lunes, 3 de septiembre de 2012

Los motivos de los animales.


Los animales están en el mundo por sus propios motivos,
no fueron hechos para el hombre
así como el negro no fue hecho para el blanco
ni la mujer para el hombre.
Alice Walker.



La ciudad de P es la ciudad de los perroflautas. El sueño perroflautico. Perroflautilandia. Personalmente no tengo nada en contra de ellos pero tras mucho observarlos y pensar, he descubierto que hay algo de ellos que si que me gusta mucho. Y no es la flauta, es el perro. Me he dado cuenta de que los perros de los hippys tienen siempre una expresión de felicidad. Son perros sanos, satisfechos, felices. Aunque vivan en la calle, aunque tengan pulgas, aunque no estén vacunados (ojo, no todos los perroflautas son vagabundos ni todos sus perros van sin vacunas).

Y eso me ha llevado a una reflexión sobre nuestra percepción de los animales.

Es extraño como, viviendo en un país que pertenece a europa, nuestras estadisticas sobre el abandono de animales destroza cualquier comparación con las europeas. De hecho, puede que esto os sorprenda, pero hay muchos perros españoles que son adoptados en países como Suecia, Finlandia, Alemania...qué lleva a estas personas a adoptar (con el gasto que supone) en un país tan lejano? Pues que allí no pueden. Porque no hay tantos perros abandonados. Y por qué aquí las perreras se desbordan, los voluntarios pierden la fe en la humanidad, por qué hay perros atropellados en las carreteras, etc? Pues hay muchas razones. Primero, la cria indiscriminada. Entiendo que si tú te gastas 600 euros en un perro de raza, te parezca que cruzarlo con otro perro de raza y tener varios cachorritos que vendas por otros 600 euros te parezca un negocio redondo. Lo es. Sin embargo, es eso moralmente correcto? Las razones por las que está mal criar las he nombrado muchas veces:

- Primero, no todo el mundo tiene unas condiciones adecuadas para cruzar animales. Las enfermedades genéticas de los perros de raza son atroces y cada vez más presentes, comprar un perro de raza (y por lo tanto traerlo al mundo sin ciertos conocimientos, y a veces ni los conocimientos ayudan) es comprar en un 80% de posibilidades un perro enfermo. Y un perro enfermo implica muchas visitas al veterinario, muchas incomodidades y mucho gasto de dinero. Y, lo que nunca pensamos, implica un sufrimiento para el animal (por supuesto esto nos parece secundario siempre que sea bonito, un perro bonito pero enfermo parece que compensa).

- Segundo, cada perro que nace y encuentra casa le quita una posibilidad de encontrar casa a uno que ya vive, existe y sufre en alguna perrera. Perros de todas las edades, colores y razas languidecen en perreras sufriendo la irresponsabilidad de sus dueños. Perros perfectamente válidos. No son artículos de segunda mano, son seres vivos que quizá no puedas elegir a la carta (aunque cada vez hay más perros de raza en las perreras, por lo que no significa nada) pero que harán de perro igual o mejor que un cachorrito brand new. Al fin y al cabo tus padres no pudieron elegirte a la carta y aún así te quieren.

- Tercero, la biología de tu perro no te pertenece. Podrás decirme que no, que no puede decirte que quiere ser madre pero tampoco puede decirte que no quiere serlo. Es verdad, como no le podemos preguntar apliquemos las dos razones anteriores. De lo que estoy segura es de que si tu perra quisiera ser madre no quería serlo ni para que te enriquecieras ni para que dieras sus cachorros a gente extraña ni para que acabaran en la perrera ni para que los abandonaran en un contenedor, etc.

Estas razones las he tenido siempre muy claras, tan claras, que he dedicado mucho tiempo a averiguar por qué no la ven tan claras el resto de mis congéneres. Y es aquí, dónde me han ayudado mis amiguitos desconocidos los perroflautas.

Lo más importante que deberiamos cambiar es nuestra percepción de los animales. Tenemos una sociedad que gira y se sostiene en torno a la idea de que los animales son nuestros esclavos. Los mantenemos presos para todo, para alimentarnos, para verlos saltar en piscinas haciendo payasadas, para vestirnos, para tener compañía en casa. Nunca nos paramos a pensar que les estamos imponiendo nuestro criterio. Hemos decidido unilateralmente que ellos no tienen capacidad de criterio. Y resulta que si que la tienen. Tienen exactamente la misma capacidad de criterio que nosotros. Lo que pasa es que lo aplican en su propio beneficio, es decir, vivir, cumplir sus etapas fisiológicas y morir. Imaginad por un momento que sois una vaca, un perro, un delfín, el canario de vuestro abuelo. Imaginad que nada más nacer te meten en una jaula y explotan tu cuerpo y tu realidad a beneficio de otros. Por qué nos parece atroz si fueramos nosotros y somos tan insensibles a su realidad?

Y no voy a entrar en los animales de abasto porque es otro tema más complicado pero centrémonos en los perros, que es un animal que da la pata y pone ojitos y obedece órdenes y por lo tanto es más fácil que nos identifiquemos con él. Qué lleva a una familia a la que ha pertenecido desde cachorro a abandonar a su perra ya vieja, con una sarna demodécica (que no se transmite a los humanos) bestial, con las uñas como las tiene este animal, a dejarlo en la perrera? Pues muy simple, que no lo consideran un igual. Lo consideran un juguete, un objeto, una posesión. Y pienso seriamente que pagar por ellos influye en esta percepción de posesión. Si he pagado por él, es mío, no?

Y eso es lo primero que tenemos que resetear. En cuanto entendamos que el perro es uno más de la familia, que está preso, que nadie le ha preguntado si quiere estar contigo y aún así está a tu lado y te defendería de cualquiera, cuando lo consideremos un verdadero ser vivo que siente, padece y tiene sus propias opiniones (perrunas o no, es capaz de pensar a su nivel de perro), cuando realmente lo valoremos como individuo y como especie, quizá empezamos a comprender por qué está mal lucrarse a su costa, por qué está mal no llevarlo al veterinario cuando enferma y por qué está mal abandonarle como quien se deshace de un zapato viejo.

Y por eso son felices los perros de los hippys. Porque los llevan a todos los lados, porque nunca les molesta su presencia, porque comparten su comida con ellos, porque los consideran verdaderos amigos.

Ahora probablemente me déis un montón de razones por las que opinais que criar no es tan terrible etc, sinceramente, podeis darmelas pero cualquiera que haya visto la realidad ni siquiera lo intentaría. Plantearos cuales son las verdaderas motivaciones detrás de la cria de animales de compañía, y si no son todas, necesariamente, un puntito egoistas y si no hay alternativas que satisfagan esas necesidades.

Y diréis: estamos en crisis! tenemos cosas más importantes de las que preocuparnos! Y los niños? Niños se mueren de hambre y no escribes sobre ellos! Y los viejos? Ya no hay respeto por los viejos! Y el paro? Y la pedofilia? Y la trata de blancas? Queridos, una injusticia nunca justifica otra. Esto está muy cerca y solo necesita un pequeño cambio de mentalidad, y eso, solo puede hacernos mejores personas, valoradlo.

Y los toros no dan la pata, no recogen el palo que les tiras. Pero eso no les hace menos merecedores de vivir ajenos al acoso, a la tortura, a la muerte sin más justificaciones que la "diversión" de unos pocos.

19 comentarios:

  1. En Europa a diferencia que aquí en españa. Para tener un perro sin esterilizar tienes que tener unos permisos especiales. Por eso no hay perros ni gatos.
    Vivo en una zona de Madrid donde se abandonan decenas y decenas de animales todos los veranos.
    Mi hijo ha llegado a ver como lanzaban un perro con el coche en marcha.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, han atajado el verdadero problema, la cria indiscriminada. Si de mí dependiera también establecería la esterilización por ley, y a quien quisiera criar le exigiría conseguir una licencia que costara tanto dinero como conocimientos sacarse. Y al que criara por su cuenta: multita. Y así además recaudaríamos dinerito a la vez que protegemos a los bichos.

      Eliminar
  2. El gran fallo es que la gente no "piensa" antes de comprar/adoptar un animal en los sacrificios que supone. Es decir, en Navidades al crío se le mete entre ceja y ceja que quiere un cachorro por Papá Noel... y se le regala un cachorro. Al mes, los niños se aburren "del juguete" y se tienen que ocupar sus padres... y cuando llegan las vacaciones, el "juguete" molesta... o cuando se ponen enfermos y requieren un gasto mayor...solución fácil (para alguien sin escrúpulos), el abandono.

    Creo que el primer paso, requiere que la gente que se compre un animal PIENSE realmente en las consecuencias de tenerlo... y en todos los sacrificios y valore si realmente está dispuesto a ello.

    Como tú dices, los animales no son juguetes, y tienen sentimientos... si alguien no es capaz de comprender que los animales se convierten en parte de la familia, no deberían tener ninguno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Niki, eso está claro que es así, pero...por qué? Es que la gente nace sin moral, sin corazón? Creo que es un problema social, no los consideran importantes, querer a tu perro y cuidarlo es la mayoría de las veces motivo de burla! A mí eso me parece que indica una crisis de valores muy profundamente arraigada.

      Eliminar
  3. No puedo estar más de acuerdo contigo. Siempre he sido muy "bichera", me encantan, me indigno muchísimo cuando hay injusticias contra ellos, por que no tienen voz para defenderse. Siempre he querido tener perro, mis padres se negaban en redondo, así que cuando ya tuve mi propia casa, mi chico y yo buscamos durante meses y meses en las webs de las protectoras un perrete al que nos adaptáramos nosotros, nuestro estilo de vida tenía que encajar con la personalidad del peludo.
    Después de muchos meses, encontramos un gordi estupendo, rellenamos un cuestionario y nos dieron el "apto" para adoptar, firmamos el contrato de adopción (una muy buena idea) y quedamos a mitad de camino con la pareja que lo tenía en acogida para que el cambio no fuera tan brusco y traumático para él.

    Estas navidades hará 4 años que está con nosotros y siempre diré que es uno más de nuestra familia, mi chico y yo. Hemos tenido la suerte también de que, superada la reticencia inicial, a nuestras familias les pasó lo mismo que a nosotros, se enamoraron de él y lo quieren muchísimo.

    Siete añazos que ha echo ya y todos tenemos su hueco guardado. Es de las mejores decisiones de mi vida :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que suerte tiene Perrote, :). En mi familia tampoco me han dejado nunca tener perro, siempr he tenido claro que en cuanto viva por mi cuenta será de las primeras cosas que haga!

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Mi perro va a postear esto en su muro de Facebook. Gracias por esta entrada ;)

    ResponderEliminar
  6. Siempre me ha parecido algo absurdo comprar un perro. En mi casa hemos tenido perro siempre y todos han sido "callejeros", eran perros que han vivido con nosotros hasta el mismo día de su muerte, eran perros que nos encontrabamos o que te regalaba alguien conocido porque su perrita habia tenido cachorros y a pesar de no ser "de marca" eran tan capaces como cualquier otro de darte su cariño y de recibir el tuyo.

    El anónimo.

    ResponderEliminar
  7. Tenía pendiente este post y me ha gustado mucho. Soy de la misma opinión y más después de haber vivido con mi bichito.

    ResponderEliminar
  8. En mi casa siempre han habido perros, y ahora, desde que vivimos en la montaña, también gatos, conejos, cabras, gallinas, pollitos, pavos reales, y hasta patos... parecíamos una granja!!

    Saludos!
    yapagalaluz.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Es flipante la facilidad con la que los animales se regalan como si fueran peluches. No puedo con eso.

    Y luego molestan, se ponen enfermos, cuestan dinero... pues a la basura, no?

    Me pongo mala con esto, de verdad.

    ResponderEliminar
  10. Ah, sí, y luego está la gente que te mira horrorizada cuando les dices que tu animal está esterilizado... yo hago verdaderos esfuerzos para explicarlo racionalmente y con calma... y me cuesta, de verdad, hay gente con la mente tan cerrada que no sé cómo hacerlo. Que pobrecitos, que y si me lo hicieran a mí, que...

    ARGH!!

    ResponderEliminar
  11. He querido adoptar tantas veces pero por condiciones de espacio y mamá odiadora de animales, no puedo aún.
    El unico perro que tuve lo di en adopcion por eso...
    Y me duelen tanto los animales, más cuando es toda una familia la que se pone de acuerdo para abandonar (o maltratar en algunos casos).
    si vienes a colombia te sorprenderías. Hay más perros en la calle que árboles.

    ResponderEliminar
  12. La gente abandona a los abuelos en verano, como para no abandonar a los perros que ni siquiera van a decir una palabra.

    Ya sabes que Eme es de raza y costó unos 600€. Mi ex la compró para críar con el suyo y vender a los cachorros. Durante estos años varias personas se han acercado a mí para cruzar a su perro con la mía o para interesarse en si vendo cachorros en algún momento del año. La respuesta siempre es NO.

    Desde que me regalaron a Eme hace 6 años absolutamente nadie del criadero se ha puesto en contacto conmigo. Ni un mail, ni una llamada, ni un sms preguntando "oye, ¿cómo está la perra?". Los venden y hala, ya no es cosa suya nunca más, como si usamos a los cachorros para hacer sopa. Un vendedor de animales nunca busca antecedentes, nunca mira si el dueño será responsable o no. Ahí manda el dinero y punto. En la adopción de las protectoras te miran hasta con lupa, hacen seguimiento, se responsabilizan del animal. Nunca vendería un cachorro porque la gente automáticamente considera que es suyo para hacer lo que quieran con él. Y yo no lo veo así.

    Además, con la que está cayendo... ¿quién me asegura que esos cachorros no serán abandonados? ¿O utilizados para la cría indiscriminada? Mi conciencia es incapaz de asumir eso y por eso mi perra no ha sido cruzada, ni lo será. Mi primer sueldo si consigo un curro pagará la operación que se asegure de ello.

    Y ella siempre estará conmigo, como las dos deseamos. De hecho hace años que intento comprar ropa, cosas de casa, todo lo posible, en tiendas donde me dejen ir con ella.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por el post. Colaboro con una protectora de Granada. ¡Si yo te contara...!

    ResponderEliminar
  14. Lo gracioso es que cada uno de los argumenos que esgrimes son perfectamente trasladables a los humanos y sin embargo no criticarias a alguien que le da por parir, en lugar de adoptar, aunque vaya a trasladarle problemas geneticos, haya superpoblacion y miles y miles de niños sin acceso a los derehos mas basicos

    Un poco hipocrita, no?

    ResponderEliminar
  15. Cielos, en el post tampoco ha hablado del hambre en el mundo. Ni de las violaciones en India. Ni de la crisis financiera. Ni de los desahucios. Ni de los muertos en ríadas.
    ¡Pétalo es una hija de puta que escoge un tema y solo habla de ese tema! ¡Hipócrita! ¡Cabrona! ¡Cómo se te ocurre no hablar de cualquier otra cosa que no esté relacionada!

    ResponderEliminar