lunes, 19 de noviembre de 2012

Suicidios

¿Sabéis cuando alguien se suicida y todo el mundo dice "vaya, ojalá hubiera sabido que estaba tan mal, que necesitaba ayuda, ojalá hubiera podido tenderle una mano"?

Pues he estado pensando y creo que esa gente no pide ayuda porque sabe que es inútil. Porque la mayoría de las veces cuando pides ayuda lo único que encuentras es a alguien que entiende que la manera de animarte es quitarle importancia a tus problemas. Y no sé en qué te puede ayudar que además de estar hundido en la mierda te sientas estúpido por sentirte hundido en la mierda o estúpido por haberle abierto tu corazón a alguien que no entiende que estás hundido en la mierda. Y esa sensación de soledad descarnada es casi que un empujoncito certero al suicidio.

Y me pregunto, si yo misma a veces le grito al mundo pidiendo ayuda con todas sus letras, tan específica e inespecíficamente como puedo, y lo único que obtengo es "no pasa nada"...la gente que esté verdaderamente mal...¿qué ayuda puede obtener? Incluso a veces, cuando haces mención al suicidio, lo que obtienes son cosas como "no digas eso ni en broma". ¿Qué tipo de señales hay que emitir?

¿Qué pensáis? Cuando alguien está tan asquerosamente deprimido como para plantearse quitarse de en medio, ¿somos capaces minimamente de darnos cuenta, de actuar de alguna manera que pueda evitar ese desenlace? ¿Son esas personas ayudables? ¿O estamos cegados por fantasías de "todo se arreglará" "podría ser peor", "no estás tan mal"? No entender las implicaciones de un problema no significan que este no exista, ¿no?

PD: No queridos, no me quiero suicidar, es solo una reflexión, un debate. No hay un trasfondo oculto.

23 comentarios:

  1. Creo que estamos en una espiral de egoísmo tan grande que no somos capaces de preocuparnos por "el vecino" aunque éste se escriba "voy a matarme" en la frente.
    Harta de "sí, yo también oía los gritos", cuando salen vecinos hablando tras el asesinato de una mujer que sufría violencia de género.
    El mundo da asco, la gente da asco.

    P.D. Estoy muy positiva hoy, se me nota

    ResponderEliminar
  2. Discrepo. Para mí es una cuestión de diferente perspectiva. Sí que es verdad que se usan frases cliché, y que probablemente por ser tan tópicas no ayuden nada. No todo el mundo está preparado para confrontar un "me quiero suicidar" con un "bien, ¿y qué obtienes con ello?". No es gente que no quiera ayudar, muchas veces no sabe cómo hacerlo.
    Cada uno está tan sujeto a la propia realidad de su ego, que colisionan siempre. Choque de diferentes "realidades". Quién lo iba a decir si todo le iba estupendamente; mi vida es una mierda, no tengo ganas de vivir; parecía una persona amable y sin problemas; mis problemas me hunden, siento que no puedo... y así el bucle hasta el infinito.

    En fin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preséntate a algo que te voto, Bio.

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo... y por ahí leí alguna vez que los suicidios suelen ser muy silenciosos, la persona no manifiesta en absoluto lo mal que se siente y puede ser cualquier cosa, como una discusión con un amigo o algo pequeño el detonante para todo lo que venía ahi guardado...es una realidad tristes, pero cierta!

      Eliminar
  3. Tengo un amigo psicologo que dice que el 90% de los suicidas no avisan, su familia, sus amigos saben que está deprimido o le pasa algo, pero muchas veces ellos mismos le quitan importancia, si alguien avisa es muy probable que sea una forma de pedir ayuda.
    El suicidio es de esas cosas que presentan ambivalencias en todo el mundo, hay quien dice que hay que ser valiente y quien dice que hay que ser cobarde.
    Independientemente creo que quienes se quedan realmente mal son las personas que les quieren: sus padres, sus hijos, su pareja y amigos más cercanos, siempre se van a quedar con la sensación de que podrian haber hecho algo más o que es culpa de ellos.
    El suicidio tiene tantisimos matices y tantos grados, que es imposible hacerte una idea.
    Madre, me ha salido un testamento

    ResponderEliminar
  4. Hola Pe.

    Un post increíblemente interesante.

    Te cuento que normalmente, nadie que no sea un profesional está preparado para ayudar a una persona que quiere quitarse la vida. Es como si yo ahora voy a tomar un café contigo, te cuento mis problemas y te digo que siento que la vida no merece la pena y me quiero quitar del medio. Tú puedes escucharme (sin quitarle importancia, por supuesto) pero para conseguir que cambie de idea se necesita algo más que buena voluntad (desde mi punto de vista).

    Por eso, cuando yo veo a alguien mal (que no solo es tristeza, a veces es ansiedad, a veces es miedo) yo siempre les digo que busquen ayuda. Que no tienen que pasar por ahí solos, que hay profesionales que han dedicado una carrera profesional a entender su situación y a dominar las herramientas para superarla. Y si hay que tomar alguna pastilla al principio para salir de la espiral de pena, se toma. Pero siempre hay que buscar la raíz del problema, y a veces los amigos somos parte de la raíz...

    Es un tema complejo, eh? Hasta comentando me salen subtemas!

    un día con un café hablamos de esto!

    ResponderEliminar
  5. excelente post... es muy cierto lo que planteas... creo que llegar al extremo de quitarse la vida es una decision muy dificil y que se toma cuando una ya no encuentra ninguna salida a sus problemas o fantasmas personales y nunca nadie puede estar realmente en los zapatos y en la cabeza de otra persona para poder comprender el peso que esa persona siente con esos problemas y como bien tu dices la ayuda siempre trata de minimizar los problemas pero la persona se va con esa misma sensacion de q todo esta perdido

    ResponderEliminar
  6. Yo no soy si lo cuentas a alguien te matare19 de noviembre de 2012, 20:29

    Quitarse de en medio, si has llegado al punto en el que tienes ese pensamiento en la cabeza, no es nada dificil, es lo más fácil del mundo en ese momento, te tientes tan mal que te resulta mucho más dificil seguir viviendo, cada minuto de vida te pesa e intentas por todos los medios quitarte la idea de la cabeza pero no puedes, piensas en tu madre, piensas en los demás sin ti a ver si la pena que ellos puedan sentir cuando no estés te amarra a soportar seguir viviendo, te imaginas tu entierro, lo tristes que estarán, que no puedes hacerles eso a ver si consigues convencerte a ti misma de vivir, lo visualizas todo en tu mente y nada te hace cambiar de idea por mucho que lo intentas..Y aun así, aun así te pesa tanto la vida que no puedes soportarla y te asomas a la ventana, y ves que no tienes miedo, y apagas la luz y te sientas al borde de la ventana mirando abajo a la oscuridad, y buscas en internet maneras de quitarte de en medio, y ves que no tienes miedo, ningun miedo a morirte, lo que te da miedo es vivir. Buscas todo el dia como desesperada cosas que te anclen a la vida y no encuentras, y resistes como puedes a ver si llegas con vida al dia siguiente. Hasta que llega un momento en el quw encuentras que tú no puedes hacerle eso a las personas que te quieren y tienes que sobrevivir como sea por ellos, o llega un momento en que lo haces...No hay más. No buscas ayuda en sí porque piensas ¿a qué te van a ayudar?¿alguien puede ayudarte a soportar una vida que no quieres?. No hablaba con nadie y me sentía invisible porque mientras yo averiguaba como morirme mi madre hablaba de qué hacer ese dia de comer, no entendía por qué era tan invisible. La gente piensa que cuando alguien se quiere suicidar y dice algo sobre el tema es para llamar la atención, y para nada, en ese momento en lo que estás es en una búsqueda desesperada por buscar algo que te haga vivir, y puedes ser capaz de contarlo a ver si otra persona tiene alguna opción que tu no hayas considerado. Alguna amiga supo que yo lo pensaba, me amenazó, me dijo que o llamaba a alguien en ese momento o ella llamaba a una ambulancia. A la segunda vez me amenazó con que no iba a mantener más mi secreto, y eso si funcionó, porque si hay algo que no soportes en ese momento, es que tu familia lo sepa, te aislas, y que se cree un nexo entre lo que piensas y el resto de tu realidad no quieres que ocurra, quieres un salto de tu mundo a la nada, y no soportas que en medio de eso se desmantele tu mundo al unirse a la realidad..

    ResponderEliminar
  7. .Así que antes de que ella dijera nada, estaba en mi habitación y empecé a gritar y llorar que por qué era imvisible, que por qué nadie me veía...Y después todo fue muy dificil, muchas veces volví a sentir que no quería vivir, pero tuve ayuda profesional, y lo pasé muy mal pero pensaba: vamos a intentarlo, que la opción de quitarse de en medio queda siempre. Luego llegó un perro a mi vida y fue mi ancla definitiva: le prometí que nadie volvería a abandonarle. La ayuda la tuve que pedir yo misma, y nunca entenderé por qué nadie se deba cuenta de mi sufrimiento, de que no hablaba con nadie, de que dejé de ver a mis amigos, de llamar...Pero cuando no tienes noticias de alguien piensas que está bien, que mientras no te diga que está mal no lo está,como vas a pensar que lo que está haciendo es intentar ver como se quita de en medio sin decir nada a nadie. Mi familia jamás sabrá esto, no quiero que lo sepan nunca. Pero ahora, mil veces, me miro al espejo y sonrío y pienso "menos mal", menos mal que no lo hice. Y cuando algo me sale mal pienso: pero mañana puedo intentarlo de nuevo, poque sigo viva. Así lo vivi yo, pero no se como lo vivirán otras personas. No quiero volver nunca a sentir un sufrimiento así porque es tan insoportable que es que no puedes vivir con él, o te quitas de en medio o te ayudas de todo lo que sea, no es algo soportable que pueda esperar a ver si las cosas van mejor. Ni siquiera vale con un solo profesional, yo necesité varios. Pero no me arrpiento de nada de esto, ni pienso que deba darle pena a nadie contándolo ni lo h hecho porque aprendí muchísimo, muchísimo, doy mucho más valor a las cosas desde entonces y las veo diferente, y han cambiado las cosas importantes para mi... y ahora mi vida es muchísimo mejor gracias a todo esto. ¿Por qué estás pensando en este tema? Chiquito rollo largo he soltado XD

    ResponderEliminar
  8. Estoy de acuerdo con Miriam, la gente "de la calle" no está preparada para afrontar una problemática como es la ideación suicida, y lo único que pueden hacer es quitarle importancia.

    Si alguien siente deseos de quitarse la vida, debería buscar ayuda profesional, aunque no deja de ser un tema complejo, pero los psicólogos tienen muchos más recursos para ayudar a estas personas. Piensa que muchas veces los pensamientos de suicidio y de muerte son un síntoma asociado a otro trastorno (normalmente a depresión grave), y el psicólogo es capaz de reconocer eso e incidir sobre el trastorno en global, para que la persona esté mejor. A veces hasta la medicación puede ayudar. (Yo misma soy estudiante de último año de psicología).

    ResponderEliminar
  9. Yo creo que somos torpes para consolar, es una cosa muy difícil. Te puedo hablar de mi caso cuando falleció mi padre, la gente me decía "anímate", "sigue adelante". Como si solo el hecho de animarme mejorara la situación cuando lo cierto es que por sí mismo el pensamiento positivo es una patraña.

    Otra de las cosas que sucede es que a veces la gente triste solo necesita estar triste y sentir que tiene a alguien al lado mientras pasa el trago (como la gripe, te tienes que curar tú pero es más llevadera si alguien te hace mimitos mientras tiritas). Parece que está prohibido estar triste.

    En cuanto a los suicidios, cada caso es individual. En el portal de mi madre llevan 3 suicidios en 5 años y hay de todo: drogas, amores no correspondidos, hastío. Yo creo que si hubiera hablado con mis vecinos más no habría conseguido evitar el suicidio. De hehco ni siquiera aplazarlo porque cada uno hace con su vida lo que quiere.

    Jo, siento ser tan pesimista. Y yo soy de las que cree que la ayuda profesional sirve un montón, aunque el que vaya al psicólogo tiene que saber que está enfermo y tiene que querer que le ayuden :(

    (Y con esto acaba este comentario de "las penas de Patch"

    ResponderEliminar
  10. En general estamos de acuerdo en que no está directamente en la mano de cualquiera sacar del suicidio a nadie. Pero cuando yo hablo de ayudar, me refiero un poco a lo que ha dicho "yo no soy", al darnos cuenta de que realmente esa persona está mal y es capaz de lo que es capaz. La ayuda de la que yo hablo es simplemente el darnos cuenta, el comprender intimamente que esa persona está al límite. Esa sensación de invisibilidad, como ella ha dicho. No pretendo convertir a la gente en psicologos ni mucho menos depositar en ellos la responsabilidad de sacar a alguien de una depresión, pero...somos capaces de darnos cuenta de cuando alguien realmente está gritando pidiendo ayuda? Esa ayuda puede ser simplemente llamar, preocuparnos, avisar a su familia, gritar con ellos, pedir ayuda profesional.
    Y es la sensación que a mí a veces me invade a un nivel mucho menor, pero a veces veo que digo y repito y pido y abro mi corazón y no consigo transmitirle al otro que mi situación es tan mala que no puedo animarme simplemente porque si. Y yo no me planteo el suicidio pero si me lo planteara y se diera esta situación, la propia situación en si de encima sentirme invisible acabaría precipitando la decisión.

    ResponderEliminar
  11. Lo mejor que puedes hacer cuando alguien está sufriendo tanto como para plantearse el suicidio es escucharle y hacerle sentir lo importante, útil, necesario y vital que es en la vida de quienes le rodean, reforzar en él un vínculo de compromiso por el cual continúe luchando y se sobreponga al dolor que siente.

    No obstante, tal como se ha comentado aquí, si esa persona ha escogido suicidarse, experimentará lo que en psicología denominamos "angelismo", una etapa de aparente mejoría en la que ocultará sus intenciones a los demás y estará tranquilo porque ya ha tomado una decisión. Evitar la muerte, sea voluntaria o accidental, no siempre es posible.

    ResponderEliminar
  12. Mi experiencia, poquísima, me dice que cuando alguien decide suicidarse no hay cambio posible. Mientras lo piensa sí, pero con un profesional.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Pero yo veo esos bajones de ánimo tan graves como lo de las personas que tienen un cuerpo estupendo y se ven gordas, que por mucho que les digas que las cosas no son como ellos las ven, mientras no quieran o no puedan darse cuenta ellos mismos no lograrán solución.

    Tu puedes dar tu apoyo, pero si esa persona no quiere salir adelante, no saldrá adelante. Y lo digo por experiencias propias y ajenas de bajones brutales.

    Y también influye la capacidad de abrirse a los demás y contar lo que preocupa. No todo el mundo vale, porque habrá gente que no pueda entender lo que pasa y no pueda ayudar mucho, pero hay que compartir más las cosas. Sé de mucha gente que de cara al público parece super happy de la vida y luego rastreas un poco y tienen unos disgustos terribles, pero no quieren compartirlos por no parecer tristes o débiles, que dicen que a la gente no le interesan los problemas de uno.

    Un tema que se reduce a una mayor necesidad de comunicación, de sentirse un poco más querido y que te haga ver que las cosas que parecían insalvables son chorradas en su mayoría.

    ResponderEliminar
  14. Supongo que alguien que decide quitarse de en medio lo hace porque se siente realmente vacío. Ya no le queda nada. Ni ilusión, ni ganas de buscar una motivación.
    Cuando a una persona sólo le queda el desierto ¿Para qué seguir por aquí? La arena se lo traga todo; las palabras de ánimo, las risas, las buenas intenciones...

    Sí, posiblemente un psicólogo podrá ayudarte y un psiquiatra medicarte hasta convertirte en alguno de los internos del centro de Alguien voló sobre el nido del cuco. Quién sabe, todo puede pasar.

    ResponderEliminar
  15. Oh, el anónimo lo ha explicado genial. Y a mí que siempre me ha llamado la atención el desierto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uys, tal y como lo he dicho parece que me llama la atención el suicidio. Pero no, era un comentario literal. Me encantaría ir algún día al desierto.

      Eliminar
  16. Yo creo que sí estamos preparados para ayudar, a lo mejor no explícitamente, pero siempre podemos hacer algo por alegrarle la vida a los demás ¡y a nosotros mismos! A veces con sonreirle a un desconocido en la calle le animas la mañana, no somos conscientes de nuestro propio potencial.
    Y es cierto que hay mucho egoísmo y mucha cobardía. Mi padre pidió ayuda explícitamente a varias personas y sólo consiguió respuestas que venían a decir "que cada palo aguante su vela". Al final, se quitó de enmedio.

    ResponderEliminar
  17. Hoy mi hermano hubiera cumplido 35 años, y digo "hubiera" porque ya no puede cumplirlos, se suicidó hace casi 5 años, 20 días después de cumplir los 30.
    Con una esquizofrenia diagnosticada, se empeñaba en vivir solo, y nosotros, la familia, amparados en que como mi madre vive a 400 metros y mi casa estaba a menos de 100 de la suya, pensábamos que si le pasaba algo, pediría ayuda.
    A veces venía y me contaba que había ido a visitar al psicólogo o al psiquiatra (los veía a los dos) y que le habían cambiado la medicación. Cuando la policía nos dejó entrar a recoger su casa nos encontramos con que no había ni una puñetera caja de aspirinas, todo era mentira, no sacaba ninguna de las cajas de medicación que le recetaban los profesionales. Pero una persona que es coherente, que es inteligentísima y que te lo cuenta todo con tantos pelos y señales que te lo tienes que creer, ¿cómo vas a pensar que está pensando hacer algo así?
    Se suicidó un viernes de madrugada, el miércoles, mi pareja y yo estuvimos en su casa, fuimos a verle porque llevábamos toda una semana sin verle pasar arriba y abajo con su coche, como siempre. Nos dijo que estaba con gastroenteritis y que no nos preocupáramos y nos los creímos. Menos de 2 días después había colgado su cuerpo de la rama de un árbol.
    El psicólogo al que yo iba por aquel entonces, que no era el mismo que el suyo, me dijo que no debíamos culparnos, que nadie hubiera podido hacer nada por él. Cuando una decisión así está tomada, sólo él hubiera podido echarse atrás o pedir ayuda.
    Siempre hay preguntas sin responder, siempre te culpas, a mi aún me pitan los oídos cuando me acuerdo de la llamada de mi padrastro diciéndome, Ana, tu hermano se ha suicidado. Después de su marcha, yo tambień lo estuve pensando un tiempo, vi que era muy muy fácil marcharse. Al final cambién de opinión y hoy en día, embarazada de 7 meses no me lo planteo, pero sé y acepto que el suicidio, la mayoría de las veces no es una cobardía, es un paso adelante de valientes, porque hay que tener mucho valor para subirse a un taburete y ponerse una soga al cuello, o saltar hacia el vacío, o tomarse ua caja de pastillas. Nunca acabaremos de comprender lo que pasa por la cabeza de un suicida que lo consigue, porque ya no están aqui y no pueden explicárnoslo.
    Este es el caso de mi hermano, este es uno de los grandes vacíos de mi vida.
    Perdón por la parrafada, un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, y no hay nada que disculpar, me encantan las parrafadas, :). Siento mucho lo de tu hermano, debió de ser muy duro. Yo no considero que suicidarse sea una cobardía, para nada. Pero como siempre puedes hacerlo más adelante considero que vale la pena intentar vivir.

      Eliminar
    2. Pues ya no sufre. Puta mania de querer ir de martires y queriendo salvarles a todos(y puta mania catolica de ver mal el suicidio) cuando obligar a vivir a alguien a quien no le vale la pena es un acto de egoismo(por que te sientes mejor persona "ayudandole" o por como pueda afectar a tu vida el que no este)
      El suicidio deberia estar contemplado como un servicio de la seguridad social; es cruel obligar a vivir a alguien que no quiere hacerlo y habra a quien solo le detenga la culpabilidad catolica o el miedo a fallar y quedarse tullido o con fama de loco.

      Eliminar
  18. me quedé de piedra.
    Yo intenté suicidarme no una ni dos, sino tres veces hace cinco años, en media adolescencia. Y de experiencia te puedo decir que muchas veces no se emiten señales y es casi imperceptible que alguien esté severamente deprimido.
    Pero en cuanto a la gente, en mi caso, lo peor fue eso. La reacción de 'estas loca' o 'solo quieres llamar la atencion'... No todos estan preparados para ayudar, ni aun si es a alguien que les importa.

    ResponderEliminar