martes, 19 de julio de 2011

El lector inquisidor



Me fascina esto de los blogs. Me fascina casi igual que el primer día, y probablemente esa es la razón de que este blog siga en funcionamiento. Soy una persona muy dispersa, lo vivo todo con pasión pero, normalmente, llegada a una meta más o menos tangible, suelo abandonar todos mis proyectos.

Como si de una prueba personal se tratara. Soy capaz de hacerlo? Si? Pues hala, a otra cosa mariposa.

La cuestión es que es un fenómeno muy divertido de observar. A veces ves como blogs con un contenido muy mierdoso tiene millones de comentarios o de seguidores. Los de pinturitas, que no tienen por qué ser necesariamente mierdosos, muchos están currados, siempre tienen tropocientos mil seguidores, aunque sean una verdadera mierda patatera y la blogger no sepa escribir dos palabras seguidas.

Es o no es revelador?

Por suerte, en este blog, he conseguido lo que quería. Tengo un número más que respetable tanto de comentarios como de seguidores/lectores, con respecto a otros blogs del mismo estilo. He hecho grandes amistades y me siento bastante satisfecha con este hobbie. Tiene una gran función terapéutica para mí.

Pero no es eso de lo que quería hablar. Quería hablar de ese porcentaje de lectores, normalmente anónimos, que usan los blogs ajenos para desfogar su frustración de la vida 3D. Esos lectores, que agazapados cual comadrejas en la hierba esperan un descuido del blogger para saltar sobre ellos con la maza de la justicia divina. Como si ser el receptor de lo que aquí compartimos diera derecho a educar, castigar y hacer ver al blogger su profundo error.

Un blogger, es una persona normal, en algunos casos no tanto, pero una persona, al fin y al cabo. Por lo general, lo que un blogger busca, es compartir sus opiniones y vivencias en un sitio más o menos aséptico. Su intención no suele ser la de establecer un dogma, una realidad inamovible, ni una regla que debamos seguir. Somos humanos, cometemos errores, la diferencia es que los contamos. Y, la mayoría de las veces, lo sabemos, oh, seres todopoderosos.

Me imagino a ese porcentaje tan caracteristico de lectores, en su casa, sin perfil propio en blogger, porque esa es la característica que diferencia al que da una opinión del que intenta herir y humillar, que uno lo hace con la cara relativamente descubierta y el otro no, leyendo un montón de blogs en los que nunca comenta, porque, su función no es dorarle la píldora al blogger, su función es buscarle el punto débil y atacar sin piedad, hasta que encuentra una contradicción, un mal gesto, incluso una falta de ortografía, una falta moral, y entonces ahí si que se molesta en comentar, hirviendo de emoción. Despacio, sin demasiadas palabras desagradables, solo con un tono de infinito desprecio.

Y es algo muy interesante en lo que pensar. Porque, tanto los bloggers, como todos los lectores, somos la sociedad, o una parte de ella. Y esa...necesidad de juzgar, de controlar, de hacer ver a los demás los errores fundamentales que comenten en sus vidas, no es tan diferente de ciertos movimientos sociales represores que han acabado muy muy mal y que creemos erradicados. Pero esa semilla, se ve tan claramente revelada en la gente en general, que a mí, personalmente, me da miedo. Porque lo extrapolo a la vida real y digo, cuántas de las personas que me rodean, en realidad por dentro desean decirme que lo que pienso, que lo que siento, que lo que opino está categóricamente mal y cuantos de ellos si se vieran en la seguridad del anónimato, darían rienda suelta a esa intolerancia?

Ojo, no es que busquemos que nos digan que si a todo y que qué bonito todo lo que contamos. No se trata de eso, de hecho yo cuando cuento algo y nadie se moja, y todos me doran la píldora me aburro un poco. Y sé que lo hacen con cariño pero las opiniones auténticas son más constructivas. Pero hay que entender que el que contemos nuestras cosas aquí no quiere decir que estemos sentando cátedra, ni que seamos egocéntricos que pensamos que todo lo hacemos bien, ni que no tengamos defectos. Es que es algo tan obvio que cada vez que me encuentro con un pseudotroll de esos flipo.

Si no te gusta un blog, si no te interesa la persona que está detrás, no lo leas, por qué sufres?

No, no ha pasado nada, que todos váis a preguntar, es una reflexión en general.

17 comentarios:

  1. Pues deduzco que los que actuan así tienen, además de otras cosas, mucho tiempo libre. Yo me "encuentro" un blog, que me gusta, lo sigo, que no... paso de largo.
    Comento cuando se me ocurre algo que escribir, sino, sigo sigilosa mi camino...
    Besos e "ignorar" a los inquisidores creo que es la respuesta!

    ResponderEliminar
  2. Tiempo libre y una vida aburrida. Y frustración y ganas de desahogarse.

    Pero oye, que yo conozco alguno que te lo suelta a la cara tan ricamente. Mi ex, por ejemplo.

    PD: pooobre Pétalo, que escribe posts aburridos y naaadie comenta.

    Petarda.

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo en casi todo. Pero (siempre hay un pero) discrepo en una cosa: estoy convencida de que muchas veces esos anónimos no lo son tanto, que sí tienen su perfil, pero que además de su perfil tienen mucha mala baba y muy pocos cojones para decir las cosas dando la cara…o todo lo que se puede dar la cara en el entorno blogger, no dejamos de ser nicks y poco más.

    Por lo demás, tienes más razón que un santo. El blog es de las cosas más terapéuticas y 100% ocio que me han pasado, y los blogs de pinturitas a veces dan vergüenza. Y ya no veas los puñales cómo vuelan en esos círculos. Por eso nosotras no triunfamos, con lo molonas que somos.

    ResponderEliminar
  4. Yo también me sorprendo de esa gente que comenta y da la impresión que se cree con la verdad absoluta, enseguida juzga el comportamiento de los demás, y como a ti, me da bastante miedo

    He visto tu comentario en otro blog que sigo, me imagino que habrá sido un poco el detonante de este post.

    A la gente que, como tú, escribís con el corazón o con las tripas jeje y os exponéis a la opinión libre de los demás os admiro, en serio.Y aprovecho este momento para agradeceros vuestra generosidad (ya paro, snif)

    Bss

    ResponderEliminar
  5. Creo que la gente "normal" (en mi definición de normal, sabiendo cómo soy no se si es una buena aproximación a la normalidad general) suele quedarse donde se encuentra a gusto. Menos Efe, pero ella es rara.
    Si leo cosas que no me gustan... pues no me quedo, porque para ponerme de mala leche hay demasiados voluntarios como para encima ir buscándolo yo en mis ratos de ocio internetero. Sólo comento cuando me apetece, así que soy una comentarista que va y viene como el Guadiana. De hecho hay bastantes blogs que como suelo verlos siempre en el reader no comento jamás. Y tampoco suelo dar mi opinión cuando no estoy de acuerdo a menos que sea uno de esos días en los que no me importa discutir, pero eso me ocurre más en twitter.
    Y toda esta chapa para decir: tu blog me mola aunque no siempre estemos de acuerdo :)

    ResponderEliminar
  6. Ya pensaba que no ibas a usar el término troll.

    Este post no me gusta porque te mantienes en el tema de principio a final. Pétalo, tu antes molabas.

    ResponderEliminar
  7. Francamente, estoy de acuerdo.

    Aunque estoy con Bich, mucha gente tiene su perfil pero cuando se trata de dañar, pues comenta como anónimo porque son así de valientes.

    Me ha gustado particularmente esta frase: "Si no te gusta un blog, si no te interesa la persona que está detrás, no lo leas, por qué sufres?" Creo que lo dije en mi blog en una ocasión, no entiendo por qué liarla parda. Si no te gusta lo que lees y decides que no te merece la pena el blog o el blogger, pues lo dejas de seguir y punto. ¿Por qué hay que hacer sangre? No lo entiendo.

    En fin, que muy buen post. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que estoy plenamente de acuerdo en lo que dices (y no es por dorarte la píldora).

    Por suerte en el mío hasta ahora no tengo troll (toco madera) y los que comentan siempre son muy correctos, respetuosos e incluso cariñosos (molan tantoooo ^^).
    A mí me encanta que surjan debates en los comentarios de cualquier blog que sigo, que haya diferencia de opiniones, que no estén de acuerdo conmigo cuando escribo algo y que me metan caña incluso (educadamente claro), pero lo que me da pena es que existan personas aquí (igual que en la vida real) que disfruten haciendo daño a otros a quienes ni siquiera conocen o que estén tan aburridos que el único entretenimiento que encuentran es criticar a los demás.

    Y me da mucha pena porque esto mismo lo veo reflejado en la vida diaria demasiado frecuentemente. El ser humano puede llegar a ser tan mezquino.. somos capaces de lo peor pero afortunadamente también de lo mejor :)

    ResponderEliminar
  9. Completamente de acuerdo...
    no siempre leo los blogs que sigo, pero me declaro fan del tuyo :)

    ResponderEliminar
  10. Si fuera obligatorio un test psicológico para poder comentar en algún blog, lo más probable es que esta opción desapareciera. En cuanto al descalificativo ajeno, es un arte muy en boga para los que son incapaces de hacerlo a cara descubierta. Mi padre, que fue una persona muy sensata, me dió una regla de oro para el trato con la gente: "Si no puedes decir nada bueno de una persona, mejor quedáte callado". Intento seguirla.

    ResponderEliminar
  11. Jopetas, blogs con contenidos mierdosos y millones de seguidores no conocemos tantos. O sea, sí, pero hacíamos como que no. ¡Empecemos una caza de brujas! ¡Alquitrán y plumas! ¡Tutús!

    Por lo demás, sí, claro, por supuesto, pero hay que entender que a veces uno se aburre y tiene que crearse decenas de identidades y viajar a otras ciudades para hacerse pasar por gente anónima y decirle maldades a alguna pobre víctima paranoica. Es que relaja mogollón.

    Ser víctima también relaja, las meninges, sobre todo.

    ResponderEliminar
  12. "Un general sabio se ocupa de abastecerse del enemigo".
    Nos necesitamos mutuamente...

    ResponderEliminar
  13. Totalmente de acuerdo! Hay gente muy TONTA por el mundo! jajaja

    ResponderEliminar
  14. Estoy de acuerdo con Bichejo en lo de que hay mucho anónimo que no lo es tanto y que no tiene huevos de mojarse, véte a saber por qué. Estoy por montar un nuevo Día del Anónimo Cabrón sobre este tema, con tu permiso.

    Porcier, yo soy de las que siempre están de acuerdo contigo porque TE ADORO XD.

    ResponderEliminar
  15. Pufffffffffffffff, si yo te contara... Ya escribí un post sobre este tema de los anónimos-troll-coñazo. E incluso durante un tiempo bloqueé los comentarios anónimos.
    Después volví a permitirlos, porque también hay anónimos majetes, como todo.
    Pero es que lo de los anónimos me toca las narices en estéreo!!! Si en este mundillo de Internet y de los blogs ya somos suficientemente anónimos y virtuales, si nos escondemos detrás de un nick y un avatar, que son identidades bastante ficticias, qué sentido tienen firmar como anónimo? No tienes bastante anonimato ya? Agggghhhh....
    Yo tampoco quiero que todo el mundo me dore la pildora ni que me diga continuamente lo divina y estupenda que soy... Me mola que haya diversidad de opiniones, que me digan que estoy equivocada, y hasta que me den algo de caña cuando no estén de acuerdo conmigo... Pero siempre desde el respeto, joder, Sin faltar!
    Que escribir un blog requiere su esfuerzo, su dedicación, y encima te estás exponiendo y contando intimidades a mucha gente que no conoces. Deberían tenerlo en cuenta esos trolls desocupados y cobardicas, que sólo les mola liarla parda por el mero placer de hacerse notar; pero eso sí, sin dar la cara.
    En fin, al final es como todo: gajes del oficio. Hay que aprender a vivir con ello. De hecho, dicen que no eres un blogger hecho y derecho hasta que no tienes tu troll.
    En serio, qué desocupados están. Si no les gusta el blog en cuestión, que se piren, y ya está! Al menos, eso es lo que hago yo.
    Que por cierto, el tuyo es de mis preferidos, ya lo sabes.
    Y no, no te estoy haciendo la pelota. ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Muy de acuerdo contigo.. y si tambien me extraña el tema de blogs de pinturitas, que conste que yo soy una fan de las pinturas y cosmeticos.. pero me choca el hecho de que haya tanta gente que salga asi a la calle como algunas muestran y que tengan tantos seguidores..

    ResponderEliminar