lunes, 26 de noviembre de 2012

In the middle

A veces me sorprendo al acordarme pero lo cierto es que yo, Pe, tengo un padre. También tengo una madre, pero eso no me sorprende tanto porque la veo todos los días. La cuestión es que ya hace casi año y medio que mi madre lo mandó al peo. Yo siempre pensé que mis padres iban a ser de los que no se divorciaban. Pensaba que mi madre era de las que aguantaban y que mi padre no era de los infieles.  Supongo que a todos nos pasa. En fin, tampoco es que sean importantes los motivos por los que se divorciaron, pero si debo señalar que fue mi madre la que tomó la decisión y la que hizo todo lo posible por no tomarla. Pero cuando la tomó, y es algo que admiro mucho de ella, la tomó con todas las consecuencias. Dijo "hasta aquí". Y "hasta aquí" fue.

Estableció en el calendario el día que se iría de casa y ese día hizo las maletas y se fue, y allí nos quedamos los tres, mirándonos las caras. Era agosto y dos días antes habíamos celebrado mi cumpleaños como una familia. Y a partir de ese día comprendí el significado de "estar en medio". Mi hermano se piró a Madrid porque estudia allí y aquí me quedé yo porque soy una pringada que no puede escapar.

En fin, como digo, ya hace casi un año y medio de eso. Durante ese tiempo mi madre y mi padre han mantenido el contacto justo y necesario, sobre todo para temas logisticos divorciisticos y ya hace más de seis meses que están oficialmente divorciados. Sin embargo mi padre como que no lo pilla. Me habla más ahora por wasap que cuando vivíamos juntos. No me importaría si fuera para interesarse por mí, su hija primogénita, pero la mayoría de veces lo único que pretende es cotillear sobre mi madre. Tenemos desde el "cómo está mamá?" al "con quién ha salido?". Y pasando SIEMPRE SIEMPRE por el "dale un beso muy grande a mamá y dile que la quiero mucho". Sinceramente, estoy HASTA EL PENE de tanta chorrada. Hace siglos que se largó de casa porque tú pensaste que no iba en serio. Hace siglos que se gastó una pasta para estar desvinculada de ti legalmente. No te llama, te ha dicho por activa y por pasiva que no quiere ser tu amiga y ella NO TE MANDA BESOS a tí. No sé, por qué tengo que aguantar yo estos rollos?

La última moda es intentar pasar por nuestra casa con cualquier excusa. Que a mí me da igual porque es mi padre pero mi madre no quiere que eso pase bajo ningún concepto. Y creo que está en su derecho. Pues nada, ahora todo es "ya no necesitas tal cosa que te presté? vale, pues dime cuando puedo ir a buscarlo". Oye, se ha vuelto súper solicito si el tema le permite pasar "casualmente" por aquí. Y "dale a mamá un beso de mi parte". Coño ya con los besos. El otro día incluso me preguntó: "le estás dando a mamá mis besos? ella no te manda nada para mí?". Estuve a puntito a puntito de decirle algo del tipo: "pues mira no, pasa millas". Pero joder, es mi padre. Me pone en una situación de cortarle el rollo que no me gusta nada. Al final le dije que ella le mandaba saludos. Pero en realidad lo que hace es poner los ojos en blanco.

Pero joder, yo soy HIJA de los dos. HIJA, no recadera. Y él se piensa que a traves de mi tiene alguna especie de aliada y lo único que hago es intentar que no me precipite al momento en el que le tenga que pegar cuatro gritos y ponerlo en la tierra. Porque sé que voy a quedar de borde y descastada.

Pero lo está pidiendo a gritos.

12 comentarios:

  1. Sí que lo está pidiendo a gritos. Yo intentaría decirle suavemente que pare con el tema antes de soltarle una bordería, pero me imagino que llevas meses intentándolo y nada.

    Así que...

    ResponderEliminar
  2. Terrible, es terrible, que te pillen en medio estas movidas entre padres, y no hay manera de escabullirse, coñe!!! porque un día te hartas, pegas 4 chillidos y piensas que lo has dejado todo claro y al día siguiente, vuelta a comenzar.
    No sabes cómo te comprendo.
    Ánimo, Pe :3

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Esto solo lo entendemos los que lo sufrimos... mi padre todavía se cree que mi madre le guarda ausencias y que esta deseando volver con él, cuando solo de pensarlo a mi madre le da la risa.

    Si quiere volver con ella que se lo diga claramente, que lo hablen o que tu madre le tire un vaso de agua a la cabeza para ver si despierta, pero yo uso la opción de mi hermano: si quieres algo con ella, la llamas y si no te coge, ve aprendiendote el mesaje.

    ResponderEliminar
  4. ay pero al menos se separaron. Es peor estar en tu lugar, cuando efectivamente aún viven juntos

    ResponderEliminar
  5. Creo que has dicho una frase importante y que deberías decírsela a él.
    Que eres su hija y no su recadera. Que te interesa mucho las cosas que te diga a tí, que te gusta que se interese por tí y que eres muy feliz cuando te quiere ver a tí.
    Que el resto te interesa menos. A lo mejor así le queda claro.
    Es complicada tu situación la verdad.
    Besazo

    ResponderEliminar
  6. Pues yo se lo diria clarito antes de que se lo digas mal.
    Lo hice con mis padres al principio de separarse y funciono.
    Mas vale una vez colorada que ciento amarillo.

    ResponderEliminar
  7. Pues menos mal que os coge con entendederas...

    ResponderEliminar
  8. Estoy con Celia, si ya es suficientemente chungo que se separen, que te tenga en medio como recadera y para sonsacarte cosas de tu madre...

    Díselo, claramente antes de que te pongas en plan "niña del exorcista" salgan sapos y culebras de tu boca. Que deje de usarte, que es tu padre, no tu amigo para que esté en ese plan contigo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. No mola nada cuando ves a esos adultos a los que deberías de admirar comportarse como niños y teniéndoles que dar lecciones de madurez, que estás como la amiga común que media entre una pareja de quinceañeros que han roto. Creo que deberías decirle lo que piensas de algún modo, no sé si cortante, pero decirlo, que muchas veces lo más simple y lo más sencillo no es fácil de ver para algunas personas y hay que enseñar el camino.

    Mucha suerte con el tema

    ResponderEliminar
  10. Uff, debe ser muy duro,. Quizás deberías hablar con él, de forma suave, antes de que un día explotes de peor forma. Besos

    ResponderEliminar
  11. Me sumo a lo que comentan arriba, de que te armes de paciencia y vayas diciéndole las cosas de manera asertiva antes de explotar. Ánimo! :D

    ResponderEliminar
  12. Pues es lo peor, estar en medio de dos padres separados, y que te tomen de recadera, yo que tu se lo digo a mi padre, y joder.. que haga su vida y siga para adelante y que contigo hable de el, de ti y de sus cosas... ponele el punto final como lo hizo tu mama.. y listo...
    Saludos muy bueno el sitio

    ResponderEliminar