jueves, 7 de julio de 2011

Querido camarero sexy del Allende

Ayer salimos Cattz y yo. Primero, una clase de geografía. Cattz vive en Tenerife, yo en Gran Canaria, que mola más de toda la vida. Las dos son islas, las dos, están a una distancia bastante respetable. No, no es la ciudad de al lado. Hay que coger barco o avión para llegar.
Pero por razones personales intrinsecas de ella que yo no tengo por qué contar, ha venido un par de veces a mi isla. En realidad sé que son excusas baratas para estar conmigo pero no me importan. Yo me lo paso pipa.
La cuestión es que ayer fuímos a la playa, pero como esta isla está empeñada en dejarme fatal, hacía un epic frio y aunque nosotras aguantamos como campeonas en bikini un rato bastante decente, llegó un momento en el que ya no pudimos disimular más la piel de gallina y cuando Cattz insinuó irnos yo pensé "menos mal, me congelo". Gracias Cattz. Además, nos lo pasamos guay criticando a los que caminaban por la orilla pero eran muy pocos los pringados que pasaban frio como nosotras así que duró poco.
Entonces paseamos un ratito, haciendo una batida intensiva por todo el paseo de las canteras, haciendo inventario de los buenorros de la playa. Que oye, hay unos cuantos. Más de los que pensaba, de hecho. Cuando terminamos de hacer tiempo para lo que realmente nos gusta hacer, comer, fuímos al hostal de Cattz a ponernos monas. Tardamos aproximadamente dos minutos en cambiarnos de atuendo y salimos para el restaurante que nos habían recomendado los padres de Cattz.
Desde aquí, gracias padres de Cattz. Primero, el sitio era monísimo. Segundo, la comida estaba de morirse. Tercero, los camareros eran amor.

Primero nos comimos estos montaditos de lomo alto con foie a la plancha con costrones de sal. Morid:



Luego compartimos unos huevos rotos con jamón, parece pequeño pero casi morimos:



Luego quisimos pedir de postre al camarero más guapo y adorable del universo conocido y por conocer, pero no estaba en la carta así que nos pedimos unos crujientes de pera y manzana con crema inglesa:



En fin, mi camarerito lindo era además muy simpático. Llevaba un delantalito marrón de esos súper sexys con bolsillos. Entonces le dije a Cattz:

- Voy a meterle mi número de teléfono en el bolsillo delantero de su delantal, vale? Pero me ocuparé de meterlo bien al fondo para que no se le pierda.
- Si haces eso dejaré de ser tu amiga para siempre y además se lo contaré a Bimbo y a Álex.
- Jo, vale, valoro mucho tu amistad, así que renunciaré al amor de mi vida por ti. Que lo sepas.
- Así me gusta.
- Entonces pidamos la cuenta para que pueda olerle de cerquita una vez más.

Y le llamé. En realidad, creo que aquí empezó la confusión, porque no lo llamé al modo tradicional, que consiste en hacer como que escribes en el aire, o levantar el brazo con la palma de la mano hacia afuera rollo "yo me sé la respuesta profe". En fin, yo lo llamé con un dedito en este plan:




Él, mi sol y estrellas, amor de mi vida y futuro padre de mis cinco hijos y co-responsable de la hipoteca de nuestra casa en el campo y nuestros 3 perros, puso cara de "oh, me llama la luna de mi vida" y vino corriendo, presto, raudo, con sus gafitas sexys as hell a ver que quería yo, su amor eterno.

- Oye, tú nos traes la cuenta? (sonrisa tímida de "creo que te amo")
- Jiji, si quieres que te la traiga yo, si... (sonrisa halagada mega sexy y pequeño y extraño sonrojo)
- Emm...jiji, pues vale, si, traenosla. (Hombre, yo lo que quiero es que te quites la camiseta, me cojas en brazos y me des lo mío detrás de la barra...)
- ...(trote cochinero pero encantador hasta la barra)

Debo aclarar que mi pregunta se refería a si él se encargaba de la cuenta también o teníamos que pedirsela al otro camarero, no a una petición especial de "por favor traela tú que quiero ver tu masculino caminar" que parece ser lo que él entendió. Según Cattz lo azoré un poco. Ay, si él me dejara azorarlo bien azoradito...

Era tan tan adorable que cuando nos trajo la cuenta, faltaban dos bebidas y lo volvimos a llamar para decirselo en lugar de ahorrarnoslas. Bueno, esto fue cosa de Cattz más que mía, lo reconozco.

Pues eso, que gracias a Cattz ya sé quien va a ser el que se despierte en mi cama todos los días de mi vida.

Camarero anónimo del Allende, el de las gafitas y sonrisa adorable, soy la chica que estaba anoche en el barril poniendote ojitos. Soy la fea, con la guapa no tienes nada que hacer, no flipes, tiene un novio enorme. Pero yo estoy libre y sabes que lo nuestro es AMOR. Y por si esto te ayuda, soy muy golfa. En serio. Te divertirás y luego te daré muffins hasta que sin darte cuenta estés firmando un papelito que diga que tu alma es mía por el resto de la eternidad. Es un plan perfecto. Aquí mismo puedes contactarme.

Gracias Cattz, lo pasé genial, :D.

18 comentarios:

  1. Oh! :_(

    Y encima no hay nada del despelleje en la playa! no hay datos sangrantes! pfff.

    ResponderEliminar
  2. El post es genial!!

    Y la envidia me corroe vilmente. Por estar con vosotras, claro.

    Lo del eye-candy lo tengo arreglado, aunque nunca vaya a ser my-sun-and-stars.

    ResponderEliminar
  3. Qué buen día pasastéis, aunque mira, a mí lo que más me ha llamado (para qué mentir) son las fotos de la comida... parece riiica!
    Bueno, ahora sería un puntazo que el camarero gafitas apareciese por aquí como quien no quiere la cosa. Tú si eso vuelve más veces. Me ha encantado esa descripción de "soy golfa y además hago muffins" xD

    ResponderEliminar
  4. A mí me has ganado ya con los montaditos de lomo. Me la pelan los camareros, yo tengo a mi hombre ya, ¡¡dame de comer!!

    ResponderEliminar
  5. Mi comentario oficial: Estoy super ofendido y super celoso. Si algún día voy por esos lares desafiaré al gafitas a un duelo a muerte.

    El comentario que quiero hacer: Deberías volver ahí y pedirle "algo" (no, no me refiero a comida o bebida)

    ResponderEliminar
  6. Jajajajajaja fantástico, Pétalo!
    Sólo faltaría ahora que el camarero sexy sea lector tuyo y comente! molaría mil y además sería muy de peli americana con final feliz ^^.

    Oye, tenías que haberte lanzado y ponerle un papelito con tu número de tf en el bolsillo del delantal. NO has pensado en tus sufridos lectores, cuánta chica tendríamos ahora para rajar!!!!

    Besos!
    pd: otro beso para Catzz ;)
    pd2: para el camarero nada, que las hay muy posesivas ¬¬

    ResponderEliminar
  7. jajajajaja
    GENIAL! si lee esto fijo, fijo que lo tienes rendido a tus pies!!! :p

    ResponderEliminar
  8. Si le pones ojitos y lo conquistas con muffins, cae rendido a tus pies ¡seguro! ^_^

    ResponderEliminar
  9. Pero pero pero... es que nadie va a pensar en Álex y en mi??

    pD. menos tu, Cattz. Gracias! :**

    ResponderEliminar
  10. Aproximadamente así más o menos muy por encima... conocí a Netra xD

    ResponderEliminar
  11. Pero loca!!! cómo pones el nombre del restaurante?? que te lo quitan!!! Aaaay, si no estuviera casada me iba ahora mismo a la islita de enfrente a conocer a ese camarero...bueno, y a probar los montaditos que tienen una pinta...

    ResponderEliminar
  12. Bimbo, el despelleje es salvaje a la par que secreto.

    Inés, molaría mil que estuvieramos las tres. Algún día, seguro.

    Sonix, cada una se vende como puede, XD. La comida estaba increíble, llevo todo el día recordando los montaditos.

    Yamane, más camarero para mí!

    Álex, que le pido? Matrimonio?

    Aliena, si! Ojalá me lea...y nos casemos y tengamos churumbeles. Por mucho que me parezca una idea tentadora lo del delantal, necesitaría bastante alcohol en sangre y un buen rato de arenga popular, me temo. Sin msn de por medio no soy nadie!

    Bolboreta, ains, a ver si se corre la voz y le llega...

    Burbuja, debería dejarle muffins anonimos a la puerta del restaurante durante unos meses, en plan ramito de violetas, hasta que caiga rendido.

    Bimbo, en realidad Cattz no te nombró. He sido yo. Sorry.

    Zana, si? Como mola!

    Anónimo, pero si no digo el restaurante como sabrá que es el hombre de mi vida y me vendrá a buscar montado en un camello blanco? Oh! sería mucho más dificil!

    ResponderEliminar
  13. Matrimonio, sexo... Lo que te parezca.
    A Bimbo no lo nombró, pero a mi sí, ¿verdad? Porque yo molo mil.

    ResponderEliminar
  14. Petalo que malvada...rompiendo los corazoncitos de Bread y Alex.
    En breves me las piro a Gran Canaria a verme los pies (literal, vamos a no hacer nada de nada que mis multiples jefes me han dejado sin fuerzas) me apunto el sitio que los montaditos tienen una pinta barbara. Si eso, ya le dejo tu tlf. al camarero, que el verano es muy golfo y alguna se te puede adelantar.
    A mandar

    ResponderEliminar
  15. Entonces, ¿no pudisteis con un pequeño camarero? ¿Quiénes sois vosotras, Doris Day y Meg Ryan?

    ResponderEliminar
  16. ¡¡¡Será posible que mis oportunidades de ir a ese sitio siempre se chafen...!!! Joder qué pinta tiene la comida.

    ResponderEliminar
  17. - Islander, comida rica. Camareros ricos. ¡Es genial!

    - Pétalo http://pararapachin.blogspot.com/2011/07/la-tarde-con-petalo.html aquí tienes XD

    ResponderEliminar