domingo, 18 de marzo de 2012

Reflexiones

No creo en la maldad. Es muy dificil que si eres de mi entorno cercano y te tengo en cierta estima piense que las cosas desagradables que pasen entre nosotros las hagas a malas. No sé si me viene de familia o si es un pequeño retraso mental que tengo, pero casi siempre doy el beneficio de la duda antes de pensar que simplemente eres mala persona. A veces doy el beneficio de la duda infinitamente, negándome, muchas veces contra todo el universo, a aceptar la realidad.

Y, cuando lo pienso, decido que me gusta ser así. Me digo que no se debe querer a nadie con condiciones, que cuando alguien entra en tu corazón y lo hace por su propio mérito, merece cierta inmunidad. Me parece que querer a alguien, a cambio de que te quieran a ti, es mezquino y egoísta. Cuando te quieres a ti mismo y quieres a los demás, debes aceptarlos como son, con sus defectos y virtudes, como si hubieran pasado una especie de oposiciones a persona vip de tu vida. Y es que en cierta manera es así, porque yo no soy una persona fácil de atrapar. Los que me conocéis en persona sabéis que soy muy callada, muy sosa, y os quedáis sorprendidos porque no es lo que transmito por aquí, que parece que no me callo ni debajo del agua. Lo que pasa es que aquí, en internet, observar y hablar a la vez es muy fácil. En la vida real, mis ojos toman todo el control de mi cuerpo, observo, observo, acumulo información. No me gusta esa mirada, esa risa no es sincera, a mí tanta alegría no me parece natural. Tiene que pasar un tiempo en el que yo recopilo toda esa información, dejándote fuera, pasando una cuarentena, hasta que decido que vales la pena. Y cuando decido eso, tienes toda la inmunidad del mundo. Seguiré viendo tus defectos, pero eso te hace aún más valioso para mí, porque significa que tus virtudes son abrumadoras a mis ojos. Y eso hará que haga cualquier cosa por ti, que te defienda con uñas y dientes, que piense que cualquier cosa mala que hagas, no es más que el reflejo de un sufrimiento oculto, o de unas razones inamovibles.

Hace que te espere, hace que te diga que te espero, para cuando estés listo, cuando sientas que necesitas un lugar seguro y conocido donde te escuchen llorar. Y no habrá rencores allí, porque si algo no soy, es rencorosa. Y siempre estaré contenta de que vuelvas, porque no hace más que confirmar mi teoría de que te fuíste porque no tuviste más remedio.

Pero tranquilos, este no es un post de autochupidad, hay algo de lo que estoy muy orgullosa, y es de ser muy honesta conmigo misma. Cuando miro en el fondo de todo esto, cuando levanto la losa del bienquedismo, de esa supuesta inmunidad que doy, a veces encuentro debajo que lo único que pasa es que odio equivocarme. Y me entra un terror, atroz, desmesurado y sin sentido, al pensar, que quizás he dado las llaves de mi casa a un desconocido, que le he dejado pasar y frotarse contra mis sofás, contra mi mantita y mi bolsa de agua caliente. Que le he dejado acariciar a mis conejos y que puede que incluso le haya dicho que le quiero. Y darte cuenta de que has hecho eso con un desconocido, con alguien que no va a valorar ese regalo que le has hecho, que no entiende cuan dificil para ti es hacer eso, que no sabe que es el privilegio más grande que tú puedes dar a una persona, es, simplemente terrorífico. Es muy dificil, para mí, aceptar que me he equivocado con esa persona. Descubrir que no soy ni tan inteligente ni tan observadora como pienso. Descubrir que me he puesto en peligro yo sola. Descubrir que tengo que volver sobre mis pasos, cambiar las cerraduras, limpiar mi casa a fondo y comprarme una alarma. Y ahí si que hay rencor. Y el rencor es un sentimiento que odio porque no tiene salida ni razón. Porque desgasta y no aporta nada.

Entonces, estás en mi corazón porque te lo mereces y que te vayas va a provocarme un vacío irreparable o estás en él porque mi orgullo no me permite aceptar que no te mereces estar?

Al final parece que es mucho más dificil salir que entrar, y mira que es dificil entrar.

20 comentarios:

  1. No es nada fácil admitir ante uno mismo que ha cometido un error o que se ha equivocado con una persona.

    Me ha encantado el post! Estás que te sales ;)

    ResponderEliminar
  2. Espero que no haya relación entre este post y el anterior. Y que si la hay no sea la que mi cabeza imaginó...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, ninguna relación, ;). Cuál es la que tu cabeza imaginó?

      Eliminar
  3. Yo también espero que cierta personita no tenga nada que ver en esto... espero que sean solo pensamientos sueltos y... quizas si que se merece estar en tu vida... beneficio de la duda!
    Muak

    PD: Arriba esos ánimos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Princesa, si está en mi vida es porque pienso que se lo merece. Otra cosa es que se lo merezca o no de verdad. Pero eso creo que es algo subjetivo. Mis ánimos están muy arriba! Gracias! :D

      Eliminar
  4. Pétalo: me están gustando muchísimo los posts que publicas últimamente. Creo que deberías plantearte poner una opción de "me gusta" o algo así. A veces una no comenta porque no quiere repetirse o puede que otro haya dicho lo que una ya piensa, pero aún así apetece decir "Me ha encantado este post".
    Quizá sea una mierdaca lo que te acabo de decir. Yo qué sé...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. perdón, que me entrometa pero de mierda nada, a mi me ocurre lo mismo, me encanta lo que escribe y a veces no comento por no repetir lo que ya han dicho otros.

      Eliminar
    2. Martian, Celia, me alegro de que os gusten. La verdad es que no sé si existe esa opción ni como se pone. Creo que la he visto en algunos blogs, pero no sé si se puede hacer con todos. De todas maneras, creo que no quiero someter mis posts a "evaluación", que es lo que yo acabaría sintiendo que hago. Me gusta recibir feedback pero no quiero que ese acabe siendo el único objetivo del blog. Creo que si el post no recibiera todo el que yo considerase necesario podría verse resentido. Pero lo pensaré, :)

      Eliminar
  5. Hola Pétalo!

    Hace poco que descubrí tu blog, y ya casi me lo he leído entero. Me parto con tus comentarios porque tienes un humor muy parecido al mío, y además qué gran verdad eso de que por la red puedes expresar realmente todo lo que llevas dentro, sin miedo a prejuicios ni miedo a lo que puedan pensar los demás...

    Yo tampoco soy rencorosa, y aunque me enorgullece, me gustaría sentir un poquito de odio por mi reciente ex. Hace tan sólo dos meses que he terminado con una relación de seis años, viviendo juntos y planeando una boda, porque el muy mamón resulta que ya no me quiere, pero para descubrirlo ha estado siete meses puteándome dándome pares y nones por no querer ser valiente, legal, maduro, y no sé, si me ha querido un mínimo por no hacerme daño; pero no, lo ha hecho todo al revés, con mentiras, con líos, con engaños, de forma convenida y aprovechada...

    Y en mi caso, no sólo fuí yo la que se equivocó en dejarle entrar, ya que nos ha engañado a todos. Todos lo adoraban, todos le querían, todos confiaban en él, y todos nos hemos pegado el batacazo. Cómo se supera todo esto? no sólo la ruptura, la dependencia, los sentimientos, sino el hecho de asumir que es otra persona la que conocías, de la que te enamoraste, y q esa es la de verdad¿??

    Porque dicen que esto se supera no?

    También he leido tu post de la perrohortelaneidad, y aunque está claro que sería mejor que no apareciese en tu vida para no descolocarte, qué duro es cuando ves que pasan los días y no da señales, porque realmente pasa de ti y lo tiene súper claro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hundidita, que coment más largo, que bien, :). Me gusta mucho cuando la gente se siente identificada y se para un momento a compartirlo conmigo y con mis lectores. Mi consejo es que el rencor no va a llevarte a nada. Y que el tiempo lo acaba curando todo, y lo que el cuerpo te pida será lo que te ayude a curarte. Qué mas da, peor no se puede estar, verdad? La situación de tu ex...sé que duele pero estar en su situación tampoco debe de haberle resultado fácil. No quiero que pienses que lo defiendo, pero es que cuando nos vemos perdidos, desorientados, cerca de grandes acontecimientos que van a cambiar nuestra vida, muchas veces actuamos mal y hacemos el doble de daño pretendiendo no herir a los que tenemos cerca y que inevitablemente queremos. Lo que te quiero decir es que si no te sale guardarle rencor, no se lo guardes. Te ha hecho una putada pero tú quieres que seais todos felices, no? Intenta pensar en como hubiera sido que te lo hubiera hecho una vez casados. Al menos ahora tienes las cartas sobre la mesa, y tienes el camino libre para encontrar a alguien que busque lo mismo que tú. Te prometo que si que se supera. No se cuanto tarda pero se supera. Y si, lo que dices de que a veces no tener perrodelahortelanidad es casi que peor, entiendo el sentimiento, tampoco es bonito, no.

      Eliminar
    2. Pues lo que te decía, no le guardo rencor porque yo soy mejor persona, y ahora lo tengo claro.

      Sé que en algún momento todos tenemos dudas, sé que algunos pasos dan mucho vértigo, pero si de verdad se quiere o se ha querido a alguien, si uno es buena persona, no juega con los sentimientos de la que hasta ese momento era su novia, de forma aprovechada pensando única y exclusivamente en él. (no sabes el grado de cabrón que ha sido)

      Sé que como bien dices es tiempo, pero qué lento se pasa, y tengo miedo a no encontrar a alguien más que merezca la pena y que pueda volver a sentir esas cosas, tú cómo conociste al conejito?

      http://pares-o-nones.blogspot.com.es/

      Eliminar
    3. Te dejo el blog por si tú o muchos de los que te siguen quieren leer mi historia y darme consejos, que son siempre la mejor medicina....

      http://pares-o-nones.blogspot.com.es/

      Eliminar
  6. Me he quedado con la misma sensación que princesa desde que lo leí, espero que aclares que hablas de un "amigo" y no de el que te daba y te da (espero) lo que tu te mereces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celia, ya lo he aclarado, gracias por la preocupación, ;)

      Eliminar
  7. Reconocer que nos equivocamos con alguien a quien queremos es un dolor. Pero siempre es mejor eso que dejarle dentro de casa, con las llaves y nuestras cosas...aunque sea un coñazo tener que cambiar la cerradura, y aunque salga caro poner una alarma.

    "Y el rencor es un sentimiento que odio porque no tiene salida ni razón. Porque desgasta y no aporta nada." EPIC

    Me repito mucho, pero cada día escribes mejor, jodía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un asco. No sé, es que yo me pongo en mi lugar, y yo no suelo hacer las cosas a malas. Quizá lo hago por beneficio propio, por egoismo, por ponerme a mí primero pero es que yo no creo que eso sea hacerlo a malas, creo que lo natural es pensar en uno mismo y que pensar en los demás es un regalo, no una obligación. No sé si se me entiende.
      Y lo del rencor es que es así, es como la envidia, sentimientos inútiles.
      Gracias por el piropo.

      Eliminar
  8. La verdad es que no se puede estar seguro nunca en cuanto a la maldad de los demas, solo en cuanto a la propia jaja; pero si el actua con tanta maldad como aqui reflejas haciendo de perro del hortelano entonces el conejito tambien tiene derecho a que el perraco este no siga estando ahi, no es justo para el, igual pensar en el te da fuerzas y te creces frente a su maldad ¿que dice el conejo de esto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi conejito no tiene de qué preocuparse porque el perro solo está mirando desde la valla. El perro es bastante respetuoso con las opiniones del huerto, por suerte. Y el conejo, pues no sabe nada, porque no siento que esté en peligro, me tiene loca y lo sabe. Y darle motivos para sentirse mal o sentirse inseguro no veo qué beneficios iba a tener.
      Pero vamos, que ya he aclarado que el psot de la perrodelahortelanidad no va sobre mí, :).

      Eliminar
  9. Yo hago algo parecido que llamo "Círculos". No es un "dentro o fuera", es un, estás en uno o en otro y como me demuestres que no mereces estar en uno más cercano, te alejo.

    Sólo he dejado "entrar" a alguien como lo has hecho tú y me ha dejado la casa tan patas arriba y tan mal que 4 años después de que haya desaparecido de mi vida, todavía consigue hacerme daño.

    ResponderEliminar