jueves, 10 de noviembre de 2011

La fiesta sorpresa

Sábado, por la tarde

Suena mi móvil, mi tía V:

Pe, tú te acordabas de que mañana es el cumple de abuela? [1]
MIERDA!!!! MI CEREBRO NO FUNCIONA!!! TENGO UN AGUJERO!![2]
Ya, yo tampoco me acordaba...
Pues no le hemos comprado nada...y si vienen todos y le damos una fiesta sorpresa? [3]
Oh, pues no estaría mal...
O mejor, les convencemos de que vengan a ver la nueva casa, y como tú tienes llave, abres y esperan todos en el salón y le dan la sorpresa.
Oh si, genial!!! Mensajéales y me cuentas.

Múltiples sms después, se acordó que al día siguiente, a las 19.00 h estarían todos en mi casa esperando para dar la sorpresa, y que al llegar yo avisaría para que apagaran las luces.

Domingo, tomando el cubata de rigor de aperitivo con mis abuelos.

Entonces esta tarde vienen a ver la casita, no?
Era esta tarde? No era el próximo domingo?
NOOOOOO, no, es esta tarde, la semana que viene no podemos.
Ah, bueno, vale, esta tarde.
Tienes vino? Tienes manises? Tienes queso? [4]
Si, tenemos de todo.
Vale, pues entonces salimos de aquí a las 18.00?
Vale, si, las 18.00 está bien.

Después de esa conversación me empecé a estresar. Mi casa está a unos cuarenta minutos del sur, entre las 18 y las 19 hay sesenta minutos, eso contando con que todo el mundo es hiperpuntual, por lo que habría que darles un margen de por lo menos quince minutos para asegurarnos de que al llegar la cumpleañera estuvieran todos allí. Pero mi madre parecía no entenderlo. Estaba emperretada en salir a las 18, y tras mucho explicárselo, pareció entender que iba a tener que retrasarse. Nos fuimos a dormir la siesta, y sobre las cinco y media nos levantamos. A las 5.45 estaba lista y con todo recogido para salir. Contuve mis ganas de estrangularla y solo volví a repetirle que era MUY TEMPRANO para salir. Pero nada, pude retenerla unos cinco minutos y ya salimos.

Y esa cara?
Vamos a estropear la fiesta.
Pero Pe, abuelo va lentísimo por la autopista, además, yo tengo que parar en la gasolinera a lavar el coche, y además a ellos seguro que aún les queda un rato para salir.
Vives en el mundo de Willy Fog, cuantos años necesitas para conocer a tus propios padres? Son jubilados! Les encanta prepararse un milenio antes!

Al terminar esta conversación ya girábamos con el coche hacia la puerta del apartamento de mis abuelos, y allí estaban ellos, dentro del coche, con todo recogidísimo y el apartamento cerrado a cal y canto hasta la próxima semana.

Mierda, me han ganado.
Es que pareces nueva. Vamos a llegar pronto.

En la gasolinera, alargándolo a muerte estuvimos diez minutos, y ya no pudimos retenerles más y nos echamos a la carretera. Empecé a guasapear a mi tía V y ni siquiera habían salido aún de Las Palmas, y nosotros a 70 por la autopista, una cosa totalmente desesperante. Cuando ya íbamos llegando a unos tres cuartos de camino mi tía me comunica que solo falta uno de mis tíos, así que lo llamo y resulta que está de camino a Las Palmas a recoger a mi primo para que también venga. A cinco minutos de las 7 y el en dirección contraria a mi casa así que en plan desesperado nos metimos a enseñarles a mis abuelos el nuevo instituto de mi madre como si fuera algo súper especial e intentando poner cara de convencidas. Los pobres mirando con cara de alucine y diciendo "ah, pues está bonito". Por fin nos comunicaron que ya estaban todos listos así que nos encaminamos a la casa, mientras nos poníamos de acuerdo por guasap, ellos estarían en el salón con la puerta cerrada, y nosotros entraríamos primero a la cocina, dejaríamos las cosas, y entonces le diríamos sutilmente a mi abuela que abriera la puerta del salón, evitando que se nos colara mi abuelo primero, para llevarse el susto de su vida. Y eso hicimos, entramos a la cocina a dejar las cosas, y mi abuela queda extasiada:

Pero qué bonita!
Si, verdad? Es grande.
Es enorme! Y este mueble es nuevo?
Si, es nuevo.
Y mira a los conejitos que guapos!
Jejeje, venga, vamos a sentarnos al salón...
Ay, y que bueno este armario aquí, no?
Si...pero vamos adentro y luego la vemos con tranquilidad.
Y mira la solana que apañada! Y la zapatera!
Si, ya ves, todo muy cómodo...
Y este queso, lo dejaste aquí fuera? [5]
Si, se ve que se me quedó aquí fuera...
Bueno, yo voy yendo al baño que la próstata...
ABUELO NOOOO!! MIRA, MIRA LO QUE TENGO AQUÍ A VER SI TE GUSTA...[6]
El qué?
Este vino te gusta?(cogiendo una botella que había sobre la mesa)
Ah si, si, lo has comprado para mí?
Emm...si.
Bueno, vamos al salón...
QUÉ PIZARRA MÁS BONITA!!!
Me cago en la leche...¬¬ VAMOS AL SALÓN YA QUE ESTOY CANSADA! (cogiéndola de la mano y empujándola)

Y entonces abrí la puerta del salón y la empujé a los lobos, en medio de la oscuridad.

SORPRESAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!

ARGGGGHHH
Joder, pero enciendan la luz, que nos la cargamos!

Y se hizo la luz. Y mi abuelita se puso a llorar. Y salió corriendo al baño porque se había hecho un poco de pis antes de que pudiera felicitarla nadie. Una vez recuperada del susto estaba feliz, encantada con sus regalos, con que nos hubiéramos acordado de ella, y sobre todo con tenernos a todos juntos bajo su techo, unos más felices que otros, unos más rotos que otros, pero todos sanos y contentos de estar con ella. Y valió la pena de lejos. Con pis y todo.

Me encanta mi familia.

[1] Ahora que lo pienso, en mi casa, mis abuelos se llaman abuelo y abuela, da igual quien los llame, sus hijos, sus nietos, ellos mismos...
[2] A veces me gusta tener ese tipo de reacciones, por sorprender y mandarle un mensaje al agujero cerebral.
[3] Estábamos en el sur, en el complejo en el que yo tengo el apartamento también lo tienen mis abuelos, y es donde suelen celebrarse las reuniones familiares.
[4] Mi abuelo, ampliamente preocupado por nuestras existencias.
[5] Los muy lers habían dejado todo a medio preparar, bolsas de papas, platos, vasos, la ensaladilla rusa, el queso a medio cortar...
[6] Histérica, porque la jodía vieja esa no había manera de que dejara de admirar cualquier tipo de chorrada que viera.

6 comentarios:

  1. Que gracia!!" y que bien lo cuenta joia! ja ja ja. me imaginaba cada escena!!!

    ResponderEliminar
  2. Tienes familia, como en las películas españolas e italianas de los 60. Qué miedo más grande, yo no me acerco a mis parientes ni con un palo bien gordo de siete metros.

    ResponderEliminar
  3. Me he estresado leyéndote, qué nervios! Al final salió todo bien.. guay!

    ResponderEliminar
  4. Tiene razón Celia, lo cuentas tan bien que es que te metes en el papel, jajaja! He sufrido eh! Casi me meo y todo por solidaridad.

    ResponderEliminar
  5. Pásate por mi blog... tienes un regalito!

    ResponderEliminar
  6. Jo, que bonito. Es que en la vida nunca habrá nada mejor que la familia

    ResponderEliminar