jueves, 21 de junio de 2012

Érase una vez, un sujetador sin bragas a juego

Hace bastante tiempo ya, un año y pico, estuve buscando ropa interior para un evento específico que resultó ser desastroso. Me pateé muchísimas tiendas, me compré varios conjuntitos, y casi que renové completamente el armario porno. En fin la cuestión es que encontré un sujetador súper precioso de Sfera, de la colección Burlesque, rollo putilla glam años cincuenta, y a mí es que ese estilo de lencería me encanta claro, y lo vi, y me quedaba tan bien, y me dejaba las tetas así rollo mostrador donde guardar billetes...total, que aunque no encontré las bragas a juego, me lo compré. Iba a describirlo pero he encontrado una foto en internet, este era:



En fin, que tenía un sujetador precioso sin bragas a juego. No me suele suponer un problema, pero cuando te compras un sujetador bonito lo sueles guardar para ocasiones especiales, y si es una ocasión especial, que menos que llevar la ropa interior conjuntada. No iba a llevar ese sujetador con unas bragas de algodón de flores. Porque esa era otra, no me servía cualquier braga, no iba a aparecer con unas negras transparentes o unas negras de algodón, tenían que ser de ese tejido, como de un rasito. Ir de arreglada wannabe no es lo mío. Pues misión imposible, oye. Me recorrí todas las tiendas y más allá y no las encontré. Así que para aquel evento específico desastroso no me pude poner ese sujetador, elegí otro conjunto preciosisimo de florecitas que me puse solo esa vez y que ahora está en el fondo del cajón de la ropa interior, y cada vez que lo abro y rebusco cerca de él suenan los tambores de Jumanji. Vamos, que estoy traumada con él, no me lo he vuelto a poner y a veces he estado a punto de cogerlo y me han dado sudores frios, nudo en el estómago y de todo.

En fin, volviendo al sujetador burlesque, el pobrecillo pasó unos cuantos meses encerrado en el cajón, llorando, sin estrenar porque era una prenda sin destino, sin función, una prenda en paro sin compañero braguil de penas o diversiones. Él, que había nacido para los escenarios, para ser la estrella... Y poco a poco lo fuí relegando al olvido. Cuando quedé con P para conocernos, hice lo que suelo hacer cuando intuyo que van a darme lo mío, comprarme ropa interior. Me parece una costumbre muy sana estrenar ropa interior a la vez que estrenas pene, que queréis. Los hombres especialmente deberiais adquirir esta costumbre. Así que de nuevo a recorrerme las tiendas en busca del conjunto perfecto. Y de repente, las vi. En Women´s Secret, las compañeras ideales de mi precioso sujetador negro. Unas braguitas sencillas, de la misma tela, con puntillitas en los bordes, de forma perfecta y muy bonitas. Las había encontrado, y tendría un conjunto nuevo solo comprando una prenda! Claro, hasta que miré la etiqueta: 9´95 euritos. No sé cuanto soléis gastaros vosotras en bragas pero a mí gastarme diez euros en unas me parece un robo. Veía las caras de los niños pobres: consumistaaaaaa, gastate dos en las bragas y danos los otros ocho para bocadillos... Pero tras mucho seguir mirando tiendas, y ver lo feo que era todo, decidí gastarme los cuartos en las bragas. En fin, tampoco son bragas de darles caña. Son las tipicas que te pones dos veces al año. En fin, qué decir, es el primer conjunto que P me quitó, así que le tengo mucho cariño y solo lo uso en ocasiones especiales. Absurda que es una.

Hoy, mi madre estaba doblando la ropa recién recogida del tendedero y doblando unas bragas negras me ha dicho:

- Estas bragas son tuyas o mías?
- MÍAS (en general soy un poco posesiva con mi ropa, pero es que mi madre tiene una costumbre bastante molesta en la que muchas veces confunde sus bragas con las mías, me parece que es pasarse con la intimidad madre-hija).
- Seguro? Yo tengo unas iguales.
- Esas son mías y me costaron diez euros, son mías.
- Y cómo sabes que son las tuyas?
- Porque cuando unas bragas te cuestan 10 euros, sabes reconocerlas a un kilometro de distancia.
- Cómo pudiste gastarte tanto dinero en unas bragas?
- Fueron las únicas que encontré que hicieran juego con un sujetador solitario.
-Ah.
- Mmm...por qué están recién lavadas si no las uso desde hace mogollón?
- Pues parece que las he estado usando yo...


Si, mi madre ha estado usando mis preciosas y carisimas bragas que estaban asociadas a un sexy y romántico recuerdo. Maravilloso. Cuando una se pone un conjunto precioso y se depila y se arregla y sale a darlo todo lo que más le gusta es que en el momento clave recuerdes que esas bragas las ha usado tu madre. Es más, creo que es una anecdota estupenda para el momento clave: Que guapa te has puesto hoy....jijiji, pues no veas lo que me ha pasado con estas bragas y mi madre...

Dios mío dame paciencia. A este paso voy a tener que bordarles mi nombre a todas mis bragas.

40 comentarios:

  1. "Me parece una costumbre muy sana estrenar ropa interior a la vez que estrenas pene." Sanísima, oye. Megadeacuerdo contigo.

    Y en cuanto a la situación en sí... Buah, ni me lo imagino. Soy tremendamente obsesiva para mi ropa, sólo la toco yo y nadie más que yo, pues imagínate ponerse unas bragas mías. Traumatizada de por vida y bragas a la basura. Pero es que yo soy rara.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bah, es que no es la primera vez que le pasa, si las tirara todas no tendría ya. En fin, están lavadas, la cuestión es no pensarlo mucho.

      Eliminar
  2. Jajaja, me ha encantado lo de los tambores de Jumanji!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es igual, tumtumtumtumtumtum!!!!!

      Eliminar
  3. Lo del estreno me parece fantástico, comparto tu opinión.

    Y lo otro... joder, qué manera de cortar el rollo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, ya podría haber elegido unas bragas de las de diario, y no mis bragas estrella, ¬¬.

      Eliminar
  4. Eres la bomba. A mi lo q me flipa es q tus bragas le vengan a tu madre, oyes. Y menos mal q no le has preguntado en q ocasión se las ha puesto ella pq como sea momento tipo el tuyo, ya, hundida pa siempre! Xd Ahora lo q molaria es q sea P el q te compre el conjunto sesi y lo guarde él, no vaya a ser! Besicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solo le valen, la muy perra me dijo "con razón me quedaban grandes", ¬¬. Se ha puesto súper flaca y yo súper foca.

      Eliminar
    2. En casa de P tengo unas pantuflas, XD. Marcando territorio.

      Eliminar
  5. Me mola la idea de fle!
    Y me ha encantado tu entrada!
    Muak

    ResponderEliminar
  6. jajaja! me ha encantado lo que has escrito. En mi armario también hay un par de sujetadores cojos, pero no son bonitos-sexys... es lo que tiene vivir en casa de los padres y que tu madre (sí, sí, igual) también se suela confundir con la ropa interior. Y los calcetines.

    ... así que prescindo de lencería mega-sexy por tres razones:
    1) para que mi madre no pregunte qué hace ese conjunto en el armario de su virginal y noble hija
    2) para que no se confunda (los colores y rayitas no los coge)
    3) para que no me diga que se niega a tener una hija cabaretera pilingui.

    En fin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué edad tienes? A mí me pasaba como a ti, tenía la ropa interior bonita escondida, la lavaba a escondidas y luego la secaba cuando no estaban, un día incendié unas bragas en el microondas. Hasta que un día cogí el toro por los cuernos y decidí que podía ponerme lo que me daba la gana, que ya era mayorcita.

      Eliminar
    2. Aún me acuerdo del primer picardías que me compré. Mi madre estuvo llamándome guarra...vamos, que todavía sigue haciéndolo. Cosas de madres!

      Eliminar
  7. Gracias a Odín que mis bragas se diferencian de las de mi madre, porque sino muchos de mis buenos recuerdos pasarían a ser asquerosos y deprimentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues si. En realidad las mías también se diferencian, solo hace falta tener ojos. Pero en fin, parece que ha perdido esa capacidad.

      Eliminar
  8. Ostras, yo estoy con fle... Me sorprende que tú y tu madre gastéis la misma talla de ropa interior. Mi madre y yo no utilizamos la misma.
    Pero aun así, yo creo que se pueden identificar perfectamente las bragas de una y no confundirlas con las de tu hija/hermana/prima, etc.
    A ver si tu madre las vio, le molaron mil y así, como quien no quiere la cosa... Me las quedo!
    Hasta que te has dado cuenta.
    Me sumo a la propuesta: que P te compre un conjuntito y lo guarde él. Pero que lo guarde bien, no sea que "por error" lo pille su madre (o hermana si tiene), y se lo queden. xD
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi madre es bastante joven, aun no ha cumplido los 50. Y si, las bragas son perfectamente identificables sin esfuerzo, son tuyas! Vamos yo de un vistazo sé que no son mías! Pero en fin, parece que ella no...

      Eliminar
  9. El problema es que los tíos no tenemos ni idea de cuándo vamos a follar, por lo tanto no podemos comprarnos ropa interior así... las mujeres tenéis mucho poder, demasiado, diría yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arald, no pretenderás que follemos si no nos apetece. Es la diferencia entre hombres y mujeres, que nosotras tenemos criterio. Por eso podemos elegir. Que parece que vosotros estáis dispuestos siempre sea quien sea el contrario. En cualquier caso, llevar unos calzoncillos nuevitos si intuye que puede haber tema, no supone un gran trabajo. Lo peor que puede pasar es que se vuelvan al cajón hasta la próxima vez. Lo de no tener ni idea...es un poco hacerse los tontos.

      Eliminar
  10. Que buena manera de comenzar la mañana! que risas
    "...los tambores de Jumanji!!!"
    "Me parece una costumbre muy sana estrenar ropa interior a la vez que estrenas pene." Sanísima, oye. Megadeacuerdo contigo"
    Totalmente deacuerdo y que manera mas franca de decirlo, me encanta como escribes.
    Y bueno el momento madre me ha hecho abrir los ojos como platos porque pensaba que era a la única que le pasaba. Que rabiaaaa! cuando vivía con ella le había pasado dos o tres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los piropos. Aquí estamos sacando a la luz nuevos datos sobre la maternidad que nadie conocía. El robo de bragas. Deberíamos llamar a antena 3.

      Eliminar
  11. ¿Será cosa de todas las madres? la mía hace lo mismo, pero con la bragas negras, creía que era la única persona del mundo que le pasaba.
    Son las únicas a las que tengo que poner marca, además que encima me lo discutia.
    Paciencia o haz lo que he terminado por hacer: lavarme a mano la ropa interior y dejarla secando en el radiador, o comprar una bolsa de esas para ropa delicada y meter lo mio dentro, así se fija y se convence.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiiiii! Encima discuten!!! Te ves ahí peleandote por lo más intimo que tienes! Es como si intentara convencerte de que tu novio es suyo!!

      Eliminar
  12. Cómo te comprendo. A mí me traumatiza mucho, como dicen por ahí arriba, cuando se ponen mi ropa. Y ya si es ropa interior me da un yuyu. Y me ha pasado, eh... algo similar, pero igual peor, de lo que no daré detalles para que durmáis tranquilas xDDDD

    Madres, ¿hasta cuándo podremos soportar? :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arghhhhh! Estaban usadas? Arghhhhhh!!!

      Eliminar
    2. Es que lo de la ropa interior da yuyu. En mi casa es que nunca hemos sido muy escrupulosos con esas cosas. Por ejemplo antes usabamos todos la misma toalla de ducha. Hasta que un día me di cuenta de que aquello no molaba y me agencié la mia propia. No sé, las familias son un mundo extraño y aparte.

      Eliminar
  13. Mi madre y yo gastamos la misma talla en todo: sujetadores, bragas, camisetas, pantalones... Y poco a poco hasta en zapatos gracias a un extraordinario suceso que parece estar encogiéndome el pie de nuevo a la 37.

    Pero las dos nos fijábamos en lo que cogíamos del tendedero.

    Eso sí, cuando mi hermano estaba hiperflaquito alguna que otra vez se puso mis vaqueros y me dejó marcado el paquete para toda la vida. ¡Hasta mis lentillas se puso y eso que mi bote era de color fucsia y el suyo blanco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo de las lentillas lo hizo mi hermano tambien...que asquito. Es que no hay que hacer un master para saber cual es tu ropa. Mi madre me coge lo que le da la gana del ropero y luego intenta convencerme de que es suyo. Me indigna de una manera espectacular, porque ella tiene el triple de ropa que yo! Y encima me roba la mia!

      Eliminar
  14. Yo no tengo estos problemas....

    La ropa interior se compra, se usa una (Y SOLO UNA) vez y se tira, lo mismo gayumbos que calcetoides....

    ResponderEliminar
  15. Pobres bragas ya condenadas para toda su vida. Una lástima, sobre todo por el pastizal. Yo creo que deberías regalárselas, que está claro que le han molado.
    Algún día encontrarás otras y esas sí que ls tendrás que lavar y secar a escondidas :P

    ResponderEliminar
  16. Anonadada me quedo al comprobar que se repiten los mismos patrones de conducta de manera sistemática!
    A mí me pasa eso con las bragas pero curiosamente, soy YO la que se confunde!!! eso sí, en mi defensa diré que sólo, a veces, y con las de "diario" porque como tenemos la misma talla, en ocasiones si vemos unas monas a buen precio, compramos para las dos XD.

    ResponderEliminar
  17. Uf, qué corte de copla.
    Y eso ya no hay forma de arreglarlo.
    No te queda otra que dárselas. Total, ya te las ha quitado para siempre jamás.

    ResponderEliminar
  18. Pues debo ser de las pocas afortunadas a las que su madre no ha "robado" la ropa interior xDDD

    Para cabrearte si siempre te hace lo mismo, pero nena, lo cuentas de una forma, que me parto!!

    Besos ^_^

    ResponderEliminar
  19. Mi madre hasta se ha comprado a veces las mismas bragas/camisetas/vestidos después de vérmelos a mí. Por suerte, vivo lejos y no se mezclan, pero cada vez que voy, toca andar con cuidado sobre adónde se va cada cosa.

    Claro, que la talla ayuda. Pero no, no os penéis... Mi madre gasta menos talla que yo.

    Y lo peor era lo de los calcetines y mi hermano. Yo gasto un 35. Él un 43. Y si mis calcetines acababan en su armario, ya me podía ir despidiendo de ellos, que él se los ponía no matter what y claro, para cuando regresaban a su legítima dueña (yo), me sobraban por todos los lados.

    ResponderEliminar
  20. Eso es hasta que te pase lo contrario.
    Que buscas desesperadamente una bragas para un anoche especial y...
    -Lo siento mamá las llevo yo. Es que tu tienes pelas y yo no.:)
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Lo que me he podido reir...Qué grande el post!

    Un beso!

    Mali.

    ResponderEliminar
  22. Hola. He llegado hasta aquí ya no sé desde dónde, pero me gusta cómo escribes. Me ha hecho mucha gracia este post. Te sigo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Yo lo de la ropa interior nueva cuando sospecho que hay posibilidades también lo hago. Creía que era manía mía, fíjate.

    ResponderEliminar
  24. Me has traumatizado.

    Esto me recuerda a una vez que pasé unos días en casa de una amiga. Doblado la ropa, mi amiga cogió unas bragas mías y dijo toda convencida que eran suyas de "fresitas" y yo le dije que no, que era mías y que no eran fresas sino corazones, uno verde y otro rosita. Al final me quedé con la duda de si se quería quedar con mis bragas... qué fuerte...

    ResponderEliminar