domingo, 4 de marzo de 2012

Pétalo´s lessons: Cómo sentirte menos fea

Hace un tiempo escribí un post para chicos sobre como parecer menos feo. Era basicamente un post sobre cosas que pueden hacer los chicos que saben que no son Brad Pitt para aumentar sus posibilidades de ligar. Desde hace unos días estaba pensando en hacer uno parecido pero dedicado a las chicas. La diferencia es que este no lo voy a encaminar al mismo objetivo, porque pienso que cualquier mujer puede ligar si se lo propone, ese conocimiento es en cierta manera mucho más innato que en los hombres. Este post va más dedicado a esas pequeñas cosas que todas podemos hacer para sentirnos un poquito más satisfechas con nuestro físico.

He dicho muchas veces que yo antes me sentía un patito muy feo. La adolescencia es un periodo terrorífico para cualquier persona, da igual como seas, siempre te sientes uberhorrendo y solo quieres meterte bajo una piedra y desaparecer. El problema es que esa sensación no es necesariamente una realidad, sino más bien un proceso. Estamos cambiando, y es inevitable ponerse bastante feo mientras. Debería ser algo natural, propio del madurar, darnos cuenta de que el problema no está en nosotros, que el problema está principalmente en nuestros ojos y en el proceso de crecer. Es decir, que no eres fea, más bien es que estás fea. Y vosotros diréis, que al fin y al cabo es lo mismo, que en términos prácticos no hay ninguna diferencia, pero es, basicamente, un problema de mentalidad.

Usar correctamente el lenguaje para referirnos a nosotros mismos puede significar un cambio radical en el desarrollo de nuestra autoestima. No ERES gorda, ESTÁS gorda, o te sobran unos kilos. No ERES fea, ESTÁS fea. No ERES gilipollas, ESTÁS comportandote como una gilipollas. La diferencia fundamental es que no se puede cambiar lo que eres pero puedes cambiar tu manera de estar en el mundo o de comportarte. Aceptar que estás de una manera que no te gusta y negar que eres de esa manera te da poder. Poder sobre ti misma, poder sobre tu lugar en el mundo y un cierto poder sobre los demás.

A mí me llevó unos años darme cuenta de que no era ningún monstruo marino, pero debo reconocer que el cambio no vino como una epifanía luminosa, el cambio vino dado por chorradas superficiales y al alcance de todo el mundo. Yo pensaba que la belleza solo estaba al alcance de unas pocas afortunadas dotadas con la genética de una supermodelo. Y no nos engañemos, esas personas existen. Las hay, las ves por la calle, las envidias. Y es normal, yo también lo hago. El error está en pensar que como nunca vas a poder competir con ellas entonces da igual lo que hagas. No, no da igual. Hay una escala terriblemente graduada entre una supermodelo y el monstruo marino que yo me sentía. Y es mejor sentirse un siete que sentirse un uno, te lo puedo asegurar. Así que hoy voy a intentar dar mi opinión sobre esas cosas sencillas que podemos cambiar y que no nos vienen de serie, por desgracia.

Cambios que debes hacer en tu forma de pensar:

1. A arreglarse se aprende. Las ves por la calle, las ves preciosas, estilosas, melenudas, elegantes. Y si, la genética influye, pero, oh, no se han levantado así. Se han arreglado, y ese conocimiento está al alcance de todo el mundo. Tienes suerte, vives en la era de internet, todo, absolutamente TODO lo puedes consultar en youtube. Qué productos comprar, cómo usarlos, cómo combinar al ropa, que es lo básico, cómo peinarte, todo. Úsalo.

2. Sí eres femenina. Tienes pechos? Tienes vagina? Entonces podemos deducir que eres una mujer, y por lo tanto, algo de femenina tendrás. No te averguences, ser femenina ni es ridiculo ni es malo. La femeninidad es suave, es dulce y cariñosa y a todo el mundo le gusta. No te la niegues. Y es muy poderosa.

3. No lo hagas por otras personas. No lo hagas por los hombres, no lo hagas por competir con las demás, hazlo por ti. Tú eres la persona que más importa en el mundo. Tú molas, tú tienes que verte todos los días, tú eres la que no puedes escapar de ti. Quiérete, y demuestratelo fisicamente. Cuídate y trátate bien, porque así es como quieres sentirte, bien. Y si para sentirte bien necesitas verte más guapa en el espejo, no te averguences por ello, es totalmente legítimo y un recurso muy válido. Y ni dedicarte tiempo ni dedicarte dinero es pecado o está de más. Es TUYO y es IMPORTANTE. Y además, seamos sinceras, el criterio de los hombres es una mierda. Si les gustas, les gustas, así estés llena de barro o parezcas Cindy Crawford, es que no saben verlo. Les gustan las buenorras hiper arregladas pero no sn conscientes de que lo están. Seguro que les habéis escuchado decir "pues yo prefiero a las mujeres sin maquillar". Pffff, mentira. Lo que pasa es que a ellos la palabra maquillaje les suena a Homer con la pistola de maquillar, o al payaso de it. Es como decir que no te gustan los tios musculados. Pues no, a mí tampoco me gustan los culturistas, pero si se me ponen los de 300 a tiro no les voy a decir que no. Hay grados y grados de cosas. Pues eso, que no te fies del criterio de un tio casi nunca. Si "exige" que estés arreglada para él puedes mandarle a la mierda, y si te dice que no le importa que te arregles es muy tierno pero tampoco te fíes, a nadie la amarga un dulce.

4. Tu criterio es válido. Esta es de las cosas que más me ha costado aprender. Desarrollar tu propio criterio no es fácil, nos bombardean continuamente con el criterio de los demás, no puede gustarte crepúsculo porque le gusta a las niñas, no puede gustarte comer en el macdonalds porque es cutre, no puedes ver porno porque no es de señoritas. Cuando te libras de ese tipo de prejuicios descubres que mientras tú estés feliz con ello es perfectamente válido mientras no le hagas daño a los demás. Y no, no es muy probable que le hagas daño a nadie por ponerte esa camiseta que te flipa pero que intuyes que no es la más convencional. Libérate. En cierta manera da totalmente igual lo que lleves puesto, lo que realmente importa es lo que tú opinas de lo que llevas puesto. Crear tu propio estilo y ser fiel a él y a la vez no encasillarte es una aventura larga y dificil, pero vale la pena. Y es divertido.

5. Sé sencilla. Siempre es mejor pecar por defecto que por exceso. Si te sientes incómoda con tu look, quítate un par de cosas, es mejor ir un poco sosa que parecer Carmen de Mairena de marcha. Y no te compliques excesivamente la vida o no conseguirás nada de nada. Si intentas hacerlo todo a la vez cuando en la vida has visto un pintauñas y tu concepto del estilo es el de una tortuga de tierra, lo primero es que parecerás forzada y lo segundo es que te aburrirás a los dos días. Este es un proceso que lleva su tiempo y que es mejor ir haciendo poco a poco y disfrutar con él. Y te prometo una cosa, una vez empiezas a dedicarte tiempo y a ver los resultados, te entra el gusanillo de la superficialidad.


Concretemos:

- La manicura y la pedicura. Puede resultarte absurdo pero es maravilloso para empezar a quererte. Ahora mismo estoy en pijama, con un moño mal hecho, las gafas ralladas y sin maquillar. Pero tengo los pies sobre la mesa, y mis uñas pintadas me hacen sentir de otra manera. Rojas, brillantes, y mis pies están ideales. Las uñas pintadas dicen mucho de una mujer. Dicen basicamente que te quieres, y que has dedicado ese tiempo a algo absurdo y superficial pero solo tuyo. A veces las de las pies solo me las veo yo y en la ducha, pero que contenta me pongo, oye. Y el tiempo que les dedico me relajo y es un tiempo que estoy compartiendo con la persona que más quiero, Pétalo.

- Cuida tu ropa interior. No eres Naomi, yo tampoco, y? Eso no te obliga a llevar bragas de color carne y cuello vuelto. Cómpratela bonita, cómoda, pero sobre todo bonita. Te mereces llevar cosas bonitas aunque los demás no las vean. Y sabes que en caso de tener que desnudarte de imprevisto no tendrás que esconder tu ropa interior ni pasar un mal rato. Da igual como sea tu cuerpo, es TU cuerpo y se merece cosas bonitas.

- Complementos. Los complementos son MUY importantes. Mi amiga Suspi no suele llevar bisutería, pero hace un par de noches vino a casa y llevaba puestas unas perlitas en las orejas que le dulcificaban muchísimo las facciones y le daban un aire muy sofisticado y juvenil. Ella no lo sabe porque no se lo dije pero se notaba que las llevaba. No te cortes: pulseras, pendientes, collares, bolsos, diademas, pañuelos. Todos valen, y aprender a combinarlos lleva tiempo, pero no te preocupes, lo irás aprendiendo. Prueba con un collar largo, queda muy bien con casi todo. El cobre por lo general es tu amigo, da un aspecto muy glamuroso a la par que casual. Otro día te pones otra cosa...Préstale atención a los bolsos, pueden convertir unos vaqueros y una camiseta en un look muy cuidado. Los bolsos son tus amigos. Y estas cosas no entienden de tallas, todas lo podemos llevar.

- Los vestidos. Los vestidos no son cursis, son una maravilla del universo que tenemos la suerte de tener a nuestro alcance. Los vestidos favorecen. Y los hay de muchísimos tipos, sport, de verano, de invierno, de punto, camiseros, lenceros, de noche, de día, largos, cortos, lisos, de flores, de rayas, de cuadros. Encuentra el que más te guste y úsalo. Nadie te mira, olvidate de eso. Levanta la cabeza y disfruta de la comodidad que da un vestido. Hazlo como con los complementos, ponte uno sencillo y vete atreviendote poco a poco.

- Maquíllate. Te entiendo, el maquillaje da mucho miedo. Da miedo cuando vas al corte inglés y no tienes ni puta idea de qué comprar porque hay TONELADAS de cosas. Da miedo salir a la calle maquillada porque no tienes ni idea de si te lo has puesto bien y sabes que si está mal los demás lo notarán. Da miedo porque no tienes ni zorra de lo que favorece y lo que no. Da miedo porque necesitas brochas y no sabes para lo que sirven. Da miedo parecer un travesti desesperado. Lo sé. Pero tranquila, se aprende, y como he dicho antes, youtube es tu amigo. Tengo pendiente hacer un post sobre como maquillarse cuando no tienes ni zorra pero voy a adelantarte lo básico. Necesitas: una base de maquillaje ligera y fluída (si tienes una piel perfectísima no la necesitas, pero no es lo habitual), un lápiz de ojos negro (o marrón oscuro), una máscara de pestañas negra, un colorete suave y un brillo de labios. Para empezar es más que suficiente. Ponte muy poca base, cuando salgas a la calle te miras en un espejo y ves si se nota (necesitas la luz de la calle) y poco a poco vas practicando con ella, siempre es mejor pecar por defecto que pos exceso, recuerda. Con el lápiz bien afilado pintas una raya bien finita por encima de las pestañas, ya irás haciendola más gruesa e improvisando según vayas aprendiendo, pero para empezar el suficiente. Te pones la máscara de pestañas, el colorete (poquito) y el brillo de labios. Esto es lo más básico de lo básico que puedes llevar en maquillaje. Y da el pego bastante, lo notarás enseguida. No se trata de disfrazarte, se trata de potenciar lo que te gusta y corregir lo que no te gusta. Vete muy poco a poco, y mirando en internet vas aprendiendo. Maquillarse no es algo aislado de un día, por qué lo vas a restringir a las noches o a las bodas? No seas tonta, puedes ir guapa todos los días, puedes acostumbrarte a verte guapa, no hay nada de malo y te quita aproximadamente cinco minutos de tiempo.

- Peinate. Lo primero, el volumen es tu amigo. Y el pelo suelto también. Dime, si llevas el pelo siempre en una coleta, me explicas para qué lo tienes? Sueltatelo. Hay dos millones de complementos que te ayudarán a mantenerlo a raya, horquillas, cintas, diademas. Llevar el pelo como una choni apretado contra el cuero cabelludo es HORRIBLE. Y liso como una tabla a los lados de la cabeza si no tienes algo de volumen es anodino. Dale vida a tu pelo, no pasa nada porque esté libre sobre tu cabeza. Déjalo respirar. No te obsesiones con si está estofado o si pareces una seta o si blablabla. Ten personalidad, el pelo da personalidad. Decirte como peinarte es más complicado porque cada persona es muy diferente pero es importante una cosa: llevarlo con la cabeza bien alta. Está despeinado, y? Puede quedar ideal despeinado. Úsalo como una herramienta a tu favor, no lo sabotees. Cuídalo, trátalo bien, gastate dinero en un buen peluquero. Y no tengas miedo de probar cosas nuevas, el pelo crece, es una suerte maravillosa. Y si está horrible puedes ponerle un gorro hasta que crezca, no seas acojonada! Y si lo quieres llevar recogido, pasa de las coletas apretadas, una coleta suelta o un moño despeinado da siempre un aspecto más fresco y estiloso. No intentes esconderte, no seas tonta.

- Zapatos. No hace falta llevar tacones. Es más, si eres ultranueva en todo esto, OLVIDALOS. Yo parezco un pato mareado y sufro doblemente, primero porque los pies me matan y segundo porque pienso que la gente sabe que los llevo fatal. Así que no hay necesidad de sufrir. Hay infinidad de bailarinas preciosas, botas planas maravillosas, sandalias para morirse, hasta zapatillas de deporte ideales. Explora ese campo, es como los bolsos, valen para todo el mundo y pueden convertir algo muy sencillo en algo muy estiloso.

- Depílate. No, no da igual porque sea invierno. Si cuando te metes en la ducha te ves como un oso peludo y te sientes un cayo malayo, no da igual. Depílate lo que necesites depilarte, el bigote, el entrecejo, las piernas, luego dedicale un rato a echarte cremita.

- Acostumbrate a tener una rutina nocturna. No es tan dificil como parece, se que da pereza, pero es que lleva muy poco tiempo. Desmaquillate, limpia bien la piel de tu cara, hidrátala. Tu cara es tu carta de presentación, cuanto más tiempo te dure y más cuidada esté mejor. Y en cierta manera te hace sentir que haces algo por estar mejor contigo misma.

- Observa, y si te gusta lo que ves, copia. Te has cruzado con una super chorva en el metro, la odias, irradia seguridad y estilo. Pues mírala bien, qué se ha puesto? Cómo lo ha combinado? Archívalo en tu mente y COPIA!

Y creo que ya está. Me ha salido un poco largo, pero creo que he dicho todo lo que tenía que decir. Supongo que podemos resumirlo en: no te resignes a sentirte fea, sentirte bien es algo que está a tu alcance que y no lleva tantos esfuerzos. Y no lo olvides, la principal beneficiada eres sin ninguna duda TÚ.

22 comentarios:

  1. Me ha encantado tu post, si señora todas tenemos derecho,(casi diria obligación) a sentirnos guapas y como tu bien dices a estar guapa se aprende...¿o acaso ya vinimos al mundo caminando?, pues eso a ponernos guapas ¡¡

    ResponderEliminar
  2. Conclusión. A los tíos nos da igual parecer un trol pero necesitamos cuidarnos para pillar cacho, las mujeres misma cosa pero al revés. xD

    ResponderEliminar
  3. Hey! Me ha gustado mucho, y me he sentido muy identificada... Creo que este post lo podría haber escrito yo muy parecido.
    Yo también me sentí un patito feo (bueno, como todo el mundo: el otro día leí una entrevista a Charlize Theron donde aseguraba que de adolescente se veía feísima), pero poco a poco fui dando pasos hasta encontrar una versión mía bastante mejor: me quité las gafotas feas, me puse lentillas y me compré unas gafitas estilosas, me aclaré el pelo, aprendí a maquillarme (hasta el punto de que ahora soy un tanto obsesiva, si no llevo aunque sea máscara de pestañas me siento desnuda!), descubrí que existían los vestidos y las faldas, y que había vida más allá de los vaqueros y las camisetas
    anchotas, me hice fan de los complementos, me atreví con un corte de pelo bastante radical, y bueno, a mis 30! años se puede decir que he encontrado mi propio estilo, con el que me siento cómoda y me veo favorecida. Aunque todo se puede mejorar! ;)
    Ahora, cuando cae entre mis manos alguna foto de mis 13, 14, 15 años, quisiera hacerla desaparecer. xDD
    Creo que toda chica puede y debe hacer lo que esté en su mano por verse guapa. Como tú dices, por ella misma, no por los demás.
    Y quizá pecaré de superficial, pero me da pena cuando veo a una chica desaliñada, que no se arregla ni para ir a una boda. En fin... Allá cada una.
    But we have the power! :D
    Besos!!!!

    ResponderEliminar
  4. Qué chulo, tía. Muy buen post. :)

    ResponderEliminar
  5. Más razón que un santo! sobre todo en lo que se refiere a que hay que hacerlo por uno mismo (tuve un novio que se cabreó cuando le dije que me arreglaba para mí y no especialmente para él; No le dejé al instante... era joven e ingenua :P)

    ResponderEliminar
  6. Muy buen post Pétalo. Has tocado muchos palos y estoy de acuerdo básicamente en todos pero me quedo con la idea fundamental. Esa que tenemos que tener bien arraigada en nuestra cabecita: es importante quererse, mimarse y sentirse bien con una misma y es importante por nosotras mismas, no por ninguna otra persona de nuestro universo cercano o lejano.
    A mí SIEMPRE desde que tengo uso de razón, me ha resultado placentero y enormemente gratificante dedicar tiempo a cuidarme, ponerme cremitas, peinarme, maquillarme... etc.
    Supongo que la clave está en no considerarlo una obligación, una tortura o una carga, sino disfrutar del momento. Porque te estás premiando, te estás queriendo y te estás demostrando a ti misma que te lo mereces.
    Que me diga alguien si eso no favorece la auoestima ;)

    Besitos y enhorabuena de nuevo!

    ResponderEliminar
  7. Pues muy de acuerdo en todo. Está bien que las que sois más jóvenes tengáis claro que una se arregla sobre todo para sí misma, por el gusto de verte bien.
    Y sí, se aprende, a base de hacerlo mal, lo harás bien.
    Yo añadiría un par de sombras, una vainilla y otra algo más oscura para el neceser imprescindible.

    ResponderEliminar
  8. genial!! Me ha gustado mucho. Yo soy de las que creo que no hay que obsesionarse con se3r guapa y mona y que hay que tener algo sobre los hombros más que un peinado. Pero bien es cierto que quererse y aceptarse es FUNDAMENTAL para ser feliz. Así que hala, a seguir tus consejos al pie de la letra.
    un beso.

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado muchisimo, yo soy de las que ha descubierto hace poco que con un poco de colorete y rimel ya no pareces un fantasma, jaja! Pero la verdad que me cuesta mucho arreglarme, hasta para mi misma. Tomo nota e intento aplicarlo.
    Muak

    ResponderEliminar
  10. A mí también me ha gustado mucho el post. Me siento muy identificada porque hasta no hace mucho todo esto de lo que hablas era desconocido para mí. Ahora pienso qué boba era... en fin, más vale tarde que nunca. Y por mis muertos que algún día conseguiré dominar el eyeliner, cagoentó.

    ResponderEliminar
  11. Yo añadiría una cosa: el corrector de ojeras es tu amigo. xD, en serio, -yo ojerosa- he oído mucho eso de "a mí me tiene que querer con ojeras y todo" y yo pensar que es que así no va el asunto... en fin...

    Yo me veía también patito feo, pero era algo secundario respecto a otros problemas que tenía... a ver si un día escribo un post sobre eso xD

    ResponderEliminar
  12. Ole, ole y ole!! Ay, si alguien me hubiera dicho esto hace doce años...

    ResponderEliminar
  13. Tienes más razón que un santo, a mi me paso con las uñas de los pies, hasta hace un par de años, pasaba de eso y ahora me encanta, estás en casa de aquella manera y de repente miras hacia abajo y voilá unos pies muy bonitos, y sonries, es una tontuna pero pone de buen humor, sentirse guapa ayuda a sentirse mejor, eso si, sin caer en la esclavitud de la belleza.

    ResponderEliminar
  14. Me ha encantado tu post!!! Estoy totalmente de acuerdo con todo! Yo poco a poco con los años he ido aprendiendo a "quererme y aceptarme" como soy! Está claro que jamás me ganaré la vida de top model, pero eso no implica que no me arregle para sacarme "partido". Para mi es fundamental maquillarme todos los días,arreglarme el pelo,ropa interior bonita, vestirme a "la moda" (hay millones de páginas donde nos orientan!)... (mi asignatura pendiente es dejar de morderme las uñas porque mis manos son un horror!)

    Lo dicho, ha sido un post genial! Creo que muchas chicas no saben sacarse partido!

    ResponderEliminar
  15. Eres única haciendo este tipo de entradas!
    Tienes muchísima razón y me han entrado unas ganas de cuidarme que me muero!!
    Esta tarde en cuanto llegue a casa me voy hacer un tratamiento de mimos intensivo!

    ResponderEliminar
  16. Me ha pasado como a Celia, me han dado ganas de darme una sesión de feminity total! xDDD

    Chapó por el post, es genial (y ahora os dejo para pensar cómo pintarme las uñas de los pies ^^)

    ResponderEliminar
  17. María, pues si, hay muchas chicas por ahí que no están a gusto consigo misma y no se atreven a arreglarse por miedo a hacerlo mal o a parecer tontas o a un montón de chorradas prejuiciosas de ese estilo.

    Alex, justamente, has dado en el clavo, XD.

    Gata, si, una cosa es la materia prima y otra como la adornes, lo de la mona vestida de seda no es verdad, una mona arreglada es mejor que una mona desaliñada. Y sobre todo es una mona segura de si misma.

    She says, gracias.

    Miss Hurry, la verdad es que yo para P si que me pongo guapa, pero parto de la base de que normalmente me arreglo. Es decir, no porque no haya un hombre voy a ir en pijama por la vida. A todos nos gustan que se arreglen para nosotros, pero basar en los demás tu imagen, es un gran error.

    Aliena, me alegro de que te haya gustado, :). Pues si, estamos tan acostumbrados a pensar que el fisico es algo superficial, que lo importante es el interior y blablabla que nos pasamos al otro extrmo y le quitamos toda importancia al físico, cuando no es otra cosa que nuestra carta de presentación. Y cuando sabemos que estamos dando una buena impresión es inevitable sentirnos gratificados y seguros de nosotros mismos.

    Bich, si, pensé lo de las sombras. Pero cuando no tienes ni puta idea y empiezas a escuchar la sombra oscura se pone así y la clara asao y necesitas pinceles y blablabla, puede asustar si eres extremadamente lers en estos temas. Creo que solo con lo que he dicho ya se nota otro aspecto, se potencian muchos los rasgos basicos de la cara. Luego es cuestión de irte atreviendo con otros productos, pero ir a pasito de bebes no es malo, mejor ir con casi nada y saber que lo llevas bien y estas comoda que ponerte algo de lo que no estás segura.

    Naar, si, por supuesto, hay que tener algo más en la cabeza. Eso no lo he querido ni nombrar porque es algo un poco más complicado. He querido enfocarlo exclusivamente a la parte física porque es algo mucho menos autodidacta que el tener algo sobre los hombros, que puedes hacerlo en casa por tu cuenta.

    Si, Princesa, con muy poquito ya pareces otra persona, y verte bien ayuda mucho a sentirte bien. Ojo, lo de que te cueste arreglarte para ti solo debe condicionarte si cuando vas sin arreglar te ves fea y afecta a tu autoestima. Que yo conozco a muchas chicas que salen con la cara lavada y un chandal y siguen sintiendose preciosas y perfectamente a gusto en su piel. Y eso es admirable.

    Abisal, pues si, todas somos bobas hasta que dejamos de serlo. Lo bueno es dejar la bobería atrás y coger los recursos a nuestro alcance para demostrar nuestro potencial.

    Bio, es verdad, yo tambien soy fan del corrector de ojeras, parezco un oso panda. Lo de "me tiene que querer tal cual", pues si, claro que te tiene que querer tal cual, pero es que tu vida no se basa ni gira entorno a que te quiera alguien en concreto. Y supongo que también te querrá desnuda y llena de barro y no vas así por la vida. Es que la gente da unos argumentos bien absurdos. Luego son de las que no ligan también, eh? "No, yo no me maquillo porque es engañar". No es engañar guapa, no pasas de ser Betty la fea a ser Heidi Klum, solo eres tú con mejor cara, con cara de que te importas lo suficiente como para querer decirselo al mundo.

    Sephora, a veces nos lo dicen. Pero nos obcecamos como mulitas...

    ResponderEliminar
  18. Apple, si, a mi me pasó igual con las uñas! Hay que ver como algo tan absurdo puede reportar tanta satisfacción. Te quitas los calcetines y ahí están, tus piececitos de gala. Un amor.

    Nikita, exacto, supermodelos no vamos a ser, pero podemos ser nuestra mejor versión, y la vida y la juventud son cortas, hay que sacarles el jugo. Lo de las uñas de las manos, yo me las mordía, pero en cuanto empecé a pintarmelas me daba asco comerme la pintura y me daba yuyu imaginar que se me pegaba a los dientes y luego iba a ir sonriendo con un trozo de pintura ahí pegado, así que así lo dejé. Has probado? O eres de esas a las que les da igual comersela? También es que yo me pego mis buenas dos horas haciendome la manicura y claro, luego estropearla a la primera de cambio con los dientes no me hace nada de gracia.

    Celia, me alegro, :). Estoy segura de que luego te sentirás genial, automimadita. Lo mejor es ir añadiendo cositas poco a poco, cuando estén incorporadas a tu rutina no te costará nada hacerlo y lo agradecerás, :).

    Burbuja, pues no te cortes!Por suerte vivimos en una sociedad en la que podemos dedicarnos a todo eso sin problemas, :).

    ResponderEliminar
  19. Uno de los mejores post que te he leído nunca. Me ha encantado, me ha tocado la fibra y hasta me lo he guardado en un word >_<

    Gracias Pe ^^

    ResponderEliminar
  20. De primeras debo decir que yo soy una dejada de mierda que pasa de peluquerías, manicuras, tacones, etc... pero después de leer tu entrada me he puesto a pensar y sí, tienes razón. Hay pequeñas cosas que nos hacen sentir muy bien, más guapas.

    Yo por ejemplo me muerdo las uñas, pero cuando consigo dejármelas un pelín largas y me las pinto, me siento la reina del mambo XDD

    Me ha encantado este post, como te dije ayer en twitter. Hay que ser positivos y optimistas y gustarnos a nosotros mismos por encima de todo :)

    Un besote!

    ResponderEliminar
  21. Adoro este post, tal cual, con sus comas, sus puntos y sus verdades como puños. Lo adoro. Y me lo quedo pamí. :)

    besos, guapa.

    ResponderEliminar
  22. Un "post" que me ha encantado!!! Tal cual!!! Lo voy a imprimir!!!

    ResponderEliminar