viernes, 2 de diciembre de 2011

Adicta, yo?

El otro día fue mi madre a buscarme a la facultad. Cuando llegó yo la esperaba en un banco tuiteando lo mucho que se estaba retrasando, lo mucho que me estaba torrando y lo mucho que me estaban comiendo las moscas.

- Hola.
- Mgrhskl...
- Qué tal el día?
- Merkjitsl...
- A dónde vamos?
- Mdjsjprimark.
- Ajá, a dónde mande la señorita.
- Mjksjexacto.
- Esta mañana leí un articulo dónde hablaban de la adicción a los moviles esos con interné.
- Ah si? (viéndomelo venir, guardando el iphone y prestando repentina atención para que se notara que mi cerebro es perfectamente capaz de atender cuando quiero).
- Si, daba todas las características de los adictos y soluciones al problema.
- Y me viste reflejada, no?
- Totalmente.
- Buah. No soy adicta, puedo separarme de él sin problemas (con un nudo en la garganta).
- No, Pe, estás viendo una serie y ahí chingui chingui [1].
- Bueno, porque estoy tuiteando y no pasa nada, me entero de la serie perfectamente. Y qué soluciones daban?
- Decían que programaras el movil para que solo mire el correo a determinada hora, para que mire el facebook a determinada hora...
- Puff, que chorrada, si no lo veo en el móvil, lo veré en el ordenador.
- Pues se trata de que le pongas horarios a todo.
- Va a ser que no, gracias (tuitear solo a una hora? y perderme lo interesante??).
- Bueno, yo sólo te digo que estás demasiado pegada a la maquinita.
- Porque es mi bebé.
- Cómo?
- Que lo dejo cuando quiera, no te preocupes.


Esta mañana lo he limpiado, quitado las huellas y restos de galletas, le he cambiado el plastiquito protector de la pantalla y puesto su carcasa nueva con brillantitos. Luego le he dicho:

- Hala, que guapo estás! Pero que bonito es mi niño! Si parece otro! Muas!

Él se ha retorcido encantado por los piropos y me ha puesto ojitos manga. Yo le he devuelto la sonrisa.

Mierda.

[1] Onomatopeya trademark de mi madre.

10 comentarios:

  1. jajajaja... Me he descojonado imaginándote con tu Iphone tooodo guapo :D

    ResponderEliminar
  2. A mi me pone super nerviosa que esté hablando con alguien con quien he quedado a quien voy a ver con máxima ilusión y que se ponga venga y venga con el movil ¡Como si yo no estuviera! Pa eso que no queden conmigo en el mundo real hasta que tengan todo hecho en su mundo virtual

    ResponderEliminar
  3. Yo también me he reido mucho y también estoy de acuerdo con Suspi que hay gente con la que quieres hablar cara a cara, sino llamo por teléfono y listo!
    Yo también soy un poco adicta, y eso que no tengo tarifa de datos!
    Muak

    ResponderEliminar
  4. A mí me han prohibido usarlo directamente si estoy con mi contrario... Pero se sobrelleva ^^

    ResponderEliminar
  5. Bonita referencia a diabéticas semianalfabetas sobreexplotadas mediáticamente efe.

    Cuando has dicho chingui chingui he pensado en otra cosa, y me he horrorizado al imaginar la escena con la serie, tu madre y el chingui chingui.
    Lo de las migas de galleta tiene delito hija, no comment.

    Ayer vi un reportaje sobre lo mismo, y sobre un síndrome nuevo, neck algo. Que afectaba a la gente que hacía un excesivo uso de los smartphones. Se conoce que el problema de los dedos gordos por mandar sms ya no provoca suficiente alarma social.

    Y oyes, que le hables a tu móvil, que le pongas funditas y que tu mente tarada piense que te contesta es parte de tu encanto, y por cosas como esas te queremos. No cambies y no salgas nunca en comando actualidad.

    ResponderEliminar
  6. Yo antes no le hacía mucho caso al móvil. Me pasé a Android por exigencias de mi pareja.
    Ahora no sabría vivir sin él.
    Sin el móvil claro, mi ex ya me dejó.

    ResponderEliminar
  7. Como me he reido... y que identificada me he sentido. Aunque no fui consciente de mi adiccion hasta que un amigo. me cogio el movil y me lo puso en alto para que no lo pudiera coger...

    Madre que angustia!!

    ResponderEliminar
  8. Yo era adicto al móvil cuando vivía en la aldea. Ahora que estoy solo soy más independiente, pero precisamente por eso me da reparo pasarme al smartphone, porque me conozco y me veo endrogado otra vez.

    ResponderEliminar
  9. Bolboreta, mi iphone es una preciosidad, :D.

    Suspi, pues no quedamos más! Amo a Aifi muchisimo.

    Sirenita, es que es un peligro. Y más para las tecnoadictas como yo.

    Zana, si, a mí también.

    Efe, yo mato y torturo!

    Bim, en realidad no eran galletas, era polvo de pienso de conejo que se me cayó encima por tuitear mientras rellenaba los comederos. Pero algo de galleta seguro que había también.

    Paranoica, es que estos no abandonan nunca!

    Celia, yo cuando me lo cogen me pongo super tensa "cuidado, cuidado", XD

    Zor, no es una necesidad vital, la verdad. Se nota sobre todo cuando estás fuera de casa, de viaje o lo que sea. Pero es un vicio, está claro.

    ResponderEliminar