jueves, 24 de mayo de 2012

Novia de autoescuela (2)

Hoy, los besos.

Está feo que yo lo diga pero yo creo que no beso mal. Al menos nunca me han negado un beso. Bueno, menos mi ex cuando comía ali-oli, pero eso es porque la confianza da asco. La cuestión es que yo creo que beso bien, es más, me aventuraré a decir que lo que pasa es que besar es muy facil. En fin, solo hay que poner un poco de morritos y dejarse llevar, no?

MEC, ERROR.

Los besos son un mundo terrorifico para los hombres, si no están bien entrenados. Además, se empeora con todo ese misticismo que tienen detrás, de que tienen que explotar fuegos artificiales en el primer beso o entonces significa que no habrá química y blablabla. Chorradas. Un beso, es un beso. Un acto físico. Se hace bien, o se hace mal. Y como todo, se puede aprender. Si cuando te morreas con alguien por primera vez descubres que no te mola y lo disfrazas de que no hay química...en mi opinión eres tonto/a. Si estás a punto de morrearte con alguien, digo yo, que ya sabes si hay química o no. Qué piensas, que es como cenicienta y el zapatito de cristal? Si te morreas y te resulta desagradable a nivel emocional (fisico es otro rollo, pueden escupirte en la boca, por ejemplo), entonces es que no te conoces una mierda y has confundido química con gases. Así que no le eches la culpa al beso.

En fin, que mi pobre P, ni zorra idea de besar. Claro, el pensaba que si, pero es que nadie se había tomado la molestia de decirle que era un horror total. La primera vez pensaba que me estaba intentando agredir. Hacía una cosa rarísima con la boca, la dejaba como rígida. Besaba como un dementor. No es que haya besado a muchos hombres, pero puedo decir sin ningún tipo de duda que nuestro primer beso fue el peor beso que me han dado JAMÁS. Incluído el asturiano de la paleta negra que me besó en la piscina cuando tenía 13 años.

Yo, paciente, sonreía (me aguantaba la risa a ratos porque me parecía muy surrealista todo), cambiaba la cabeza de posición, y lo volvía a intentar, con mis labios suavecitos, mis pausadas caricias. Hasta que no pude más.

-Perdona, pero qué intentas?
- Yo? Nada, meterte la lengua...pero no te dejas.
- Ah. Es que parece que me intentas pegar con ella.
-...
- Más suavecito, vale?

Ahora que tenemos más confianza le digo que besaba fatal y me parto de risa de él, pobrecito. Bueno, ya lo hago menos porque noté que no le estaba haciendo mucha gracia. La de chicas que habrá por ahí que recordarán a mi novio como el horrible besador nocturno. La cuestión es que la clave está ahí: suavidad. Hay que poner los labios blanditos. No hay que babear. No hay que meter la lengua hasta la campanilla (eso me parece lo más asqueroso ever, no sabes si quiere besarte o hacerte una lavativa). No hay que lamer la cara del otro (a no ser que ya tengais confianza y os mole muchisimo hacerlo, no me voy a meter en vuestras cochinadas, yo solo pienso que os estáis comiendo mi maquillaje). Los mordisquitos en los labios, han de ser suaves. No chupéís los dientes del otro, por favor, que asco.

Y como siempre, hablar. Si no os gusta lo que os está haciendo, decidlo. No hace falta ser hiriente, lo único que hay que hacer es sugerir la alternativa que os gustaría.

Y por último, las manos. En vuestro primer beso está más bien feo que las manos vuelen a las tetas. Esperad un ratín, que no se van a ir. Acariciar el pelo, las mejillas y el cuello está bien si no pareceis psicopatas pederastas. Moderación. No pongáis las manos en las orejas de la chica y a la vez le habléis, porque no os oye (esto no he conseguido que P deje de hacerlo, ya le respondo que si a todo).

Y no rechaceis a nadie con la excusa de que besa mal. Tomaos vuestro tiempo!

11 comentarios:

  1. uuuh, el primer beso es siempre raro. Yo no sabía qué hacer con las manos y creo que al final logré tocarle un brazo.

    También tengo que decir que hay chicas que no saben. Mi ex, la primera vez, parecia que intentaba lamerme como un gato, luego la enseñé un poco a base de inventarme cosas que hacer mejor que eso. Enseñé lo que pude, claro xD

    Ahora tocará que me enseñen a mi un poco.

    ResponderEliminar
  2. Como no me había leído el "Novia de autoescuela (1)", he empezado pensando que iba a haber anécdotas de autoescuela... jeje pero no.
    xDD
    Bueno, y lo que me he reído con los besos...
    A veces lo que falta es naturalidad, hay quien parece querer concentrar en un beso tantas cosas, pasiones, mensajes (lo que sea) que se aturrulla. No hay que obsesionarse.

    Y deduzco que P aprovechará cuando te besa para preguntarte todas aquellas cosas de las que quiera sacar un jojojo (menos mal que no le firmas nada)

    muacks

    ResponderEliminar
  3. un chico que bese genial y además, te acaricie suavemente el cuello con las manos mientras lo hace o el pelo, es el paraíso!! como el tío bese mal...es el horror! Hay algunos que te meten la lengua con tanta fuerza que cualquier día me salta un empaste! Suavidad... por favor!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo es que odio que me toquen el pelo, o la cabeza en general si nos ponemos. Asi que llevo media vida besando concentrada en apartar delicadamente cada mano que vuela hacia mi cabeza o sus alrededores. Un asco, vamos.

    ResponderEliminar
  5. Por dios...que recuerdos más horribles me ha traído este post ajajaaa.....lo de que te metan la lengua hasta el fondo y que te chupen hasta la campanilla....no sé quien les habrá dicho a los tios que eso nos gusta...y a algunas tias tb.

    Deberían venir enseñados desde la guardería ya XD...propongo una nueva asignatura, total, con la mierda de educación que nos están dejando, que enseñen a besar a los niños, ya que estamos. ajajajajaaaa.

    ResponderEliminar
  6. ¿Chupar los dientes? Jajajajaja ¡jamás había oído tal cosa! Qué horror jajaja.

    ResponderEliminar
  7. Estoy súper escandalizado. Besos, ighs.

    ResponderEliminar
  8. Ay, nena, a veces un mal beso es un presagio y hay que hacerle caso. A mí me ha pasado. Es que besaba tan jodidamente mal... pero yo lo intenté, te lo prometo... xD y luego fue aún peor. Lo siento, pero si no se esfuerza ni un poquito con los besos dudo que vaya a esforzarse con nada en absoluto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah no, Min, yo hablo de los que no saben, no de los que no se esfuerzan en aprender. Que si le dices que no te gusta lo que te hace y pasa pues que joyita.

      Eliminar
  9. Yo tampoco creo que el hecho de que bese mal sea, necesariamente, mal presagio, ni presagio de nada. Eso no tiene ninguna base científica. Es como esa gente que cree en el tema de los horóscopos, y si conoce a alguien de un signo supuestamente incompatible con el suyo, ya se convence de antemano de que no va a funcionar. Me parece una chorraadíeNadie nace enseñado. Todo se puede aprender y mejorar. Es cierto que el tema de los besos, como todo lo que tiene que ver con lo físico y sexual, es bastante instintivo, pero como todo: la práctica hace maestros y si la persona tiene voluntad de aprender, aprenderá y mejorará. Sobre todo, si tiene la suerte de dar con una pareja comprensiva y paciente, y que le sepa enseñar.
    Otra cosa es que no se deje orientar o que le digas cómo te gusta y por un oído le entre y por el otro le salga. En ese caso sí que es como para replanteárselo. Pero de antemano, no.
    Muak!

    ResponderEliminar
  10. Un chico con el que estuve yo (bueno, algo así), me contó que su primer beso fue el beso helicóptero: "la chica me metió la lengua en la boca y empezó a darle vueltas a toda leche, como un aspa. ¡¡Yo alucinaba!!"

    Luego me decía: "¡¡el beso helicóptero NO!! ¡¡Por favor!!". Qué risas (¡por supuesto que hubo beso helicóptero!).

    PS: ¿y si a cada uno le gusta besar de una manera? ¿uno a lo bruto y otro a lo suavecito?

    ResponderEliminar