miércoles, 14 de septiembre de 2011

Animal I´ve become


Hoy no estoy nada inspirada y no sé cómo va a salirme este post, pero es un tema del que quiero hablar desde hace tiempo y que muchos de vosotros no vais a entender. Pero, en cierto modo, me siento moralmente obligada a mostraros esta realidad, que supongo que simplemente no existe para muchos de vosotros. Pero, si existe la más mínima posibilidad de que esta situación se de por simple ignorancia, y que al leerme reflexioneis sobre el tema cinco minutos, para mí será un triunfo.

El ser humano, como regla general y no sin cierta razón, se siente bastante superior como especie. En realidad, es muy normal y muy natural, que una especie anteponga sus necesidades y bienestar antes que el del resto de especies, ya que, como bien sabéis, practicamente la función más básica y primitiva de cada individuo es sobrevivir como especie, reproducirse, asegurar la permanencia sobre el planeta no solo de su propia vida sino de su especie como colectivo. El ser humano, lo ha llevado un poco más allá. El ser humano ha manipulado todo su entorno de manera que no sólo se ha asegurado su propia supervivencia, sino que ha esclavizado al resto de especies de manera que todas sirven a este propósito, su bienestar. Desde comer, hasta vestirnos, hasta medicarnos, todo pasa por convertir a los animales en medios para conseguir cada vez vivir mejor y de manera más sencilla. No quiero entrar en debates sobre la moralidad de todo esto porque yo mi opinión la tengo muy clara y pensar en otras posibilidades es, a priori, utópico.



De lo que realmente quiero hablar, es de las mascotas. Como decía antes, los animales nos alimentan, nos visten, nos ayudan a vivir mejor, pero si algo no puedo soportar, si algo nunca jamás me parecerá bien, es que sean nuestros juguetes. El concepto "mascota", ya de por si, me suena terrible. Entiendo que de alguna manera se les tiene que denominar, pero a mí "mascota", me suena a juguete, a bufón. Y es algo, que creo, que sobre todo en España, no se entiende bien. Un animal, no se puede poseer, porque es un ser vivo. Comprar o vender seres humanos, todos entendemos que es algo atroz. Un animal, sin embargo, no goza de ese derecho. Cualquiera puede llegar y ponerle precio a esa vida. Un hamster, cuesta 3 euros. Quién le ha puesto ese precio? Qué criterio ha seguido? El tamaño? La cantidad de pelo, la cantidad de interactuación, la cantidad de cariño que puede dar, la inteligencia? La esclavitud, a la que se somete a un hamster, durante toda su vida, confinado a una jaula diminuta, a los caprichos que pueda tener su dueño...vale 3 euros? Y qué significa que compres a un animal? Que puedes hacer lo que quieras con él? Es decir, si es tuyo, si lo has comprado, entonces eres dueño de su vida, no? Y...un perro. Un perro con pedigree es mejor que un chucho? Exactamente, por qué? Porque es más bonito, porque es más listo, porque te va a dar más cariño...? Cualquiera de vosotros puede entender que un perro es un perro, que todos tienen cuatro patas y un rabo, que uno puede tener el pelo rizado o una familia endogámica y que eso no va a condicionar el que te mire con ojos enamorados cada vez que llegues a casa, que debería ser la única razón por la que adquirir un perro. Un perro no se adopta por bonito y luego se descubre que es un pero. Un perro se adopta por perro y luego se le quiere por bonito.

Adoptar a un animal, no siginifica poseer un animal. La vida no se puede poseer. Cuando adoptas un animal, estás firmando un contrato invisible en el que te comprometes a hacer que su vida (cautiva) sea lo más satisfactoria posible. Y eso no lo decides tú, eso lo decide el animal y sus necesidades. Un hamster, vale 3 euros, pero eso no le hace menos necesitado de una dieta adecuada, de una jaula con medidas como mínimo decentes, de atención veterinaria (que no cuesta 3 euros), de tranquilidad. Cuando adquieres un animal, adquieres todas esas responsabilidades, porque él no te obligó a que te lo llevaras a casa, él no aceptó tus condiciones, tú aceptaste las suyas. Por mis animales, hago lo que haya que hacer. Antes de tenerlos, me empapé de información, para ver si un conejo era lo que mejor se adaptaba a lo que yo quería o no. Vi marcas de piensos, compré jaulas de un metro en las que intento que pasen el menor tiempo posible, me planteé si podía buscarles un sitio para que estuvieran bien cuidados cuando yo estuviera de viaje, me informé de cual era el mejor veterinario. Y llegado el momento, los esterilicé. Y, que la gente se ría de eso, no me ofende, es que me entristece. Abandonar a mis bichos es algo para mí, simplemente impensable. Cuando imagino a alguien llevando a su perro al campo, sacándolo del coche y dejándolo allí, lárgandose sin mirar atrás...me dan escalofríos. Los animales, no necesitan tonterías. No necesitan ropitas, ni que les pintes las uñas, ni collares de marca. Necesitan amor y cuidados y es lo que yo les doy a los míos. Y cuando veo que alguien adquiere uno, y no se informa sobre sus necesidades, cuando veo que los animales enferman y ellos se quejan de que el veterinario cuesta dinero...es que el corazón se me parte cada día un poco más y pierdo cada vez más la fe en la especie humana. Que un bicho te acepte incondicionalmente, que te de todo lo que tiene para darte, que lo confines toda su vida a ser tu juguete, y que tú prefieras abandonarlo o dejarlo sufrir antes que gastarte el dinero...

El veterinario es un servicio. Es un negocio. Los veterinarios no trabajamos por amor al arte. Si, es una carrera vocacional, y la mayoría de las personas que nos dedicamos a ello somo bastante sensibles en cuanto al tema pero eso no quiere decir que no necesitemos comer, o que nuestros servicios no cuesten dinero. Estudiamos cinco años y luego seguimos estudiando toda nuestra vida profesional, manteniéndonos al día con técnicas y nuevos procedimientos. Los aparatos de una clínica, cuestan dinero. En España tenemos seguridad social pero seguro que alguna vez habéis ido al ginecólogo privado o al dentista, o al psicólogo. Qué pasa, que os costó cinco euros? Pues es exactamente lo mismo, estáis pagando una formación que vosotros no tenéis. Y un cuerpo humano no es más complicado que un cuerpo perruno. Por dentro, somos bastante parecidos. Así que a pagar, o no tengas un bicho al que no puedes garantizar cierto bienestar.

No creo que sea un tema de comprar si, comprar no, es un cambio de mentalidad. Las vidas, no se compran, los amigos, no se compran. Antes de comprar, piensalo. Piensa en lo que significa, y en por qué alguien se cree en el derecho de vender una vida. Dime, si haces criar a tu perra, quién te ha dado derecho a vender a esos cachorros? No son tuyos, en todo caso, son de ella. Y no valen 700 euros. Al igual que tu hijo tampoco lo vale. Ponle precio a tu vida. Dime, por cuánto te venderías, dándole a otro ser vivo total poder sobre tu vida, tu salud, y tu progenie?

Por favor, pensad en ello. Y cuando vuestro hijo pase por la tienda de animales, y vea un conejito, dulce, peludito, pequeño, un niño como él, un niño de otra especie...no se lo compréis. No son caprichos.

31 comentarios:

  1. Amén a todo, niña!
    No comento más porque me enciendo y me llevo un mal rato.

    Sólo digo una cosa: me avergüenza pertenecer a mi especie y lo digo bien ALTO. Los animales son infinitamente MEJORES que nosotros y por supuesto yo nunca he comprado un AMIGO.

    ResponderEliminar
  2. Mi perra llegó porque mi exnovio quería hacer negocio vendiendo cachorros. Así que me regaló una hembra comprada que YO NO QUERÍA y se quedó tan pancho.
    Y me enamoré de ella, completa y absolutamente. Me he pasado meses comiendo a base de arroz blanco por alguna "urgencia" veterinaria leve (dermatitis o espiguillas infectadas en las patas) y lo primero que haré cuando tenga curro será esterilizarla. Y lo siguiente conseguirle un compañero esterilizado de un refugio para que se hagan compañía cuando se queden en casa. Cuando pueda mantenerlos, cuando pueda darles los cuidados que necesitan... y eso significa tener 1000 euros en el banco para una cirugía de urgencia si fuera necesario. Aunque la vacuno, le pongo sus pipetas y hago un esfuerzo por comprarle un pienso de calidad, tiemblo de terror por si le pasa algo grave y no puedo darles los cuidados que merece. Porque no hay nadie en este planeta que me quiera y me necesite como ella.
    Un cachorro no es algo bonito y punto. Es un contrato de por vida, en el que tienes que encargarte de alguien durante 10-15-20 años. Tienes que tener claro que hay prioridades que cambian, que es un gasto, que rompe cosas, que no puedes llevarlo siempre contigo... pero que si deseas amor, nadie te querrá como un peludo.

    ResponderEliminar
  3. Ole, ole y ole. Para no estar inspirada te ha quedado un post genial.
    Flor (la cone que vive con nosotros) hace meses que no tiene jaula. Antes la tenía abierta, para que entrase a comer y beber cuando quisiera, porque siempre ha estado suelta por la cocina.
    En verano ha estado en la terraza, porque estaba más fresca, podía tomar el sol y la pobre disfrutaba de un poco más de "libertad". Entonces vi que bebía del cuenco como los perros, así que no lo pensé. Ahora no tiene jaula, solo su caja de arena y sus cuencos de bebida y comida.
    Creo que es un bicho feliz. Intento que lo sea. Tiene unos veterinarios geniales que me aconsejan un montón (aunque la verdad antes de Flor pensaban que los cones eran poco menos que "bobos" y han comprobado que a lista no le gana nadie)

    Odio la gente que "regala" animales a los niños porque jamás le enseña cual es el significado de "cuidar de" un animal... No es una propiedad pero tu obligación es cuidarlo!!

    Besos Pétalo!

    ResponderEliminar
  4. No puedo añadir gran cosa más. Me encanta todo lo que has dicho y cómo lo has dicho.

    Estoy súper contenta de que mis padres jamás cedieron a mis caprichos o a los de mi hermano. Ahora que yo soy independiente he tenido tiempo de pensar en tener un animal en casa y después de sopesar todo he decidido que no, que no estoy preparada para cuidar bien de un bicho, por mucho que pueda quererle o él a mí.

    Y como se merecen lo mejor, pues no me hago con uno y punto.

    Recuerdo una vuelta de vacaciones. Paramos en una gasolinera. Había un cachorro adorable que me hacía fiestas sin parar. La dueña de la gasolinera me dijo que ese verano ya había conseguido colocar a unos tres o cuatro que le habían ido dejando abandonados allí y que ella misma tenía un par. De ese chiquitajo ya no podía hacerse cargo y no encontraba a nadie.

    Se me partió el corazón y me puse a llorar, porque yo tampoco podía llevármelo, mi vida era bastante mierda en ese momento y mis padres no querían animales en casa.

    Me pregunto si conseguiría hogar. Estoy segura de que fue una compra por capricho o un regalo.

    Los animales no se regalan. No son un objeto.

    Odio que la gente no entienda eso :(

    ResponderEliminar
  5. Estoy totalmente de acuerdo!!!!!
    Yo adoro a mi perro... él sufre cuando sabe que estoy malita (porque lo nota!) y yo cuando él se pone enfermo! Sufro cuando tengo que dejarle en su guardería (y eso que le encanta!!) y le echo muchísimo de menos cuando estoy fuera!

    Yo tengo mucho pero mucho que agradecerle a mi perro! Innumerables momentos... por ejemplo, hace dos años me desmayé y me golpeé contra la mesilla (vivo sola), me quedé unos 10min inconsciente y fue mi perro quien me despertó a cabezazos y ladrando (tuvieron que darme 5puntos), de no haber sido por él...

    No consigo comprender como alguien puede abandonarles...

    ResponderEliminar
  6. ¡Ole tú, ole!

    Me encanta tu amor por los animales.

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo... Y no sabría qué más añadir. Ya sabes que yo tengo una cone porque sus antiguos dueños no estuvieron a la altura y decidieron buscarle un nuevo hogar. De todas formas, es mucho más loable eso que no haberla tenido en condiciones infrahumanas y sin atenciones. Y sí, Lola fue el capricho de una adolescente que luego no supo o no pudo comprometerse con todo lo que supone tener un animal de compañía (mejor que mascota). Pero mira, todo pasa por algo, y doy gracias al cielo cada día porque el destino la pusiera en mi camino, porque la adoro y ya no concibo mi día a día sin Lola lamiéndome el brazo o mordiéndome el pelo.
    Es alucinante lo mucho que nos dan los animales a cambio de tan poco...
    Y ya que mencionas los hámsters en tu post... El mes pasado se nos murió Kiko, un hámster ruso que me regaló mi novio después de una tristísima experiencia con una gata adoptada a la que tuvimos que llevar a sacrificar porque padecía un trastorno incurable y mortal. Kiko se convirtió en nuestra alegría, durante casi dos años. Fue un ser entrañable. Tan pequeño, tan gracioso. Hace unos meses empezó a adelgazar y le salieron heridas. Lo llevamos al veterinario... Pero no había nada que hacer. Y al final, se nos murió dejándonos muy tristes.
    Y habrá gente que pensará: pero si es sólo un hámster! (o peor, hay quién los considera como "ratas"), pero para nosotros era Kiko, nuestro hámster..
    Y no quiero pensar en el día en que nos falte Lola. Me da algo sólo de imaginarlo...
    En fin, Pétalo, que gracias por este post. Me ha encantado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Creo que tienes parte de razón. Pero yo que tengo un perro y he hecho grandísimos sacrificios por él, incluyendo los que suponen mi tiempo, mi dinero e incluso mi forma de llevar mi vida con mi pareja o mi hijo, no dejo de pensar que yo sí estaría dispuesta a ponerme un precio para que alguien me comprase y se sacrificase así por mí.

    Son seres vivos, con sus sentimientos y emociones. Pero lo cierto es que cuando forman parte de nuestras vidas, muchos nos lo tomamos tan en serio que a veces los vendidos somos nosotros a ellos.

    Mi perro vive a cuerpo de rey, y como mi hijo que está cuidado y que está aprendiendo a vivir, también tiene una serie de responsabilidades y obligaciones. Entre ellas el ser eso, mi mascota. Darme afecto y protegerme (es un perro guardián, lo hace de coña.) Y él lo sabe, porque tiene su misión en la vida.

    Así que no todo es entrar en conceptos de si compras o no compras. Porque francamente, pétalo, si a mi perro no lo hubiese comprado nadie, estaría criando malvas. Así de claro.

    Otro tema es el de la adopción. Como yo exijo determinadas cosas por mi trabajo con él y mi sacrificio, creo que tengo el derecho a elegir qué tipo de perro quiero. Quiero conocer a sus padres los primero. Quiero una raza determinada porque las diferencias son inmensas entre un dálmata como el mío o un dogo argentino como el de una vecina. Y ya que le doy todo lo que le doy, elijo.

    Suena egoísta? mi perro está tan perfectamente cuidado en todos los sentidos que te aseguro es mucho más feliz él que yo misma.

    ResponderEliminar
  9. qué puedo decir yo? el amor de mi vida es mi gato. un gato rescatado de la calle, recogido de un descampado. y en el que me he gastado más dinero del que puedo permitirme para desparasitarle, esterilizarle y vacunarle. le compro la mejor comida. le doy todos mis mimos y atenciones.
    y creo que es lo correcto. que es la única opción.
    estoy contra la venta de seres vivos, contra su abandono y contra creernos sus dueños. así que suscribo totalmente todo lo que dices. y más incluso.

    ResponderEliminar
  10. Pétalo, no puedo más que aplaudirte. Suscribo hasta la última de tus palabras. Me ha emocionado tu entrada.
    Ahora también te digo que yo me he encontrado con cada veterinario... que hay que darle de comer a parte.

    ResponderEliminar
  11. Este post está lleno de madurez, sensibilidad y profundidad. Me encanta y comparto cada palabra. Falta mucho por hacer... Hace unos días un compañero comentó que había atropellado un jabalí. Unas cinco personas le preguntaron si le había pasado algo a él o si el seguro cubría los desperfectos del coche... nadie salvo yo preguntó por el pobre bicho. Los animales no tienen porque gustarles a todos (a mí no me gustan los niños, por ejemplo) pero si debemos respetarlos como si de humanos se tratase. Se lo merecen.

    ResponderEliminar
  12. En general, en el tono general del discurso, sí me identifico contigo: he tenido perro durante 12 años y nunca le ha faltado de nada, me he sacrificado en innumerables ocasiones por dar respuesta a sus necesidades, y hasta el último día en que su cuerpo dijo "no puedo más" invertimos en su medicación todo lo que hiciera falta. Tal y como tú dices, ya que somos la especie imperante en el mundo y hemos inventado eso que se llama "mascotas" deberíamos adquirirlas moviéndonos por el amor hacia ellas.
    Ahora, es cierto que al igual que les ponemos un precio a sus vidas estimando cuánto valen según X criterios, también lo hacemos con nosotros mismos, con las cosas que adquirimos, con nuestro trabajo, con nuestro ocio, con nuestro aspecto, con nuestra personalidad, con todo... como tú has comentado, tu trabajo está valorado en tantos euros al mes, es lo que "mereces" por trabajar en esa profesión. Yo, si me mato en un accidente de coche, mis familiares percibirán 30000 euros, que es lo que vale mi vida en estos momentos. Probablemente la Duquesa de Alba esté valorada en varios miles de euros más (y más ahora que se casa ¡por dios!), aunque yo esté más sana, sea más joven, sea más productiva, tenga más aptitudes o sea mejor persona. Pero tal y como vivimos en estos momentos, nos guste más o nos guste menos, todos estamos valorados y traducidos a dinero, todos, todos y cada uno de los seres de este mundo, y al igual que valoramos la vida de un hámster en 3 euros, también existen caballos que valen más miles de millones que todas las que hemos respondido a tu post juntas, siendo personas.
    Lo que impepinablemente no estoy de acuerdo es cuando dices que los animales son mejores que nosotros porque nos dan todo lo que tienen a cambio de nada. No, no tienen raciocinio, no dan, no tienen,no se mueven en esos términos tan "humanos". Ellos conviven y sobreviven como saben, y saben que se sobrevive muy a gusto cerca de un humano si lo hacen bien. Saben que siendo cariñosos recibirán cariño, y saben que si se portan bien recibirán ración extra en la cena. ¿Las personas somos muy cabrones? sí, muchos de nosotros sí, y me avergüenzan hasta el infinito, pero cuando tratan a patadas a sus propios hijos ¿qué les vas a pedir para con un perro?, ¿que somos más crueles que los animales? sí, porque hacemos las cosas con maldad y voluntad. Los leones no se comen los cachorros de otros leones por maldad, sino por dejar su sangre en la nueva generación y quitar de en medio la que no conviene.
    Conclusión: todos somos animales, sólo que nosotros hemos logrado imponernos sobre los demás, tal y como nos empuja nuestra propia naturaleza animal.

    Como se suele decir, its my opinion, of course.
    Besotes.

    Pd: te leo desde siempre, pero por algún motivo no te sigo, si me decido a empezar el blog lo haré oficialy.

    ResponderEliminar
  13. Pues no me gusta ser la nota discordante, pero aqui tod@s diciendo que no se debe tener mascotas y tod@s las teneis. Pues no me parece muy consecuente.
    Siento si mi opinion molesta a alguien.
    Vampi.

    ResponderEliminar
  14. Yo no creo que sea intrinsecamente malo tener una mascota. Si creo que lo sea el tenerla y maltratarla (Aunque eso entra dentro de la moral critica de cada cual, claro. Para mi mimar las mascotas en exceso me parece una forma de maltrato, asi que...).

    ResponderEliminar
  15. 1) Yo no he dicho que no se deba tener mascotas.

    2) Yo no tengo mascotas.

    ResponderEliminar
  16. Vamos, que no todos estamos diciendo lo mismo.

    Y que lo que no se deben tener son "juguetes vivos". Un animal que te haga compañía y forme parte de tu familia es otra cosa.

    ResponderEliminar
  17. Y no lo sientas, Vampi. Es tu opinión :)

    ResponderEliminar
  18. Yo tengo "mascota" porque me la regalaron. No la quería.
    Pero me lo tomé en serio, la adoro con locura y a pesar de mis apuros económicos la perra va primero. Es una perra de raza, creo que costó 700€ y para eso la quería mi ex, para vender cachorritos de 700€. Yo paso, nadie me da la seguridad de que a esos cachorros les vayan a dar la vida que merecen, que no les abandonen, que no les ignoren, que les quieran y les cuiden toda su vida. Así que mi perra no tendrá cachorritos y cuando tenga un trabajo buscaremos un perro de refugio para que se hagan compañía y no me eche de menos cuando no esté en casa.
    Lo que no me parece normal es comprar una mascota "porque es mona" o "es que el niño quería" sin pensar en todo lo que hay detrás. Que no es un jarrón, coño.

    ResponderEliminar
  19. La gente que decida tener mascota, que sea consecuente y tenga claro las responsabilidades que eso conlleva.
    Muy bien explicado Pétalo. :D
    Yo he tenido que llevar a mi perro a una casa de campo donde no vivo yo porque es hiperactivo y el veterinario me dijo que no aguantaría viviendo en un piso. Aún así soy yo el que lo baña, desparasita, paga tratamientos... vamos que sigo cuidando yo de esas cosas. Mal hubiese estado desentenderme de él porque ya no puede vivir conmigo. :(

    ResponderEliminar
  20. Yo NO tengo "mascota" sino un miembro más en la familia desde el día que lo recogí de la calle :)

    ResponderEliminar
  21. Mis padres jamas cedieron ante mi cuando les decía de cría que quería un perro. Cuando eres tan pequeño no eres consciente de la responsabilidad tan grande que es un ser vivo a tu cargo. Pero me encantan los animales y cuando crecí lo suficiente para "responsabilizarme" de otro ser vivo que no fuera una planta tuve tortugas, canarios, jilgueros y hasta jerbos! Sieeempre los he cuidado con todo mi cariño y he hecho todo lo que estaba en mi mano por que fueran felices. Y lo fueron.

    Pero nunca se me fue de la cabeza tener un perro, no puedo remediarlo, me encantan, y cuando ya llevaba tiempo viviendo con el que es ahora mi marido, le dije que me encantaría adoptar un peludo y nos pusimos a buscar en la red. Nos pasamos más de medio año buscando un perro que pudiera vivir en un piso, tranquilo y noble. Nos costó, pero lo encontramos y tuvimos que viajar a tropocientos km de casa para ir a recogerlo de una protectora de otra comunidad autónoma.

    Y no me arrepiento ni un sólo día de adoptar a mi peludo. Es cariñoso como el solo, tranquilo, noble, le encantan los niños y tiene paciencia infinita con ellos. Y lo mucho que puede llenarte un "animal" como él bien vale todo el dinero que nos gastamos para que esté sano, bien cuidado y, sobre todo, feliz. Por que es uno más de nuestra familia y lo queremos como tal.

    Pero no es un capricho, no se debe ceder ante un niño. Yo pude hacerme responsable con todas las consecuencias de mi amigo de cuatro patas y sabía dónde me metía cuando lo adopté.

    ResponderEliminar
  22. Aliena, a mí no me averguenza pertenecer a mi especie, averguenzan ciertos comportamientos. Pero si,es un problema muy muy grave.

    Cattz, esa es otra, los regalos. Menudo regalito le haces a alguien que no quiere ese tipo de responsabilidad. Hemos hablado muchas veces de ello, se harán todos los sacrificios necesarios.

    Bolboreta, los míos no están sueltos 24 horas por la simple razón de que mi familia no me deja. Como ahora me mudo creo que por fin podrán estar sueltos porque vivirán en mi habitación. Los conejos sorprenden mucho, no son perros, claro, pero no son tontos en absoluto.

    Yamane, si, los míos tampoco cedieron. Creo que mis hijos van a vivir una realidad totalmente diferente. Se les puede enseñar mucho a los niños con animales en casa. Pero claro, en mi casa estarán porque los meteré yo, no porque sean sus caprichos.

    Nikita, para mi es algo totalmente incomprensible. La gente que los deja en un albergue, o en el campo tirados...de verdad, es algo de tan extrema crueldad. Hay veces que no queda más remedio que buscarles un nuevo dueño pero si de verdad le consideras parte de tu familia casi siempre puedes hacer un esfuerzo por mantenerlo contigo.

    Álex, :D.

    Gata, si, está claro que es mejor buscarles un nuevo dueño que tenerlos pasando penalidades. Al fin y al cabo, si eres capaz de darlo será porque tampoco vas a darle el cariño que merece. Por eso hablo de los hamster y los conejos. Parece que son animales de segunda categoría, ornamentales, que los coges, los metes en una jaula, les pones de comer (lo que tú creas o te vendan), y ya está. Y claro, si se pone malo, te sale más baratos comprarte uno nuevo. Me gustaría saber cuantos hamsters mueren cada día, cuantos viven en condiciones que no son las que deberían, etc. Cuantos acaban alimentando serpientes.

    ResponderEliminar
  23. Amanda, si, si te pones en el lugar concreto de tu animal, no se puede evitar pensar que no viven mal. Estoy segura de que tu perro vive bien, al igual que mis conejos, pero, estás valorandolo según tu escala de bienestar. Seguramente tanto mis conejos como tu perro serían, a lo mejor no más felices pero si más plenos en libertad, tomando sus propias decisiones, tu perro cazando y explotando sus instintos, mis conejos follando como lo que son. El problema de comprar no es tanto el comprar en si como lo que simbólicamente puede significar. Hay algunos que lo entendemos como poder elegir ciertas caracteristicas y hay otros que lo entienden como objetivizar. No se debe entender una vida como una posesión, porque eso te da derechos que no deberías tener, como elegir si vive o muere. Yo estaba de prácticas en una clínica y vino un hombre con un cachorrito de pastor alemán, la cosa más bonita y tierna que te puedas imaginar, con una patita rota. Le dijeron que habría que operarle pero que una vez operado podría hacer una vida perfectamente normal, que se iba a curar. El dueño decidió eutanasiarlo. Porque la operación era cara (no tanto, no creo que una operación como esa en medicina humana cueste 400 e). En cualquier caso, yo no dejaría que alguien me comprara. No viendo lo que podrían hacer conmigo. Lo de que si nadie lo hubiera comprado estaría criando malvas, pues es que es la realidad de miles de perros. Si alguien no hubiera criado a tu perro quizás varios perros hubieran salido de la perrera y no estarían ahora criando malvas. Y no me parece mal que se busquen ciertas caracteristicas, pero no son exclusivas de las razas. Personalmente quiero que las razas se conserven pero no a costa de los chuchos. Y, es una realidad, que las razas son genéticamente peores que los chuchos. La incidencia de enfermedades mortales en perros de raza es muchisimo mayor que en chuchos. Y el pagar por ellos hace que se les vea como negocio fácil, y que muchos desalmados los produzcan en serie para sacarse un dinerito, a costa de traer al mundo animales enfermos o que van a acabar en perreras. Es algo muy complejo. Lo que yo creo es que criar debería requerir una licencia y que costara pasta. Que estuviera prohibido por defecto. Entonces, probablemente se haría una cria mucho más responsable, y se filtraría mucho más a los dueños. Porque puede parecer que si alguien paga un dineral por un bicho será porque de verdad se ha planteado los pros y los contras, pero el albergue de animales de Gran Canaria, está lleno, llenisimo de perros de raza. Y hay muchísimos dálmatas.

    Naar, bien, así me gusta!

    Mica, en cuanto a los veterinarios, hay de todo. Y te digo una cosa, cuando empiezas a ejercer no te queda otra que endurecerte muchisimo, o te comen.

    Abisal, me alegro de que te haya gustado. A ver si poquito a poquito la sociedad va tomando un poquito de conciencia.

    ResponderEliminar
  24. Uve, no es lo mismo, tú firmas un contrato en el que las dos partes son conscientes de lo que firmas, al animal se lo impones. En cualquier caso, no recuerdo haber dicho en ningún momento que los animales son mejores que nosotros. Y lo de que no tienen raciocionio directamente no es verdad. No tienen el raciocinio humano, pero saben perfectamente pensar como lo que son, perros, gatos, conejos, etc. Qué te quieren por el plato de comida? No estoy de acuerdo. No has visto vagabundos con perros? Crees que esos perros comen genial? No duermen en la calle? En cualquier caso, lo que ellos dan es un pago más que razonable por su plato de comida. Y a los que tratan a sus hijos a patadas les pediría que no lo hicieran y que se pensaran mejor lo que traen al mundo, que esa es otra, cualquiera puede traer un ser humano al mundo y nadie le pide explicaciones. Pero vamos, una crueldad nunca justifica otra crueldad. Y que se haga porque la sociedad así nos lo ha impuesto nunca significará que está bien. Bienvenida al blog, todas las opiniones son bienvenidas.

    Vampi, en ningún momento he dicho que no se deban tener mascotas. He dicho que no se deben comprar. Ves cual es el problema de nuestra sociedad? Que si no es comprar no podemos pensar en otra manera de tenerlos. Existe la adopción.

    Themila, si allí es feliz y está bien atendido, has hecho bien.

    Burbuja, eso es lo que me ha pasado a mí siempre. Siempre queriendo un perro y nunca lo he podido tener! Ahora podría pero no puedo hacerme cargo de él. Pero ya llegará el día!

    ResponderEliminar
  25. "Ves cual es el problema de nuestra sociedad? Que si no es comprar no podemos pensar en otra manera de tenerlos. Existe la adopción."

    Buenos dias Petalo, en ninguno de mis dos comentarios hablo de comprar. Yo he tenido como mascotas 12 perros, 2 conejos, un pato, dos pollos, una liebre, varias perdices, un loro, varios ratones, un gato, y probablemente alguna cosa mas, claro como bichos y otras cosas, pero nunca he comprado ninguna de estas cosas. Tampoco los he idealizado, ni los he "maltratado" tratandolos como algo que no son. Por que ni son niños ni bebés ni nada por el estilo. Que cuando veo algunos gatos y perros la forma en que viven solo puedo pensar: "¿Eso es amor por su dueño o sindromo de estocolmo??"

    Simplemente es que los animales son animales y ya. Pensar otra cosa es violentar su propia naturaleza. Hay que tratarles segun sus propios estandares, necesidades y no sobre las nuestras.

    Y en cuanto a la cria, yo tambien estoy en contra de que no haga falta licencia. Eso, especialmente en perros y gatos, solo provoca enfermedades innecesarias derivadas de una excesiva endogamia. Por otro lado, creo que si la adquisicion (por el medio que sea) de animales tambien estuviera regulada y vigilada, no haría falta "adoptar" por que no habria animales abandonados.

    De todas formas creo que hay un fallo en tu argumento. Pareces pensar que el pagar por un animal te hace menos insensible a su destino. Por lo que he observado, que no por experiencia personal ya que pienso que pagar por algo que puedes tener gratis es de tontos, mas bien es al reves. Los que
    han pagado un paston suelen tender a cuidarlo, aunque solo sea por lo que les costó. Mientras que quienes los reciben gratis a veces los valoran mucho menos que quienes pagan por ellos.

    Siemplemente argumento, no digo mas. Que luego depende tambien del animal. Pero basicamete nuestras posturas son relativamente cercanas.

    Vampi

    ResponderEliminar
  26. Vampi, te he dicho lo de comprar porque tú has dicho que yo digo que tener mascotas está mal pero yo misma tengo. Por eso te he especificado que lo que me parece mal es pagar por algo que no debería tener precio. Efectivamente no por ahorrarme el dinero, eso es lo de menos. Como tú dices, no creo que tengamos posturas alejadas. En el post, también he dicho que los perros no necesitan que les pintemos las uñitas, ha sido mi manera de decir lo mismo que has dicho tú, que son animales y como animales hay que tratarlos. Yo siempre he sido de la opinión de que los animales deben vivir como lo que son, siempre y cuando estén bien atendidos. Nadie aquí ha dicho que sean niños ni bebés.
    Y no, pagar por un animal no te hace menos sensible a su destino, pero contribuye a que se sigan trayendo al mundo con el único objeto de lucrarse, contribuye a que un animal sin casa se siga quedando sin casa, y contribuye a seguirlos considerando posesiones. Si lees lo que le he puesto a Amanda, el albergue insular de animales está lleno de perros de raza, dálmatas, yorkis, golden, labradores, huskys, pastores alemanes...yo también pensaba que hacer un desembolso grande de dinero significaba un mayor interés, por desgracia me he dado cuenta de que no. Y voy a ir más allá, hay gente que solo los compra de raza para criar con ellos. Para lucrarse. Estoy harta de ver por la calle parejitas de bulldogs franceses, parejitas de labradores...no es comprar en sí, es todo lo que lleva detrás el comprar. Los albergues no pueden estar a rebosar, hay que regularlo de alguna manera y hay que hacerlo YA. Y esto, en otro países no pasa. Muchísimos perros españoles son adoptados en alemania, noruega o finlandia. Si esos países tuvieran la cantidad de perros abandonados que tenemos nosotros, dudo mucho que se molestaran en adoptarlos tan lejos.

    ResponderEliminar
  27. Y puestos a ir mas alla..

    Entiendo que cuando adoptas estas "salvando" al animal de un destino cruel, pero es que quizas lo que falla es el concepto. Si no se vendieran animales, y nadie quisiera mascotas, no habria animales abandonados...

    Compres o adoptes, no es igual de egoista sacar a un animal de su entorno, quitarle su libertad (aunque su vida sea mas "perra" en cierto modo, jijiji, juego de palabras!!), alejarle de otros animales de su misma raza, para que nos hagan compañia y formen parte de nuestra familia?? quien les ha preguntado si eso es lo que ellos quieren?? quererle mucho es suficiente para obligarle a llevar una vida que no es la suya??

    Supongo que los perros (y los gatos?) no son salvajes y no pueden vivir en libertad, pero el resto de mascotas?? No prefeririais que si pudieran, al nacer (ahora imagino que ya es imposible)les dejaran en libertad??

    Por ultimo, y despues de este rollaco, me gustaria subrayar mi absoluta admiracion a los que adoptais a animales abandonados... es cierto que al final requieren mucho esfuerzo y tiempo (y dinero). Pero esto no quita para que me plantee si el problema no sera (una vez mas) el egoismo del ser humano, que necesita compañia y amor, y obliga a otros que no tienen ni voz ni voto a darselo.

    Espero haberme explicado con claridad

    Hola petalo!

    ResponderEliminar
  28. Si Goe, de hecho yo también pienso eso. El problema es que ese planteamiento no ofrece soluciones reales porque entramos en una solución bastante utópica. Es imposible decirle a la gente que no puede tener mascotas. Creo que es mejor enfocarlo de manera que las personas que las tengan se den cuenta de lo que tienen entre manos.
    Personalmente, hay mascotas que no entiendo, reptiles, peces y aves. Son animales cuya interactuación con el ser humano es tan limitada que no entiendo que necesidad hay de tenerlos en cautiverio. Son puramente ornamentales...para eso pon un cuadro, no?

    ResponderEliminar
  29. No estoy de acuerdo con el planteamiento de que si los humanos no tuvieramos mascotas todo iría mejor. Por una parte es utópico porque los gatos y perros están tan domesticados que no lograrían alimentarse por sí mismos en un medio salvaje, lo que sí pueden hacer perfectamente otras mascotas que nos empeñamos en sacar de su habitat, como reptiles, por ejemplo. Personalmente creo que lo que nos falta es muuuucho más contacto con animales, conocerlos, estudiarlos y aprender a tratarlos desde pequeños, con mucho respeto, cuidado y cariño. Me horroriza ver cómo ante la llegada de un niño lo primero que se hace es cuestionar el futuro del gato o el perro, sin pensar en todo lo que ese animal puede aportar a la educación del crío en cuestión y sí en estupideces como si se lo va a comer de un bocado por celos.

    ResponderEliminar
  30. Petalo, totalmente de acuerdo. Eso me recuerda... El novio de mi hermana tenia una iguana y el jura que jugaba con ella un monton (por cierto..el pobre bicho tuvo un tragico final. Tenia una piedra que se calentaba artificialmente, para que se colocara sobre ella. El aparato fallo y electrocuto a la iguana. El novio de mi hermana se sintio fatal, pobre!!)

    Abisal, eso hemos dicho. Copio-pego: "Supongo que los perros (y los gatos?) no son salvajes y no pueden vivir en libertad" pero hay muchas otras mascotas.... de esas estabamos hablando.

    ResponderEliminar