 2011

Wedding cronicles: el pequeño P.

Mi tío, el padre de la novia, tiene dos sobrinos políticos (Potxo y yo) y dos sobrinos sanguíneos (en realidad tiene más pero nos interesan estos dos). Son un chico y una chica, ella es de mi edad y el hermano tiene 3 años menos o así. Para mí, de toda la vida, han sido los primos de mis primos, y por lo tanto, una especie de primos lejanos míos. Las pocas veces que nos veíamos de pequeños, los tres mayores jugábamos en plan guay, y el primo de mis primos nos seguía a todos lados. Nos parecía pequeñísimo y nosotros eramos mayores y experimentados.
Pues resulta que a ella, la chica de mi edad, si que la he visto alguna vez a lo largo de estos años pero al pequeño dejé de verle hace por lo menos diez años. Así que en mi memoria ha sido siempre el enanajo que nos perseguía.

Pues resulta que los enanajos también crecen.

Lo había visto en la iglesia, pero entre no caerme de los tacones, saludar a la gente que si me recordaba, etc, no pude saludarle hasta que sentamos a la mesa que compartíamos todos los primos mayores (the best mesa ever). Me dí cuenta de que no se acordaba de mí cuando me dijo "no sé quién eres pero me llamo P (de primo)". Y yo le dije "P!!! Soy Pétalo!! La prima de A!!". Luego pasamos al típico "ohmygod how many time since we met last time!!" y fuímos a lo que de verdad importaba, comer y beber hasta desfallecer, que era todo muy pijo y muy gratis.

La conversación en la mesa era súper divertida, probablemente el alcohol ayudaba, pero los puñales entre primos volaban y los que no los estaban sufriendo en ese momento se descojonaban. En un momento en que P estaba contando cosas de su vida en Madrid, porque estudia allí, se me ocurrió decirle "que guapo te has puesto, P". Y bueno, hubo miraditas,y creo que fue el factor detonante empotrador, pero como para mí es el primo pequeño P, pues por mi parte no había ni el más minimo interés sexual.

En fin, el problema es que si me das un par de copas y me pones música alta cerca, me sucede algo como a los gremlins cuando les das de comer por la noche, que me transformo en Pétalo gogó . Y claro, era un boda, eso sucedió. Me transformé en gogó sin ningún tipo de transición. En un momento estaba sentada comiendo y al medio minuto dándolo todo en la pista como si no hubiera mañana. Además, nada de mariconadas, yo me pongo en plan pro. Y sospecho que en mi mente es mucho más pro que en la vida real. Y hago bailes porno. Pongo los labios en plan pato y muevo el culo como si necesitara quitarme una cucaracha de encima. Como normalmente en estas situaciones perreo con mi hermano no pasa nada, las chicas me envidian y no corro el peligro de sentir ninguna pistola apuntándome desde el pantalón.

La cuestión es que P, pareció ser mi alter bailarín, y también estaba dándolo todo, descalzo con toda la que se le pusiera a tiro. Y en el típico momento en el que está bailando mucha gente junta y cada vez que te giras encuentras a alguien diferente para bailar, me pilló por la cintura y me dió lo mío bailando. Por suerte o por desgracia la canción terminó y yo necesitaba una caipirinha para seguir en modo gogó hidratado, y él me dijo "resérvame una salsa o un merengue", yo odio esos dos géneros, pero en fin, le dije que vale, en las bodas bailas lo que te echen, aunque sea Pepe Benavente. O incluso el famoso "yo soy canario con el corazón latino americano". En fin, la cuestión es que no pusieron salsa ni merengue pero eso no iba a detener al pequeño P. Me cogió en una canción de Pitbull y ahí si que supe lo que es que te den lo tuyo. Como dije antes, los enanajos también crecen y él estaba más que dispuesto a que yo olvidara que él lo era.

Sabéis esos videos de reggaeton en los que todos pensamos "guau, que tías más golfas". Bien, metedme en ese grupo. Metía su rodilla entre mis piernas, sujetándome de la cintura, me agarraba las caderas meneandome, me ponía los codos sobre sus hombros, cuando me giraba me rozaba el chichi como quien no quiere la cosa...incluso llegó a acariciarme los muslos bajo el vestido!!! Mi cara era de flipe total, incluso en estado gogó como me encontraba, aquello me parecía realmente porno. Teniendo en cuenta que mi madre bailaba con mi hermano a escaso medio metro, y que cuando me giraba veía sentadas a mi abuela, su abuela y su madre en sendas sillas, el tema se estaba poniendo un poco violento.

Yo cerraba los ojos intentando abstraerme a pesar de que mi culo era manoseado como si de un reconocimiento médico se tratara y pensaba "que no esté mirando mi padre, que no esté mirando mi padre". Épico. Yo miraba intensamente la nuca de mi hermano intentando que me mirara para suplicarle salvación, pero por lo visto había decidido que me gustaba y que aquello lo violentaba, así que no obtuve ni la más minima ayuda. Cuando por fin terminó la segunda canción y pude escapar alegando que necesitaba tomarme una cocacola (o dos), Potxo me dijo: "te violaron mi niña?", y mi madre "Pétalo es perfecto para tí!!".

La verdad es que yo solo podía pensar: "Joder con el pequeño P.".

12 comentarios:

  1. Jajajajajaja!!

    Perdona que me ría, pero es que me lo imagino y me imagino tu cara, tan buena tú; con tu vestidito tan mono y tan de niña buena y la situación y no puedo.

    Sorry.

    ¿Ya has comprado el predictor, por si acaso?

    ResponderEliminar
  2. He reído hasta las lágrimas y le he leído los mejores momentos a N.

    Pobre tú magreada a saco, pero hija, qué gran post!!!

    ResponderEliminar
  3. jajajaja.
    ypo voy de boda en unas semanas, espero encontrarme a alguien así. además en mi caso al menos no van mis padres. qué fuerte, baile porno ante la family.
    bueno y en qué terminó el asunto? hubo frinkamiento o no??? no nos dejes la historia a medias!!
    un beso.

    ResponderEliminar
  4. Sin contar que por lo que dices, aunque llores al final, tu te dejabas, tengo que preguntar ¿Cuando frinkes también lo contarás con tanto detalle? xD

    ResponderEliminar
  5. Inés, si si, ríete, no te preocupes. Hombre, yo me dejé, no voy a negarlo, pero un poco casi que por compromiso, no me iba a poner en plan cortarollo tampoco, que no me sale, XD. Igual si que debería hacerme la prueba, si...

    Bich, no te negaré que mientras me hacía el repaso pensaba "esto va al blog de calle", XD.

    Naar, una caballera no cuenta esos detalles, XD. Si te encuentras a un yogurín como este, tú déjate, eh?

    Alex, claro que me dejaba, pobres sentimientos de P...no le iba a romper el corazón. No son detalles, es una descripción fiel de los hechos. Pero que va, cuando me pongo porno hago los posts bastante soft.

    ResponderEliminar
  6. Jajajajajaja. Todos nos hemos sentido sucios al ver cómo, con el paso de los años, miramos a esos familiares lejanos con otros ojos. Eso sí, no me veo perreando en medio de una pista de baile. XD

    ¿Cuántas caipinhas hacen falta para eso? XD

    ResponderEliminar
  7. Jajaja, Dios bendiga el perreo!! jajajajaja
    Todavía me duele la barriga de tanto reirme, en serio "te violaron mi niña?" muahahahaha

    El próximo año me caso, desde hoy y hasta entonces rezaré todos los días por ver una escena así!!!

    ResponderEliminar
  8. Lo malo es que cada vez que lo veas a partir de ahora te acordarás de que ese enanajo que te perseguía te estuvo sobando enteretica... Jajajaja!!

    Y, claro, él también lo pensará...

    ResponderEliminar
  9. Pero como de enano?
    "Not enough", como pa qdar luego, o como para q se quede en anéctoda bodorril?
    Yo es q siempre aprovecho!
    Haha.
    Genial post.

    ResponderEliminar
  10. Jajajajajajajajajaja, yo también me he tenido que reír poniendo cara seria porque estoy en el curro... ¡¡Qué bueno!!

    Pues nada, las madres son muy sabias...

    ResponderEliminar
  11. Coño con el pequeño P!

    ...se nota que lo pasaste mal XD

    ResponderEliminar