martes, 1 de mayo de 2012

La superación

Cuando descubres que has superado una relación amorosa es un momento extraño. Pasas años de tu vida con la misma persona, construyendo tu vida alrededor suya, en base al futuro que piensas compartir con ella. Imaginas como será tu futuro, como van a ser vuestros hijos, como será vuestra casa. Y de repente, casi sin darte cuenta, todo eso se ha esfumado, se desvanece como humo.

De repente pasa por tu mente su recuerdo, y no sientes nada. Intentas recordar como eran vuestras conversaciones, qué sentías cuando te abrazaba, como era un beso suyo...y no te vienen recuerdos nítidos. Es realmente perturbador. La vida avanza, el cuerpo se recupera, las heridas se curan. Y te ves pensando que todo ha sido para mejor. Lo que, por supuesto, cuando todos te lo decían, te daba urticaria. "Lo mejor tu puta madre", pensabas. "Que ahora tengo que empezar de cero, hacer nuevos amigos, establecer nuevas rutinas, conocer a un millón de cáncamos y ni siquiera sé si servirá de algo todo este drama, con lo bien que estaba yo, y lo caprichosa que me volví". Y te encuentras dandoles la razón. "Pues si que era para mejor". Pero que raro es todo si te paras a pensarlo. Que volátil el cerebro humano. Algunos que no te dieron nada se te clavan en el corazón parece que para siempre jamás, como una espina ponzoñosa y al que convivió contigo ocho años y se entregó sin reservas casi ni le recuerdas. Que si, que si que le recuerdas, que si que te da pena no poder hablar con él si te apetece, tener que relegar al olvido todos los recuerdos compartidos, no saber qué hacer con las tropocientas fotos vuestras que tienes en el ordenador. Porque eso es algo muy importante: qué se hace con las fotos? se borran? se guardan aunque no te apetezca verlas? Ninguna de las dos me convence. Es un sentimiento extraño. Miras al pasado con nostalgia pero te parece que lo vivió otra persona. De verdad yo le besaba? De verdad hacíamos el amor juntos? Esa era yo? Y si, parece que era yo. Y la verdad es que me alegro de que sea así, como el recuerdo de otra persona. Con las heridas cerradas una se enfrenta al porvenir con el alma como más ligera.

Me alegro de saber que ha sido para mejor. Él está con otra chica y espero que le vaya muy bien, que sea muy feliz. Yo he aprendido muchas cosas en este proceso, y ahora miro hacia atrás y no veo otro desenlace posible. Es duro cerrar etapas, y siempre he sido de la opinión de que los cambios no molan nada, pero resulta que es verdad, todo eso que dicen, de que una etapa nueva puede ser mejor.

A los que estéis en medio de una ruptura, tened paciencia, el cuerpo se sabe curar solo. A los que estáis enganchados con alguien que no os quiere, sed fuertes, y alejaros de él. Da igual si es vuestro amigo, poned distancia, si es amigo de verdad, lo entenderá y querrá que seais felices. Siempre hay tiempo de recuperar amistades. Quien sabe, qué clase de cosas maravillosas os esperan, agazapadas, esperando que os quitéis ese peso, a que soltéis lastre y las mireis de verdad.

16 comentarios:

  1. Muy real, si señora. Te ves como a otra persona y no hay nada, ni dolor, ni amor, una indiferencia que por lo menos a mi me sorprende de mi misma.

    Felicidades, por la entrada y por estar mejor.

    ResponderEliminar
  2. Espero que tengas razón, ojalá que pase pronto... porque ahora yo no veo nada más allá y me parece imposible poder volver a sonreír :(

    ResponderEliminar
  3. He sentido lo mismo que tu describes tras alguna de las rupturas que tuve en el pasado, pero lo cierto es que con el pasar de los años se recuerdan con más nitidez algunos detalles de los que antes era imposible acordarse. Quizás sucede cuando estás preparada para recordar o cuando es el momento preciso para hacerlo, es decir, cuando lo necesitamos, cuando esa enseñanza debe ser aplicada. En cualquier caso, de cada relación, sea del tipo que sea, aprendemos algo, pienso que a veces recordamos mucho a alguien a quien en principio no deberiamos recordar tanto porque pasó "poco" tiempo a nuestro lado porque la enseñanza que dicha relación nos aportó es muy importante, no sé, se suele recordar mucho a aquellas parejas que nos hicieron sufrir más, por algo será...

    ResponderEliminar
  4. Suscribo cada una de tus palabras... Punto por punto. Cuánta verdad en un texto, jeje.
    Me alegra leerte así, tranquila, con heridas cerradas y relamiéndote a gusto con lo que tienes entre manos ;p

    ResponderEliminar
  5. Hola Pe! Tienes una seguidora nueva :)

    Me alegro mucho de que esta etapa sea mejor, en serio. Además puede que incluso pueda mejorar ¿no?
    Por cierto, cuando leo tus entradas, en mi cabeza no resuena precisamente mi voz, sino la de Meredith Grey jajaja

    ResponderEliminar
  6. Me alegro mucho por ti, yo debo estar todavía en el proceso de desenamoramiento ya que no veo las cosas con tanta claridad como tu.
    Muak

    ResponderEliminar
  7. Efectivamente, ésa es la sensación: te ves como si fueras otra, no te reconoces en esas fotos, en esos recuerdos, en esas actitudes. Parece como si todo eso lo hubiera vivido otra persona, o lo hubieras visto en una película. Es como si toda esa historia hubiera ocurrido en otra vida.
    Es muy extraño, verdad?. Yo también me siento así cuando pienso en mi anterior relación, o me topo con alguna foto, paso por algun lugar que frecuentábamos, o me viene a la cabeza algún recuerdo...
    Me cuesta creer que yo fuera aquella, me cuesta reconocerme en ella.
    Y es cierto: es una sensación de alivio. No es que esa persona no te importara en su momento. Lo hizo. Pero ahora... Has pasado página, estás en otro momento, y por eso, todo aquello te parece muy lejano.
    Me alegra ver que tú también estás ya en ese punto. Ahora, a seguir mirando hacia delante.
    Besos.

    PD: El tema de las fotos es peliagudo, sí. Yo, 4 años después, aún las conservo. Me da cosa borrarlas. Pero tampoco me gusta encontrarlas. Sin embargo, no me afecta como antes.

    ResponderEliminar
  8. No te haces una idea de lo feliz que me hace leer esto de ti. No te lo imaginas. Disfruta!!! Y be happy, my Pe. =)

    ResponderEliminar
  9. Después de muchos golpes duros en la vida, he aprendido muy bien la lección de que "no hay mal que por bien no venga" siempre es para mejor. Se sufre , pero aprendes (ya es algo bueno) y llegan cosas mejores. o como mínimo nuevas experiencias (que también es bueno)
    Cuando se rompió mi ultima relación , aunque fue doloroso y desconcertante, No fue tan doloroso, por creer en esa regla. sabia que seria para mejor, que era cuestión de esperar y dejar pasar el tiempo. Y así ha sido. eso si, yo tampoco se que hacer con las fotos...

    ResponderEliminar
  10. Amén.
    Punto por punto, suscribo todo lo que pones. Es así, aunque cuando estás en las primeras fases de la ruptura no te lo creas ni de coña.
    El tema de las fotos... Yo es que soy muy radical, las tiré y a día de hoy (años después) no me arrepiento de haberlo hecho. Pero eso es a gustos, claro ;)

    ResponderEliminar
  11. decía Bécquer eso de "barro miserable eternamente no podrás ni sufrir". Y es cierto. parece que no, pero se pasa. yo soy una optimista nata. y las rupturas siempre son una oportunidad. si una relación se rompe es por algo. y entonces ya no merece la pena seguir en ella. algo mejor vendrá, todos nos merecemos ser felices y que alguien nos quiera. así que a mirar hacia delante.
    me alegro que seas feliz.

    ResponderEliminar
  12. Pues me alegra saber eso, yo llevo casi cuatro meses y aunque parece q estoy bastant mejor, aun no estoy en esa fase d indiferencia y hoy tuve miles d pesadillas con el;
    Pero si, siento q el pasado se va volviendo turbio y como borroso, pero la ansiedad y la tristeza siguen estando y pese a q fue super cabron le sigo echando d menos, eso tb se pasa? Desaparecen esos sentimientos?

    Gracias x escribir!!

    ResponderEliminar
  13. Hola...

    Yo tengo una carpeta donde están todos esos archivos que no quiero encontrarme por el pc. No los he borrado. Qué leche, si en algunas fotos salgo estupendástica!! Pero tampoco quiero encontrármelo... Así que ahí guardado está lo digital (fotos, canciones, documentos...). Lo físico ya es otro tema. Para eso tengo un cajón que no abro jamás. En un principio, parece normal, pero contiene mil momentos.

    De hecho, por circunstancias... he tenido que recoger una bolsa de otra casa, porque están haciendo obras, y... hace dos semanas que llevo en el bolso una caracola y un pedacito de coral. ¿Lo tiro o me lo quedo? Dilema. Porque la caracola es preciosa. :)

    PD. Me quedo por aquí... vamos, en realidad, llego porque me sorprendió tu sentido común en otro sitio.
    PD2. Ños! Cómo se puede ser una canaria de bien y utilizar la segunda persona del plural??

    ResponderEliminar
  14. Hummmm... eso de que con el tiempo las cosas se curan solas no lo comparto del todo. Sería como decir que con el tiempo una maratón se acaba corriendo sola. Claro, pero si en ese tiempo se ha ido entrenando uno, porque en caso contrario lo dudo mucho. He conocido personas que no han superado una ruptura, pero supongo que es porque no se han puesto a ello. No se conseguirá en un día, en un mes, o en un año... eso no lo sé, cada uno tiene sus plazos. Pero en ese tiempo (el que sea) hay que ir llenándose de nuevas experiencias. Eso es lo que hace que se superen las cosas.
    Al menos, creo que es la forma en que lo voy viviendo.

    un saludo

    ResponderEliminar
  15. Cuando he dicho que las cosas se curan solas me refiero a que en realidad hay poco que tú puedas hacer mientras. Solo mentalizarte de que finalmente pasará y dejarlo fluir. Hay gente que no supera relaciones, probablemente a todos nos pasa con alguna. Si, pero no suele ser la relación estandar, suele ser la que se sale de lo común, la que se quedó a medias, la que te pilló por sorpresa que terminara, la que sufriste demasiado...

    ResponderEliminar
  16. Bueno, no sé... será que con el paso del tiempo se nos mueren las neuronas y las que van quedando no tienen ganas/tiempo/intención... de ocuparse de cosas que ya no tienen arreglo. Otras relaciones no se superan porque la cabeza está demasiado absorbida por las emociones que se vivieron el ella y no sale de ahí.
    Sea como sea, esto de las relaciones puede llegar a ser muy complicado.

    un besiño

    ResponderEliminar